ÚLTIMO TRAMO

Elecciones 2019: llegó la hora del esfuerzo final

Con estilos y estrategias bien distintos, Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez recorren el país y cierran la campaña rumbo al balotaje

Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez en el debate previo al balotaje. Foto: Fernando Ponzetto
Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez en el debate previo al balotaje. Foto: Fernando Ponzetto

Quedan cuatro días. Es el esfuerzo final, la hora de la verdad. Tras más de un año en campaña electoral, el próximo domingo los uruguayos elegirán el presidente en un nuevo balotaje, el tercero seguido en diez años. El candidato nacionalista Luis Lacalle Pou y el frenteamplista Daniel Martínez recorren el país en busca de captar adhesiones con estilos y estrategias bien distintos.

Mientras Lacalle Pou realiza grandes actos en capitales departamentales, Martínez -que en la campaña rumbo a la primera vuelta había apostado a las convocatorias masivas- se concentra en los “mano a mano” y reuniones con vecinos en algunos departamentos.

Además, Lacalle se muestra con pose de presidente y habla de su preocupación por el clima en el país el día después del balotaje. Martínez, en cambio, encara el último tramo con un tono más confrontativo y la campaña del Frente Amplio sigue apelando al “miedo” por lo que puede pasar si vence la llamada coalición “multicolor”.

¿Y cómo llega cada uno a esta definición? Esta semana se conocerán las últimas encuestas, pero los sondeos difundidos la semana pasada muestran una diferencia de entre cinco y siete puntos, siempre a favor de Lacalle Pou. La última encuesta de Equipos Consultores dice que Lacalle tiene 48% de apoyo y Martínez 42%. En tanto, 5% votará en blanco o anulado, mientras que otro 5% todavía no tenía decidido su voto.

Lacalle Pou “está logrando alinear a la gran mayoría de los votantes de los partidos de oposición de la primera vuelta, aunque aún se encuentra por debajo de la votación total de la oposición (que fue de 54%)”, dice el informe de Equipos.

Después agrega: “Esto no significa que la elección está definida (...) Pueden moverse no solo los indecisos, sino también algunos que están primariamente inclinados hacia los candidatos. Como se trata de una elección binaria, si Martínez logra atraer hacia su candidatura un punto de votantes de Lacalle Pou, la diferencia se reduce en dos puntos, o viceversa”.

Acto de presentación del programa de gobierno de Luis Lacalle Pou. Foto: Gerardo Pérez
Lacalle se muestra con pose de presidente y habla de su preocupación por el clima en el país el día después del balotaje. Foto: Gerardo Pérez

En tanto, la encuesta de Radar que se conoció el martes pasado es la que muestra a Lacalle con el mayor porcentaje: 49,6%. Martínez, en tanto, llega a 42,5%, el 4% votaría en blanco o anulado y un 3,9% no sabe o no contesta, según Radar.

Opción, por último, presentó su última encuesta con estos porcentajes: Lacalle Pou tiene una intención de voto de 47% y Martínez 42%, con 6% que dice que votaría en blanco o anulado y 6% de indecisos. La situación es de “ventaja abierta”, dice el informe de Opción.

“La brecha de cinco puntos a favor de Lacalle Pou es una ventaja importante, dado el limitado número de indecisos y por la menor probabilidad de transferencia de votos entre candidatos en esta instancia en comparación a las otras rondas del sistema electoral uruguayo”, indica el informe de Opción.

También explica que el Frente Amplio necesitaría un “crecimiento significativo” respecto a la primera vuelta del 27 de octubre, para ganar el balotaje. O sea, asumiendo un voto en blanco o nulo de 5%, Martínez debería sumar casi nueve puntos más que en primera vuelta para pasar la línea de Lacalle Pou.

El politólogo Oscar Bottinelli, director de Factum, dijo a El País que Lacalle tiene una “mayor probabilidad” de ganar tras el 27 de octubre y que el Frente Amplio “no ha amenazado” al candidato nacionalista, “en términos de cambiar el resultado”.

En una entrevista con El País publicada este domingo, Bottinelli dijo que “eso era posible mirando los números, porque hay un segmento de votantes de Cabildo Abierto que tenían más afinidad hacia (José) Mujica que hacia Lacalle” y lo mismo sucede con votantes “batllistas, con más afinidad al Frente”. Pero aclaró: “Eso debe traducirse y aparentemente no se está traduciendo”.

Daniel Martínez. Foto: Gerardo Pérez.
Daniel Martínez encara el último tramo con un tono más confrontativo. Foto: Gerardo Pérez.

Discursos.

El sábado pasado en el Chuy, Martínez dijo que en el Frente están “tranquilos”, pese a que desde la oposición los tilden de “nerviosos” o “enojados” y señaló que la alternancia en el poder no lo asusta.

Pero dijo que sí le teme a que “se repitan en Uruguay cosas que ya pasaron en el pasado”, sin especificar bien de qué hablaba. “A eso sí le tenemos miedo porque eso lo paga el pueblo, eso lo paga la gente”, afirmó Martínez.

Y ayer en Maldonado Martínez dijo que teme que se repita la crisis de 2002 si vence la oposición. “Argentina está peor que en 2001 y sin embargo Uruguay se enteró un poco. No es echar miedo, es que pensamos que sinceramente eso puede volver a pasar por dogmatismo, una falta de visión pragmática y una forma de hacer política que nos preocupa”, indicó. En forma paralela, el Pit-Cnt inició su propia campaña (“Tu voto decide”) llamando a defender conquistas del movimiento sindical. Allí destacan que “las y los trabajadores decidimos entre dos modelos de país”.

La última novedad de la campaña de Martínez fue el anuncio de la creación de 90.000 puestos de trabajo.

Lacalle Pou, en tanto, ha intentado bajar el tono de la confrontación tras el debate realizado el miércoles pasado, donde hubo algunos cruces duros con el candidato frenteamplista.

Es más, el sábado en Artigas fue un paso más allá y pidió tolerancia a su militancia. “No podemos quemar las naves por una elección. No seríamos legitimados por ustedes. O alguien vino acá a hablar mal de la otra mitad del país. Yo los conozco, ustedes vinieron a pedir que hay que zurcir a la sociedad”, afirmó.

Y siguió: “Hay que terminar con las divisiones. Entiendo la reacción, algunos que pintan carteles. ‘Se van’, me dicen. ¡No! No es ‘se van’, es ‘venimos’”.

La agenda en los últimos días de campaña

Luis Lacalle Pou llegará hoy a Florida y San José. Mañana estará en Rocha y Maldonado. Cerrará su campaña el miércoles en Las Piedras. En tanto, Daniel Martínez tiene esta noche una actividad “en defensa y por la transformación de la educación” en La Huella de Seregni. Mañana martes estará El Desembarco, un gran espectáculo musical en el Velódromo para financiar el traslado de los que vienen a votar desde el exterior. Y cerrará el miércoles con un acto en Florida.

Mujica: "Lucho para que Martínez pueda ser presidente"

De gira por el interior, el expresidente José Mujica le envió la semana pasada un mensaje al candidato frenteamplista Daniel Martínez, al afirmar que “un presidente solo es un palo vestido” y “no es un Dios” y que lo que vale es el Frente Amplio. El mensaje cayó como un baldazo de agua fría y sonó a un “ajuste de cuentas” por los dichos del candidato sobre el programa de gobierno en el debate.

Martínez había asegurado que el programa constituye un conjunto de “recomendaciones”, pero que el que gobierna es el presidente. “No me gustan estas discusiones porque se tiende a personalizar. Parece que estamos eligiendo un rey, un monarca y no un presidente”, aseguró Mujica. Pero este fin de semana en Tacuarembó, Mujica -quien será ministro de Ganadería si vence el Frente Amplio- cambió el tono y apoyó al exintendente.

“Estoy luchando para que el compañero Martínez, que no es del viru viru, que es hombre de empresa, de soldar, de fábrica, de plomada, hombre de ciencia, de matemáticas, pueda ser presidente”, afirmó. “Estoy luchando por él. Pero si no lo es, yo no voy a estar en el otro lado con una piedra en cada mano, voy a seguir luchando por el progreso del país” dijo el senador electo del MPP. “Uruguay es un país chiquito pero es un país de concordia, de respeto. Es un país donde podemos discrepar, pero nos podemos sentar en un boliche, negociar, acordar. Y cuando estamos calientes darnos alguna puteada y después pedir perdón, porque así somos y eso hay que conservarlo”, indicó Mujica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)