Publicidad

Cómo son y para qué sirven los nuevos aviones que va a comprar Uruguay para la Fuerza Aérea

El ministro de Defensa explicó que dos de las seis aeronaves estarán apostadas en el norte, otras dos en Durazno, en el centro del país, y las otras en reserva.

Compartir esta noticia
Aviones Super Tucano.
Aviones Super Tucano.
Foto: Fuerza Aérea de Ecuador.

Redacción El País
El gobierno confirmó este lunes que cerró un acuerdo con Brasil para comprar seis aviones de combate pertenecientes a la empresa Embraer. El costo rondará los US$ 100 millones y se pagarán en un plazo de entre 10 y 15 años.

Son aeronaves A-29 Super Tucano, a estrenar, para reforzar la mermada flota de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU). El acuerdo lo cerró Luis Lacalle Pou en una breve conversación con Lula da Silva en la cumbre del Mercosur que se realizó en Paraguay, según supo El País.

Uruguay hoy solamente tiene un avión que podría cumplir una función similar. Se trata de un A-37 Dragonfly, de la década de 1970, según dijeron a El País fuentes conocedoras del tema.

Combate al narcotráfico con aviones de la Fuerza Aérea

La intención del Ministerio de Defensa Nacional y de la FAU en particular con estos nuevos aviones es combatir el tráfico de drogas por aire, uno de los principales flagelos de la frontera.

Una fuente explicó que actualmente los narcotraficantes usan pequeñas avionetas para ingresar droga a Uruguay, y las hacen volar a baja altura, de 100 o 150 metros, porque los radares funcionan como un cono invertido desde el suelo, y entonces permanecen imperceptibles.

Con estos aviones la vigilancia promete ser más efectiva. En definitiva, el objetivo con la compra de estas seis aeronaves es aumentar el control del espacio aéreo y ejercer la soberanía nacional y la represión del crimen organizado.

Avión Super Tucano.
Avión Super Tucano.
Foto: Fuerza Aérea de Ecuador.

En concreto, estos aviones permitirán llevar a cabo el último paso de la denominada ley de derribos, que en última instancia establece que una aeronave que circula sin permiso y no obedece a las órdenes de detener la marcha y descender, puede ser abatida si así lo indica una orden del ministro de Defensa y el presidente de la república.

"Hoy la capacidad disuasiva no existe porque prácticamente no hay posibilidades de ejercerla realmente", dijo una fuente, que ironizó: "Es como querer patrullar las calles sin patrulleros".

Los Super Tucano que se van a comprar son biplaza, y ya son utilizados por fuerzas aéreas de países de la región.

Uruguay adquirirá unos aviones de guerra que pueden cumplir varias funciones en el aire, y que la empresa, en su sitio web oficial, los destaca por ofrecer una “solución integral” para cualquier fuerza aérea. Allí agregan que se trata de un modelo de avión de combate que además de estar “probado” en la batalla es “preciso, confiable y rentable”.

El ministro de Defensa Nacional, Armando Castaingdebat, dijo a Telemundo (Teledoce) que la compra implicará "un antes y un después en la Fuerza Aérea".

"La preocupación nuestra es poder blindar o poder proteger de la mejor forma las fronteras", dijo, y aludió a "un problema grande con el narcotráfico".

Al ser seis los aviones que se adquirirán, señaló que "la idea" es que dos de ellos se ubiquen en el norte del país, otros dos en Durazno, en el centro, y otros dos queden "en reserva" ante cualquier eventualidad.

El exministro de Defensa Nacional Javier García, que por entonces inició las negociaciones con su par de Brasil durante el gobierno de Jair Bolsonaro y las continuó con la administración de Lula, hizo referencia al tema este martes en la media hora previa a la sesión del Senado.

Según dijo, la confirmación es "una muy buena noticia". "Este gobierno llevó adelante el mayor proceso de modernización de las fuerzas armadas en materia de equipamiento que se recuerde en la historia del país. El Uruguay no compraba aviones nuevos desde el año 81, y los barcos de la Armada tenían un promedio de 60 años de antigüedad", expresó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad