ENTREVISTA

Daniel Salinas: "Uruguay tiene tres millones de DT y ahora tres millones de epidemiólogos”

A solo 13 días de asumir el ministro de Salud, Daniel Salinas, y el subsecretario José Luis Satdjian tuvieron que enfrentar la pandemia del coronavirus. 

José Luis Satdjian y Daniel Salinas. Foto: Leonardo Mainé.
VEA EL VIDEO 

El ministro de Salud, Daniel Salinas, y el subsecretario José Luis Satdjian
hoy responden a todos los temas en El País.

-¿A qué le atribuye el MSP la baja cifra de casos de coronavirus en Uruguay?

-DS: Hay tres ejes para esa pregunta. Lo preexistente, las medidas y la respuesta ciudadana. Uruguay tiene un Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), tiene una red de atención primaria importante. Tiene una llegada a domicilio que no la tienen otros países, como los servicios de médicos a domicilio, algo que fue pionero en América. A eso le sumamos una red de agua potable, los sistemas de saneamiento y otras condiciones preexistentes, como tener una buena base en la telefonía celular y una muy buena base de conectividad a nivel de internet.

-¿Para lo que es la telemedicina?

-DS: Exactamente. Entonces esas condiciones, que fueron obra de gobiernos que nos precedieron y en muchas décadas y algunos, como los Plan Ceibal, de corto plazo, generaron que haya una digitalización de la sociedad importante y eso nos generó un éxito importante. También la celeridad de la puesta en práctica de la declaración de la emergencia sanitaria nacional, del cierre de fronteras y de la suspensión de las clases hasta nuevo aviso. El tema de la vacunación, un tema central porque la vacunación contra la gripe la pasamos de su mejor época que fue la máxima con un pico de vacunación, 550.000 dosis, a decir vamos a vacunar a 1 millón, vamos a suministrar 1 millón de dosis, entonces te descomprime todo lo que son las infecciones respiratorias agudas graves y, por lo tanto, te descomprime la presión sobre los CTI.

-¿Hoy creen que la propagación está controlada?

-DS: Está controlada en este momento, pero no es para aflojar, porque el modelo es un modelo de clusters y de grupos de infección que nosotros rápidamente controlamos a través de los contactos. Llevamos arriba de 35.000 tests realizados y la capacidad del país es enorme en ese sentido.

-¿Luego de la reapertura de las escuelas, cuál es el siguiente paso?

-DS: Lo dijo (Álvaro) Delgado, pasos cortos y seguros.

Daniel Salinas, ministro de Salud Pública. Foto: Leonardo Mainé
Salinas considera que debemos avanzar con “freno de mano”.#. Foto: Leonardo Mainé

-¿Pero, por ejemplo, están pensando en la posibilidad de que se vuelva progresivamente con los espectáculos públicos?

-DS: Yo creo que esto va a ser gradual y va a ser progresivo y un poco tenemos que decirlo, hay que ser prudentes en estas aperturas, hay que ser gradual. No podemos abrir todo el grifo de agua caliente junto porque nos vamos a quemar.

-¿Y cómo se instrumentaría una eventual vuelta hacia atrás?

-DS: Los protocolos están todos establecidos, creo que lo que tiene que mediar es la inteligencia y la sensatez. Tú no vas a parar toda una escuela, hay que tener los protocolos preparados con los usuarios. En los centros de enseñanza es un tema que no lo voy a tratar. Esperemos que no tengamos que meter una marcha atrás, pero bueno, otros países lo han tenido que hacer.

-¿Y la situación en los países vecinos preocupa?

-JS: Sí, por supuesto, nosotros estamos mirando todo el mundo. Uruguay no es una isla y en la región el coronavirus ha entrado muy agresivo en las diversas sociedades y en los países. Estamos muy preocupados. Estamos pensando en un tipo de colaboración sanitaria en las ciudades binacionales porque ese es el criterio, una colaboración humanitaria, sanitaria, en las ciudades binacionales.

-El presidente Luis Lacalle Pou señaló que el momento de mayor soledad fue cuando todos pedían decretar la cuarentena general, incluso asesores del MSP reclamaban incrementar las medidas de confinamiento. ¿Hoy, con el diario del lunes, fue acertada la decisión del mandatario? ¿Cómo vivieron esa tensión?

-DS: La verdad, tensión tuvimos todos en el gobierno y en la reunión de Presidencia. Realmente tuvimos un liderazgo importante del presidente en ese momento de toma de decisión, él dice que estuvo solo, yo creo que estábamos muchos acompañándolo, porque la decisión, siempre las decisiones son difíciles, el peso de la responsabilidad termina recayendo como si fuera...

-¿Sintió que el presidente estuvo solo en esa decisión ministro?

-DS: Presión es igual a fuerza sobre superficie, ¿no?, entonces, realmente, el presidente tuvo mucha presión así como nosotros teníamos mucha presión de los gremios, y todo lo demás. Todos tuvimos mucha presión, pero yo creo que la medida final y lo que fue el resultado del Consejo de Ministros y el liderazgo del presidente llevaron a esta toma de decisión que los números hoy muestran como una decisión muy acertada y muy ponderada. Pero, la verdad que el uruguayo como ciudadano tiene tres ejes: lo preexistente, las medidas y la respuesta ciudadana. La tercera pata fue fundamental, la ciudadanía tomó conciencia progresivamente y adoptó, interiorizó medidas como suyas.

-¿Qué consejos le ha dado el hoy senador y líder de Cabildo Abierto Guido Manini Ríos para afrontar esta situación?

-DS: El diálogo es fluido con el senador Manini Ríos, estamos en contacto muy fluido y permanente, no le digo que diario, pero en la semana siempre hay varios encuentros telefónicos, algunos personales también a lo largo de este tiempo y sobre todo sentir el respaldo, tanto del partido como de la bancada en el desempeño de esta crisis.

-¿Y nunca pensó en renunciar a su cargo? Le consulto por los cuestionamientos recibidos, por ejemplo, cuando planteó que no estaba contraindicado salir a hacer ejercicio a días de los primeros casos.

-DS: Es como el presidente, el tiempo me dio la razón.

-Por aquello de que se podía salir unos 20 minutos a esparcirse.

-DS: A los dos días que yo dije eso en Bélgica, en Suiza y en otros países avanzados decían que la salida a hacer un poco de ejercicio público, no una romería en el Parque Rodó, era una medida deseable.

-¿Y por qué lo cuestionaron tanto?

-DS: Porque Uruguay tiene tres millones de DT, y ahora tres millones de epidemiólogos y la verdad sigo convencido de lo que dije en ese momento y el tiempo me dio la razón. En ese sentido me dio la razón. Y en ese momento, usted puede decir, se sintió en soledad, y sí me sentí en soledad en las declaraciones, pero no en mi conciencia y no en lo que venía diciendo.

Subsecretario de Salud, José Luis Satdjian. Foto: Leonardo Mainé.
El subsecretario de Salud, José Luis Satdjian, dijo que irán "a ir a fondo con las denuncias en ASSE”. Foto: Leonardo Mainé.

-Pero Manini lo respaldó en ese momento.

-DS: Sí, totalmente.

-Nunca pensó en renunciar.

-DS: Nunca, jamás, pero yo no soy una persona débil, soy de enfrentar las tormentas y los desafíos. Yo, por eso, cuando asumí este desafío, para mí era tener un nuevo horizonte de cosas, de realizaciones y que pensaba que podían servir para nuestra sociedad. Que podía tener realizaciones, planes a futuro que se generaran, dejar un legado sanitario. En ningún momento se me ocurrió eso. No se abandona un barco en medio de la tormenta, jamás.

-Satdjian, ¿usted coincide con Salinas que dijo en conferencia de prensa que "se perdió tiempo" en el combate al coronavirus durante la transición del gobierno?

-JS: Obviamente que coincido, lo hemos hablado antes de esa conferencia y después también. Hoy en día, lamentarse por el tiempo que se perdió es innecesario, nosotros tenemos que mirar para adelante. Tenemos que trabajar, tenemos que esforzarnos y sacar lo mejor de nosotros para combatir y controlar la enfermedad de acá para adelante. Lo que pasó, y bueno, no nos corresponde a nosotros hacer valoraciones políticas, la discusión se dará en otros ámbitos. Ahora nos preocupa controlar la enfermedad y que los uruguayos tengan la mejor salud posible.

-Está claro que tienen que mirar para adelante, pero el presidente también habló de las auditorías y de la necesidad de transmitirle a la ciudadanía con qué se encontraron una vez que llegaron al gobierno. ¿Ya se encontraron con algún tipo de irregularidad que les haya llamado la atención?

-JS: Nos hemos encontrado con cosas extrañas, sí, hay varias cosas extrañas pero como te decía, nosotros visualizamos y visibilizamos la realidad que encontramos. Cuando el coronavirus entró a los residenciales, se mostró la realidad de los residenciales. Realidad que nosotros cuando llegamos a la administración encontramos con residenciales que están por debajo de la línea del respeto de los derechos humanos, con residenciales que no tienen ningún tipo de control asistencial o sanitario.

-DS: No tenían.

-JS: O no tenían, perdón.

-DS: Lo hemos hecho.

-JS: Nos ocupamos, nos hicimos cargo, trabajamos junto con los prestadores de salud un plan que el ministro lideró personalmente con el resto de los colaboradores y hoy están distribuidos los residenciales de acuerdo a los prestadores y los prestadores entendieron la importancia de atender a los adultos mayores en los lugares. Trabajamos muy fuerte en prevención, a raíz de una situación que heredamos.

-¿Cuántos kits había dejado la administración pasada para testear coronavirus?

-DS: 1 kit con 100 determinaciones.

-¿Y eso era muy poco para ese momento?

-¿Y no queríamos llegar a 1.000?

La agenda “provida” “fomenta la natalidad”

-¿Cuál es la agenda “provida” a la que refiere el presidente?

-DS: Yo creo que estaría bueno que...

-JS: Pregúntele al presidente.

-Pero, ¿qué temas comprende esa agenda dado que involucra directamente a la cartera?

-DS: Yo, la verdad que de ese tema con el coronavirus de por medio no he hablado con el presidente, por eso quizás tendríamos que afinar un poquito más en qué consiste ese tema. Interpreto en términos generales que está del lado de reconocer la vida desde el primer momento, y estar del lado de fomentar todo lo que sea la natalidad, el buen cuidado del embarazo y la buena alimentación.

“No hay que descartar que pueda existir un rebrote del virus”

-Salinas: usted no viene de la política, ¿tuvo que hacer posgrado en medio de esta emergencia sanitaria?

-DS: No me costó nada, muy poco me costó porque también había tenido una experiencia previa de lo que fueron las elecciones de la asamblea del Claustro de la Facultad de Medicina, todas las elecciones del SMU donde participamos activamente y todas las elecciones del Casmu. Entonces, experiencia, relacionamiento y manejo, sí, la diferencia fue a nivel de lo que fue el manejo de medios de prensa por la intensidad y carga con la que la sociedad tomó este tema y el dramatismo a nivel mundial. La impresión de ver los muertos, las fosas, eso que nadie quiere ver que es el espanto. Y yo creo que eso generó una percepción, bueno, se viene lo peor y nosotros nos preparamos para lo peor y trabajamos contra reloj en diversos cortes de la realidad. Todos los cortes trabajamos para eso, yo creo que el éxito parcial que llevamos ahora, creo que este es un virus que en la medida que se aflojen las perillas, no hay que descartar que pueda existir un rebrote o un aumento de casos. Eso es algo que lo tengo que manejar con la naturalidad de saber que en otros países ha ocurrido; han tenido retrocesos.

-Avanzar con la marcha atrás pronta.

-DS: Con el freno de mano, avanzar con el freno de mano, después vamos soltando el freno de mano y vamos midiendo, es muy importante, con el grupo de alto nivel consultivo honorario que también integramos. Entonces, estamos en un fluir de información, en una colectivización de esa información. Nosotros hemos puesto todo nuestro servicio de epidemiología al servicio de ese grupo y a su vez, recibimos un feedback. Realmente una interacción muy importante, tanto con el grupo de asesores científicos honorarios de Presidencia como con el Ministerio de Economía y Finanzas, Trabajo y Seguridad Social, Educación, Defensa, Interior y Desarrollo Social. La interacción es intensa, y con los gremios, no se olviden. Pocas veces se han visto apertura tan grande en este MSP hacia todos los actores sociales.

Pretenden “mejorar áreas” en los presupuestos

-Ahora se vienen dos discusiones en el Parlamento que son la Rendición de Cuentas y luego, el Presupuesto. ¿Cuánto condiciona la emergencia sanitaria el diseño de ambos proyectos?

-JS: Yo creo que la emergencia sanitaria visibiliza un montón de problemas o deficiencias que tiene el sistema nacional de salud. Nuestro desafío desde antes de llegar es entregar un sistema de salud mejor. Con la pandemia del coronavirus hay áreas donde ya teníamos pensado poner énfasis, ahora lo que vamos a hacer en el Presupuesto y en la Rendición es trabajar más fuerte para mejorar esas áreas. Pero nosotros ya estamos trabajando en el presupuesto nacional, ya estamos internamente elaborando los lineamientos y viendo las áreas donde vamos a poner énfasis.

-¿Y en la Rendición de Cuentas van a hacer gasto cero o van a tener posibilidad de reforzar algunos rubros en particular?

-JS: Eso lo está definiendo en OPP.

“Vamos a ir a fondo con las denuncias en ASSE”

-¿Qué va a hacer el gobierno con las denuncias de irregularidades en ASSE, y sobre todo, con las designaciones en direcciones de hospitales? Cuando el Partido Nacional era oposición reclamaba que se concurse para acceder a los cargos.

-JS: Con respecto a las irregularidades, vamos a ir a fondo, no hay dos lecturas. Ante un hecho de apariencia irregular, lo vamos a investigar y vamos a tomar las medidas que haya que tomar porque obviamente se han comprobado hechos irregulares en la administración anterior, los cuales nosotros denunciamos. Vamos a ser igual de tajantes en este caso. Con respecto a las designaciones, el directorio de ASSE ha decidido designar a los directores de manera directa, lo cual al final del camino veremos si han tenido la razón o no en la decisión que tomaron. Tienen crédito en cuanto a la designacion al tomar esa decisión, luego, veremos si son decisiones correctas o no.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados