Perú espera una decisión

A García lo "entusiasma" asilarse en Montevideo

Así lo dijo su abogado; está “muy agradecido” a Uruguay.

Trabajadores marchan en Lima reclamando que Uruguay no otorgue asilo a García. Foto: Reuters
Trabajadores marchan en Lima reclamando que Uruguay no otorgue asilo a García. Foto: Reuters

Mientras la vicepresidenta Lucía Topolansky salió a aclarar que un eventual asilo al expresidente peruano Alan García "no es cuestión de si es mi amigo o no es mi amigo", el exmandatario incaico que está desde el fin de semana en la residencia del embajador uruguayo en Lima, Carlos Barros, presentó una extensa carta abierta en la que insiste en que es objeto de persecución política. Y el abogado de García, Erasmo Reyna, dijo a El País que a García lo "entusiasma, Dios mediante" la posibilidad de asilarse en Montevideo y que si eso ocurre podría quedarse aquí.

"Primero hay que ver cuál es la acusación" y si se puede tipificar como persecución política o simplemente son delitos económicos. En base a ello se va a tomar la decisión", explicó Topolansky en declaraciones que reprodujo El Observador.

"Esto no es cuestión de si es mi amigo o no es mi amigo", sino que "hay que ver lo concreto, que es lo que plantea la Justicia peruana", señaló la vicepresidenta.

El martes el vicecanciller peruano Hugo de Zela le entregó a Barros decenas de páginas que explican por qué se investiga a García (quien fue dos veces presidente de Perú) y los motivos que tiene el gobierno de Martín Vizcarra para entender que no le corresponde el asilo al ex-mandatario.

En su carta García mencionó investigaciones de las que fue objeto en 2011, 2013 y 2016 sin que se le encontrase culpable de ilícito alguno. "Todos estos hechos comprueban cuánto y cómo estoy alejado de actos delictivos, por lo cual en más de siete años de terminado mi gobierno no he tenido ningún proceso. Pero ahora, para vincularme con algún hecho se utilizó una de las 36 conferencias mundiales que he dictado como expresidente, la sostenida en el auditorio de la Federación Industrial de São Paulo argumentando que ella había sido pagada indirectamente por Odebrecht, una de las empresas miembro de esa Federación y presumiendo, sin prueba, que ese dinero provendría de ilícitos de la empresa. Pero es público que, en el año 2012, nadie en América Latina tenía conocimiento de las acciones delictivas y de soborno que esa empresa protagonizaba pues solamente se conocieron en el año 2016. Además, recibí los honorarios de la Federación y su agencia, enviados por el Banco do Brasil y por los que pagaron impuestos, en mi cuenta pública en Lima y pagué el 30% de impuestos por ella", argumenta García. La extensa carta tiene el título "A la opinión pública peruana". "Todos estos hechos demuestran la persecución política así como de prepotencia y temor que hoy vive el país. Son hechos, frente a rumores con los que se quisiera afectar mi libertad, lo que no permitiré sin defensa", termina la carta.

La misiva la redactó García el mismo fin de semana y autorizó a que se difundiera ayer, contó Reyna, su abogado.

El expresidente tiene una laptop en su habitación, para escribir, "interactúa" con el embajador Barros y ha recibido la visita de sus seis hijos y de su secretario, contó Reyna.

"Está de buen ánimo, dadas las circunstancias, leyendo mucho, con mucha voracidad", agregó. Pero lamentó que "todos los días un grupo muy numeroso de integrantes de partidos de extrema izquierda, de oficialistas e incluso de congresistas hacen bulla y revuelo y también hay un grupo de militantes apristas (del partido de García) haciéndose sentir". "Hubo 500 militantes de la Central General de Trabajadores del Perú muy agresivos, con palos", señaló Reyna. "Lo han amenazado de muerte, azuzados por congresistas. Hay mucha polarización", señaló. Reyna.

Admiten situación política "delicada"

En el oficialismo uruguayo sigue habiendo pocos comentarios sobre qué habría que hacer con García. El diputado socialista Roberto Chiazzaro admitió sí en un tuit que "el Gobierno de nuestro país enfrenta una situación política delicada ante el pedido de asilo diplomático solicitado por Alan García" "Deberá decidir entre la argumentación de proceso judicial esgrimida por el gobierno de Perú y la de persecución política esgrimida por el solicitante", reflexionó. Recordó que "varias organizaciones políticas y sociales del Perú han abogado para que nuestra Cancillería analice detenidamente la solicitud de asilo (...) entienden que la misma debe ser rechazada a la luz de lo dispuesto por el Art. 3 de la Convención de Asilo del 54".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)