EN DESACUERDO

Gobierno baja por decreto lo que paga por los test de COVID-19

Desde las mutualistas, fuentes de varias instituciones señalaron a El País que los montos que se manejan son “demasiado bajos” y que por eso pidieron una reunión con el ministro Salinas. 

Test de coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.
Test de coronavirus. Foto: Leonardo Mainé.

El gobierno decidió -unilateralmente- bajar la cantidad de dinero que paga por los test de COVID-19 que son realizados por mutualistas, la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) y algunos laboratorios privados. A través de un decreto el Poder Ejecutivo determinó que abonará, en algunos de los casos, menos de la mitad que las cifras actuales.

Poco después de decretada la emergencia sanitaria -el 13 de marzo de 2020- el gobierno decidió pagar a través del Fondo Coronavirus todos los test que debieran hacerse en Uruguay durante lo que durase la pandemia. El objetivo principal de esto fue que no se escatimaran recursos a la hora de diagnosticar a posibles infectados.

Para fijar cuánto era lo que se pagaría por cada test, el gobierno hizo un llamado a licitación y luego decidió abonar los exámenes al precio más bajo que se había ofrecido, algo en lo que mutualistas, ASSE y laboratorios estuvieron de acuerdo.

Con estas leyes de juego, según datos brindados a El País por mutualistas y laboratorios, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) abona unos $ 3.000 por cada prueba de PCR (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimersa, el tipo de diagnóstico más efectivo hasta ahora), a lo que se le suma otros $ 1.000 en caso de que la muestra se tenga que recoger a domicilio o unos $ 600 si la persona se acerca con su auto a un punto determinado en el que se realicen hisopados.

Sin embargo, el decreto N° 60/021, que fue firmado por el presidente Luis Lacalle Pou el pasado 14 de junio, maneja nuevos valores, muy por debajo de los que se tienen hoy como referencia.

El documento advierte que “el precio de los servicios de diagnóstico, su fórmula paramétrica y período de ajuste, lo determina el Poder Ejecutivo, con el asesoramiento del Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Economía y Finanzas, considerando las diversas variables vinculadas a la prestación del servicio”.

El texto agrega que “efectuada la evaluación económica conforme a los lineamientos indicados, ambas secretarías de Estado” creen pertinente sugerir “nuevos precios”, los cuales son sensiblemente menores a los que hasta hoy se manejan.

Por ejemplo, por un servicio de diagnóstico a través de un PCR el gobierno está dispuesto a pagar hasta $ 1.932. La cifra puede pasar a ser de $ 2.324 en caso de que la muestra tenga que ir a tomarse a domicilio. No especifica los montos para situaciones en que la personas se acerque a un punto de extracción en su vehículo personal.

En el caso de los test de antígenos, que comenzaron a realizarse en forma masiva en abril pasado y por los que, según fuentes del mutualismo y del Ministerio de Salud Pública (MSP) se pagaba unos $ 1.000 a los prestadores por hacerlo, la cifra pasa a ser de $ 572 o $ 332, esta última si se opta por realizarlo con un kit diagnóstico provisto por la cartera.

En ninguno de los casos presentados por este artículo, ni en lo que se viene pagando hasta ahora, ni en los nuevos montes, está incluido el IVA.

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, declinó hacer declaraciones sobre este tema. Otras fuentes del MSP, en tanto, se limitaron a advertir que la Unión Centralizada de Adquisiciones (UCA) será la que hará un llamado público para el cual quienes se presenten deberán manejar los nuevos precios. Desde esta cartera, además, hicieron hincapié en que quién estaba manejando el tema era el MEF.

En tanto, fuentes del Ministerio de Economía señalaron que: “El precio que se había fijado era del año pasado, cuando se hacía una cantidad de test muy diferente a los en promedio 15.000 que se llevan adelante ahora. Hubo un aumento en la demanda de test, y al mismo tiempo las instituciones amortizaron la inversión que hicieron para realizar los hisopados. Por eso se entendió que tenía que haber un nuevo precio, que fue acordado entre el MSP y el MEF”.

Desde las mutualistas, fuentes de varias instituciones señalaron a El País que los montos que se manejan son “demasiado bajos” y que por eso pidieron una reunión con el ministro Salinas, el cual se habría comprometido a recibirlos en el correr de esta semana.

En tanto, desde dos laboratorios que realizan test diagnósticos, señalaron a El País que con las nuevas reglas de juego deberán revalorizar si siguen haciendo test o no, “pues el 50% de lo que van a pagar ahora es lo que salen los reactivos”. También advirtieron que deberán reformular sus costos. “Hoy vamos a cualquier lado enseguida, cuidamos que las personas traten de no salir de su casa para hisoparse; con estos números no está claro que podamos seguir haciendo lo mismo”, sostuvo otra fuente.

En estos casi 16 meses de COVID-19 en el país, según los datos dados a conocer ayer por el Sistema Nacional de Emergencia (Sinae), se han hecho 2.766.700 diagnósticos, de los cuales 365.866 arrojaron resultados positivos. Salvo aquellos casos en que las personas deciden hacerse un examen por cuenta propia, todos los test son gratuitos, tanto para los posibles infectados como para los prestadores de salud o laboratorios, pese a que estos han advertido cierto retraso en los pagos que debe hacer el MEF.

Número más bajo de fallecidos desde marzo

Hubo 20 fallecimientos por coronavirus en todo el país en el día de ayer, según el reporte del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae). Esta es la cifra más baja desde el pasado 31 de marzo, cuando hubo 21 decesos a causa del virus.

El total de decesos desde que se anunciaron los primeros casos asciende a 5.494 personas.

Del total de casos positivos, 8.543 han correspondido a personal de la salud. 8.307 de ellos ya se recuperaron, 208 están cursando la enfermedad y 28 fallecieron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados