ENTREVISTA 

"En 2029 debería ser viejo", dijo Lacalle Pou respecto a una segunda presidencia

“Espero que la política y que el partido que yo represento tengan (para entonces) candidatos más aggiornados”, indicó el presidente en entrevista con el diario La Tercera, de Chile.

Luis Lacalle Pou, presidente uruguayo en su oficina en Torre Ejecutiva. Foto: Leonardo Mainé
Luis Lacalle Pou, presidente uruguayo en su oficina en Torre Ejecutiva. Foto: Leonardo Mainé

El presidente Luis Lacalle Pou aseguró ayer en un diálogo con el diario La Tercera, de Chile, que aspira a que en 2029 el Partido Nacional cuente con candidatos jóvenes para competir por la presidencia y así él pueda “dedicar a ayudar y servir desde la militancia” tanto al colectivo nacionalista, como al país.

“Siempre he sostenido que si un país evoluciona, yo en 2029 debería ser viejo”, evaluó el primer mandatario. “Espero que la política y que el partido que yo represento tengan (para entonces) candidatos más aggiornados”, agregó.

Durante la entrevista con el medio chileno, Lacalle destacó que en Uruguay no existe la “brecha” insalvable que separa a dos bloques políticos, como ocurre en otros países, sin ir más lejos Argentina. Y en ese sentido defendió la costumbre democrática uruguaya de “la alternancia”, como un síntoma de buena salud de la institucionalidad nacional.

“A no olvidarse de la alternancia: hay que pelear mucho para llegar y hay que entender que en algún momento la alternancia va a venir y serenamente que le toque a otro y lo haga”, sostuvo el presidente. Sobre el punto agregó: “El 11 de marzo, cuando me tocó asumir, dije que Uruguay es una gran nación construida por mucha gente de muchas ideologías. Ha sido una construcción colectiva, en que cada gobierno ha dejado cosas buenas y de las otras. Cuando se llega a este sillón hay que llegar sabiendo que te vas”.

Lacalle también fue consultado acerca de por qué no se han dado en Uruguay estallidos sociales, como los que ocurrieron en Chile y en Colombia. Contestó que aquí lo que hay son “manifestaciones de todos los tonos” que nunca llegan a la violencia. “En la Plaza Independencia día por medio hay alguna manifestación, con reclamos firmes, pero pacífica. (...) Si el gobierno presta atención no es porque levanten el volumen, sino porque el reclamo debe ser escuchado”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados