RECORRIDA EN MALDONADO

Lacalle Pou: “Abandonaron” a las personas más pobres

El candidato nacionalista visitó en Maldonado a vecinos realojados del asentamiento “El Placer”.

Luis Lacalle Pou y Enrique Antía. Foto: Enrique Antía
Luis Lacalle Pou y Enrique Antía. Foto: Enrique Antía

El asentamiento El Placer comenzó a formarse hace 60 años. Sobre una de las márgenes del arroyo Maldonado y al lado de los puentes de la Barra, llegó a tener 258 familias. En apenas cinco años la vida de aquellas personas cambió de manera radical y las 12 hectáreas que ocupaba El Placer se volvieron un parque urbano que se inaugurará en el próximo mes de diciembre.

Ayer el intendente de Maldonado, Enrique Antía, invitó al candidato nacionalista, Luis Lacalle Pou, a inaugurar parte de las nuevas viviendas que se levantaron para los ocupantes del antiguo asentamiento.

La comuna de Maldonado invirtió US$ 12 millones y no recibió apoyo financiero del gobierno central, según sostuvo el intendente Antía. El realojo implicó una ingeniería judicial y económica de largo aliento. Cada familia recibió un cedulón de desalojo y una alternativa habitacional cuya concreción se presentó en sociedad en la mañana de ayer.

Mario y su señora vivieron en el lugar durante más de 30 años. Su casa fue una de las últimas en ser derrumbadas. Ayer, entre lágrimas, dijeron ante el intendente y el candidato nacionalista que estaban ante un “cambio para bien” para ellos y toda su familia.

La Prioridad

Algunos técnicos de la Intendencia de Maldonado destacaron que la obra permite una solución habitacional y otra ambiental. Lacalle Pou aprovechó el planteo técnico para subrayar su línea de trabajo. “Yo le doy prioridad a la vivienda, a la relación de tenencia del lugar donde uno cuida y cría a su familia. Lo importante es que quienes no tengan una vivienda digna la tengan ”, dijo.

Durante gran parte de la mañana el candidato presidencial blanco recorrió la zona junto a su esposa, Lorena Ponce de León. Lacalle Pou recordó que la Intendencia de Maldonado asumió el problema como propio cuando no le correspondía.

“Las cosas hay que hacerlas y cuando no las hace el que corresponde, alguien las termina haciendo. Esto se hizo con un equipo multidisciplinario y la participación de los vecinos, aquí hay un proceso de muchos años y de cambio de vida”, dijo.

El candidato opinó que la experiencia en el asentamiento El Placer permite demostrar que “sí se puede desarrollar un plan de asentamiento cero”.

“Venir a Maldonado, entrar a las casas de los vecinos, nos indica que es posible y que hay un cambio de vida sustancial en las personas, lo que es el fin último de cualquier gobernante”, afirmó el candidato.

En ese sentido, llamó a realizar un trabajo “hombro con hombro” entre el gobierno nacional, las intendencias y en particular los gobiernos locales porque son quienes están más cerca y conocen a los vecinos.

“A diferencia de la regularización, el realojo puede tener algún proceso traumático. Si eso no se acompaña con afecto, dedicación y cercanía, por más lindas que sean las viviendas, a veces esos procesos no se cierran. Acá hay un abordaje integral que es la vivienda, mejorar la calidad de vida y un acompañamiento anímico e intelectual del barrio que se muda”, señaló.

Planes.

Con respecto a las políticas de vivienda en un eventual gobierno blanco, Lacalle Pou destacó que “hay que definir para quiénes” se va a trabajar. “Ha crecido enormemente la tenencia precaria de viviendas. Hay 190.000 uruguayos viviendo en asentamientos, a ellos la bonanza económica no les pasó por la puerta de su casa. Estos gobiernos han abandonado a la gente de menores recursos, a aquellos que por alguna razón no alcanzan a tener una garantía o un préstamo bancario. Allí hay que tener planes de vivienda”, dijo.

Por otro lado, recordó que en su programa de gobierno se marcan planes concretos como la realización del Mevir urbano, la autoconstrucción y las cooperativas. “A todos ellos hay que apoyarlos. Para los otros sectores hay que destrabar la compra de vivienda de interés social, pero el foco está en la gente de menores recursos”, afirmó.

Será “contundente” con delitos sexuales

El tema de la inseguridad sigue siendo uno de los asuntos centrales de la campaña. Ayer Lacalle Pou fue consultado sobre un aumento de penas para los violadores. En tal sentido, el candidato blanco recordó que en el año 2007 propuso llevar a 30 años el delito de violación.

“Es una de las tantas cosas que hay que afrontar. Hay que ser contundentes con los delitos sexuales. El delito de violación cuando es contra menores se produce en un abuso de confianza en el 80% de los casos, por lo que merece penas contundentes. En el año 2007 el Frente Amplio votó en contra en Comisión. En este período no he tenido la suerte de que se trate. También presentamos un proyecto de ley de un registro de abusadores porque, según los que saben, quien comete esos delitos tiende a la reincidencia”, explicó.

Por otro lado, el candidato nacionalista lamentó la aparición de sentencias sobre delitos de abusos sexuales a menores con “penas muy laxas que no se condicen con la gravedad del delito y son un mal ejemplo para los que lo cometen”. Además, recordó que en 2010 propuso que los delitos de narcotráfico no contaran con reducción de pena. “Si se cumplieran las penas no se pediría la cadena perpetua”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)