NO ENTREGADO EN TRANSICIÓN

Hallan en el Mides informe crítico con gestión del Frente Amplio

El trabajo del grupo Red Calle, de junio de 2018, expone varios cambios que se entendía que deberían ser implementados en el Mides.

Sede del Mides. Foto: Estefanía Leal
Sede del Mides. Foto: Estefanía Leal

En una charla con organizaciones sociales, una directora del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) se enteró de la existencia de un informe de “diagnóstico, recomendaciones y sugerencias” realizado por Red Calle, un grupo que analiza políticas de atención a las personas en situación de calle y que es integrado por Uruguay, Costa Rica, Chile, Brasil, Colombia y Paraguay. Cuando lo revisaron, vieron que este era profundamente crítico con algunos de los aspectos de la gestión del Frente Amplio liderada por Marina Arismendi.

El trabajo, que es de junio de 2018, expone varios cambios que se entendía que deberían ser implementados en el Mides. El actual jerarca de la cartera, Martín Lema, dijo el jueves en Comisión de Presupuesto Integrada con Hacienda de la Cámara de Senadores que ese material hubiera sido útil para generar políticas para esa población y sostuvo que algunas de las recomendaciones -aunque sin conocerlas por el documento- se estaban implementando ahora.

Fuentes del Mides, en tanto, sostuvieron que nada de ese material le fue entregado al exministro Pablo Bartol ni a ningún otro jerarca de la actual administración de parte de la gestión anterior durante la transición.

El documento, de casi 100 páginas, incluye entrevistas a varios funcionarios de la época, en las que ellos mismos dan a conocer las posibles deficiencias del sistema. Jorge Cuello, director del Centro Coordinador de Emergencias (Cecoed) de Montevideo, dijo por ejemplo que la ciudad se estaba convirtiendo en “un campamento móvil”. También señaló la existencia de “organizaciones” que repartían carpas o maderas para que las personas en situación de calle “armen sus casitas precarias”. Y añadió que en dos días habían sido identificadas 112 personas viviendo en campamentos (102 varones y 10 mujeres).

Cuello también dijo, consultado por la organización, que “hasta 2001, el perfil era el clásico, había unas 300 personas en el centro de la ciudad”, hasta que “en 2003 empezaron a caer los primeros consumidores de pasta base, muchos mueren por desnutrición, y después te quedan los zombies”.

En otro pasaje, hablaron Walter Ferreira y Camilo Silvera, entonces coordinadores del Centro Cultural Urbano, un programa de la Dirección de Cultura del MEC. Ellos develaron algunas diferencias con el Mides. “Necesitamos justificar constantemente nuestra existencia. Hay una lógica de la necesidad, primero tiene que estar la casa, el trabajo, la comida… ¿para qué cultura con población de calle? Nosotros creemos que desde el arte podemos lograr cosas que no imponés desde otro lugar”, dijeron. Y agregaron que la población de calle, que antes la veían solo en el centro, había pasado a estar en “todos lados”.

Puerta de entrada

Red Calle luego cuenta lo que fue una visita a la Puerta de Entrada (único lugar donde la población de calle podía ir para pedir un espacio en un refugio). Allí se encuentran con personas desalojadas de “campamentos” callejeros, y les cuentan cómo era que estos eran levantados.

“La Policía o la intendencia, junto con el camión de basura, llegan y tiran todo. Los traen acá con sus perros, sus mochilas, pero los colchones y demás cosas las tiran todas. Nosotros informamos al juez, pero la verdad es que nunca nos contestan nada”, contó una funcionaria a la organización.

El informe dice que “la impresión” que generó en Red Calle la Puerta de Entrada fue “muy negativa”. Y entonces señala: “Son las 21:15 horas y lo que observamos es a una persona repartiendo papelitos en donde se informa la dirección del dispositivo al cual la persona en situación de calle tiene que trasladarse: algunos de estos dispositivos quedan muy lejos, y no todas estas personas tienen recursos para pagar el transporte público. Otra gente incluso fue menos afortunada, y terminó durmiendo en las inmediaciones de este centro (al marcharnos, observamos a decenas en esta situación)”.

Luego advierte que la Puerta de Entrada es más antigua que el propio Mides, y que esto puede tener que ver con que a veces la cartera no lograse que acataran sus directivas.

Enseguida, el informe señala que Red Calle se topó con “muchas personas que opinaron que Puerta de Entrada debería ser reemplazado por otra modalidad de ingreso al sistema de atención, que entre otras cosas no implique un desplazamiento” de quien necesite un sitio para dormir. Esto fue destacado el jueves en comisión por el ministro Lema, al advertir que pese a no contar con este documento la nueva administración había descentralizado Puerta de Entrada, en el sentido que ahora se puede ir a cualquier refugio directamente. Desde el Mides destacaron, además, que de no haber lugar en un centro lo que se hace es pagarle a la persona el boleto para que se traslade a otro.

Otra cosa que llamó la atención de Red Calle fue que “en los centros y refugios de Uruguay” no se encontraron con médicos, algo más común en recintos de iguales características de otros países de la región, según señalaron.

“Esto puede ser tomado como un logro de especialización, también puede ser expresión del desencuentro radical entre el espacio de la salud y el espacio social, quedando por tanto pendiente el reto de construir un espacio socio-sanitario”.

Lema también destacó en comisión que el Mides hizo un acuerdo con ASSE y un convenio con el Británico para la mejor atención médica de esta población.

"Hablan de ‘desmantelamiento’, si es así la base estaba desmantelada"

En la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Senadores, el ministro de Desarrollo Social, Martín Lema, hizo referencia al informe realizado por Red Calle. Allí advirtió que como del Frente Amplio lo han acusado de llevar adelante un “desmantelamiento” de la cartera, se veía obligado a recurrir a ese trabajo, en el cual se hacen valoraciones sobre la anterior gestión.

Allí se “demuestra que, en todo caso, nosotros partiríamos de la base de algo que ya estaba desmantelado. Figura acá, en el informe, y tiene que ver con diferentes enfoques en el tratamiento de personas en situación de calle”, dijo Lema ante los legisladores.

“Para dar un ejemplo, podemos decir que se criticaba lo que era el funcionamiento de la Puerta de Entrada para personas en situación de calle y hoy la Puerta de Entrada está descentralizada. Ante todo, cabe aclarar que la información está en la página web; recuerdo que hace un tiempo tuve que hacer un pedido de informes para saber dónde estaban los distintos refugios. Hoy por hoy todos los refugios operan como Puerta de Entrada y cuando ellos se colman se deriva a la persona a otros centros”, dijo el ministro.

“Por otro lado -siguió Lema-, se hace referencia a la recreación de las personas en situación de calle. ¿Necesitan un centro? Sí. ¿Necesitan alimentación? También. Pero para mantenerlos una cantidad de horas hay que generar distintas actividades; ese es otro de los cuestionamientos que hace este informe y esta administración está actuando en consecuencia”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados