Publicidad

Después de cinco meses Gustavo Olmos volvió a Diputados y tuvo un recibimiento "nada afectuoso" en el FA

El legislador volvió a participar en una sesión de cámara y a coordinar con sus compañeros de bancada. Fue saludado con cordialidad por algunos de sus colegas del oficialismo.

Compartir esta noticia
Después de casi cinco meses, Olmos volvió a participar en una sesión de diputados
Después de casi cinco meses, Olmos volvió a participar en una sesión de diputados.
Foto: Estefanía Leal

Después de casi 150 días, el diputado Gustavo Olmos retomó funciones ayer en la Cámara de Representantes. Fue un momento incómodo para varios legisladores que tomaron contacto por primera vez con el diputado frentista luego de recibir una denuncia por acoso de parte de su suplente, Martina Casás.

Su retorno se produjo algunas semanas después de que el Plenario del Frente Amplio (FA) avalara el dictamen del Tribunal de Conducta Política (TCP) que aseguró no haber obtenido pruebas que permitieran llegar a una “conclusión fehaciente” de que hubiera incurrido en acoso sexual y laboral contra Casás. La decisión se dio por consenso, luego de un intenso debate y que provocó una división casi en mitades en la fuerza política.

Previo la sesión, Olmos concurrió a la habitual reunión de bancada del Frente Amplio. “Fue bastante incómodo”, reconoció a El País un diputado frentista. Aun, dijo, para quienes mantenían un vínculo más estrecho con el legislador de Marea Frenteamplista. “Yo solía saludarlo con un abrazo”, contó otro diputado que agregó: “Hoy, tal vez inconscientemente, solo le hice un gesto con la mano”.

Otro diputado describió el recibimiento a su compañero como “correcto, pero nada afectuoso”. En la reunión de la bancada participaron además varias legisladoras. Allí estaba, como coordinadora, Micaela Melgar (PCU), una de las integrantes de La Sindicata -el grupo informal de mujeres a las que Marea Frenteamplista, el sector de Olmos, acusó recientemente de estar detrás de una “campaña” de “escarnio” y “linchamiento” público contra el legislador.

Olmos optó por esperar el comienzo de la sesión en solitario, en la pequeña salita de su sector, Marea Frenteamplista, en el ambulatorio de la cámara. Fue de los primeros en entrar en sala y se ubicó en su lugar habitual, en uno de los escaños delanteros en el lado derecho de la bancada frentista. A su lado, se observaban varias bancas vacías.

En contraste, Olmos fue saludado con cordialidad por algunos colegas del oficialismo. Iván Posada (Partido Independiente), Ope Pasquet (Partido Colorado) y Álvaro Perrone (Cabildo Abierto) le estrecharon la mano y le dieron la bienvenida. Lo mismo hizo el colorado Conrado Rodríguez.

El destino o la definición política de sus colegas quiso que la primera votación en la que debió participar Olmos fuera para designar a la nueva tercera vicepresidenta de la cámara. Por acuerdo político ese cargo será ocupado por Bettiana Díaz (MPP), una de las diputadas que, en diálogo con El País, había criticado previamente al sector de Olmos por el “mal abordaje” del proceso y por haber tomado una decisión que puso en una “situación incómoda” a la propia bancada.

Al igual que el resto de la cámara, Olmos votó y se paró para aplaudirla, sonriente, cuando quedó designada. Terminada la sesión, el diputado juntó sus cosas y se retiró de sala, nuevamente en soledad.

Consultado por El País, el legislador de Marea Frenteamplista se mostró conforme de este nuevo “primer día” en la cámara. “No esperaba más cariño ni menos cariño”, se limitó al responder Olmos, al tiempo que cerraba la puerta de uno de los ascensores para abandonar el Palacio Legislativo.

ADEMÁS

La consulta sobre “fake news” a su bancada

En la reunión de bancada, Olmos hizo una pregunta específica para conocer qué hará el Frente Amplio con el proyecto de ley del nacionalista Rodrigo Goñi que propone penar la falsificación de imágenes o contenidos con fines políticos. “No la vamos a votar”, fue la respuesta que recibió. La izquierda discrepa con la iniciativa, la considera pro- pia de “otra campaña electoral” y pretende una discusión más profunda del tema.

Olmos, por otra parte, pretende retomar su proyecto -pendiente de discusión en cámara- para que los productos de venta al público tenga expresado su precio por unidad de medida. También impulsa otro proyecto de ley, presentado por la bancada, que propone la creación de un “plan integral de protección a las embarazadas”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Frente AmplioParlamento

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad