MEDIDAS

Gandini propuso crear “Pase verde” para que vacunados accedan a actividades sociales y culturales

En la reunión de la Comisión de Seguimiento de la pandemia se puso sobre la mesa además el "pasaporte verde" y, desde el Frente Amplio, una “reducción drástica de la movilidad por un mes”. 

Jorge Gandini. Foto: Leonardo Mainé.
Jorge Gandini. Foto: Leonardo Mainé.

Este martes se reunió la Comisión de seguimiento de la pandemia que fuera creada en el Senado. En el encuentro, el nacionalista Jorge Gandini presentó una serie de propuestas que incluye, entre otras cosas, la creación del “pase verde” y también la inclusión como obligatoria de la vacuna contra el coronavirus en la Guía Nacional para Trabajadores de la Salud.

El primer punto propuesto es el “Pasaporte Verde”. “La tendencia actual es que los países o regiones más desarrolladas comienzan a autorizar el ingreso a sus territorios exclusivamente con las vacunas que han sido autorizadas por ellos, negando dicha autorización a otras vacunas igualmente avaladas por la OMS. Es necesario una acción combinada de todo el Estado para levantar esas restricciones que afectarían a nuestra población”, dice la iniciativa.

Por otra parte, está el “Pase Verde”, pensado para el mes de agosto. Con él, todos los ciudadanos que estén vacunados (con las dos dosis) podrán “acceder a actividades sociales, culturales, turísticas y recreativas, entre otras”.

“Esa población, protegida por la vacuna, respetando los protocolos vigentes que las autoridades sanitarias determinen, podrá ser un factor importante para la reactivación de la economía nacional, particularmente las actividades relacionadas con el consumo interno”, señala la propuesta de Gandini.

El senador también propuso incluir la vacuna contra el COVID-19 como obligatoria en la Guía Nacional para Trabajadores de la Salud, tal como fue incluida por Decreto en 2005 la vacuna contra la Hepatitis B.

“Hoy las vacunas que se utilizan están ampliamente probadas y aplicadas en el mundo, y se encuentran en Fase 4 de aprobación. Parece sensato e indiscutible que todo el personal de la salud que tiene contacto directo con los pacientes, debe estar vacunada contra el virus que afecta actualmente a toda la humanidad”, fundamenta Gandini.

Por otra parte, se propuso realizar una campaña única multipartidaria y/o institucional para acercar y estimular la vacunación de todos aquellos uruguayos que aún no han demostrado interés en hacerlo. Y también que se realice una actualización educativa, dado que a causa de la pandemia los niños habrán tenido un déficit de horas de clase, generando un "menor grado de conocimiento".

Finalmente, se propone fomentar la donación de sangre y plasma y estudiar la donación por parte de los presos, “lo que implicaría también la oportunidad de ejercer el derecho y un gesto solidario que promueve la integración de esa población con el resto de la comunidad”.

FA propone "reducción drástica de la movilidad"

“Como manera de reconocer el acto voluntario de la donación, se propone asimilarlo a lo dispuesto por la Ley de Humanización Carcelaria de 2005, aplicando de modo simbólico el método de reducción de pena”, propone Gandini.

El Frente Amplio, en tanto, hizo una propuesta de “reducción drástica de la movilidad por un mes”, ya sea siguiendo las recomendaciones del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) del pasado 7 de febrero, o lo que plantearon el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y la Federación Médica del Interior (FEMI), que fue volver a marzo de 2020.

Además de reducir la movilidad hay que compensar económicamente, dijo el senador Daniel Olesker, y para eso proponen que a todos los que reciban una partida económica del gobierno “se le complemente ese valor hasta un salario mínimo nacional”.

También señaló que propusieron que cesen los desalojos, los cortes de luz, agua e internet; que se difiera el pago de intereses hipotecarios, que haya un subsidio al alquiler de tres Bases de Prestaciones y Contribuciones (BPC) y se flexibilice el seguro de desempleo, aumentándolo.

Los senadores frenteamplistas propusieron asimismo que se adelante  parte de la inversión pública que esté pensada para 2022 y 2023.

“Son medidas compensatorias para poder realizar la reducción de la movilidad, que es clave para reducir la curva de contagios y el número de fallecidos. Son medidas por la vida”, dijo Olesker.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error