ELECCIONES 2019

Candidatos presidenciales plantean sus propuestas para la seguridad

Las medidas planteadas por los candidatos a presidente en una de las áreas más sensibles.

Daniel Martínez, Luis Lacalle Pou y Ernesto Talvi. Foto: Leonardo Mainé
El País publicará desde hoy en su página web las 10 medidas principales de los diferentes partidos en varias áreas. Foto: Leonardo Mainé

La campaña electoral inició su cuenta regresiva rumbo al domingo 27 de octubre y, a menos de tres semanas, es un buen momento para repasar las principales propuestas de los candidatos. Tras leer las 1.150 páginas de los programas, El País publicará desde hoy en su página web las 10 medidas principales que plantean los candidatos a presidente en las siguientes áreas: gestión del Estado, economía, impuestos, seguridad social, relaciones laborales, agro, seguridad, educación, salud, vivienda, turismo, deporte, relaciones exteriores y comercio exterior, transporte e infraestructura, ciencia, tecnología y cultura, medio ambiente y políticas sociales. El lector podrá comparar los programas de los partidos por bloque temático.

En la edición papel publicaremos varias entregas con diferentes áreas. Y el debut es con la seguridad, uno de los temas que más preocupa al electorado y que los candidatos le dedican más atención en sus discursos.

¿Qué proponen los candidatos con más chances de llegar a la Presidencia, según las encuestas? El frenteamplista Daniel Martínez habla de impulsar en todo el país el programa “Más barrio”, un conjunto integral de acciones urbanas, habitacionales, sociales y de seguridad en al menos 25 zonas prioritarias en las que viven 80.000 personas.

El nacionalista Luis Lacalle Pou declarará la emergencia en seguridad publica y plantea, entre otras medidas, tipificar como homicidio muy especialmente agravado la muerte de cualquier trabajador “en ocasión del desempeño de tareas propias de su trabajo o con ocasión de éstas”. Eso incluye a los guardias de seguridad privada, trabajadores del transporte, comerciantes, empleados del comercio, repartidores, distribuidores de mercaderías y cobradores. El colorado Ernesto Talvi, en tanto, propone -entre otras medidas- permitir registros personales preventivos “a sospechosos”, tanto en el marco de operaciones especialmente dispuestas como de controles rutinarios, “de manera de hacer más efectiva estas lógicas de actuación”.

Y una de las propuestas polémicas de Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto) es que absolutamente todos los reclusos deberán trabajar seis días a la semana. Además, quieren crear una cárcel de máxima seguridad para los narcotraficantes y detenidos más peligrosos. Esa cárcel especial será controlada por personal militar.

¿Y qué pasa con los demás partidos? El Partido de la Gente de Edgardo Novick propone, entre otras medidas, crear una reserva policial y coordinar la seguridad privada con la pública. Además, crear registros profesionales en materias que carece la Policía, como medidas cautelares en materia de violencia doméstica, ADN de abusadores sexuales y homicidios.

El Partido Independiente (Pablo Mieres) propone la profesionalización del personal policial: procedimientos objetivos de selección de personal que tengan en cuenta acreditación de conocimiento y habilidades necesarias para el desempeño como policía e incorporación de universitarios al servicio como psiquiatras, psicólogos y abogados.

Unidad Popular, en tanto, plantea que la seguridad pública sea ejercida por el Ministerio del Interior “y su función no tendrá carácter represivo hacia el pueblo”. En una linea similar, el Partido de los Trabajadores quiere acabar con el aparato represivo y reemplazarlo “por organizaciones populares que tomen el control de la seguridad de los trabajadores”.

El Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI) quiere modificar la ley para aplicar la cadena perpetua a quienes hayan cometido delitos graves de lesa humanidad, “y deberán cumplir la condena en las cárceles comunes”.

En tanto, el Partido Verde Animalista propone la incorporación temporal de las Fuerzas Armadas en el combate al narcotráfico y la delincuencia en carácter de apoyo a la Policía Nacional, “hasta que los indicadores marquen un retroceso a niveles aceptables en términos relativos, tomando como prioridad absoluta la seguridad de los ciudadanos”.

El Partido Digital, por su parte, plantea crear granjas de cultivo y crianza de animales trabajadas por los presos.

Martínez: cámaras y acciones integrales
Daniel Martínez, candidato presidencial por el Frente Amplio. Foto: Leonardo Mainé

Una de las medidas que plantea el Frente Amplio es impulsar el programa “Más barrio”: un conjunto integral de acciones urbanas, habitacionales, sociales y de seguridad en al menos 25 zonas prioritarias en las que viven 80.000 personas. También, aumentar a 1.500 la cantidad de tobilleras para la atención a las víctimas de violencia basada en género, instalar 70 oficinas especializadas en violencia doméstica para 2025 y crear juzgados y fiscalías especializadas.

Se fortalecerá el funcionamiento de las 267 comisarías en todo el país. Además, el oficialismo plantea profundizar y ampliar los operativos Mirador a todo el país “para desmantelar estructuras delictivas vinculadas al narcotráfico y el crimen organizado”.

Si ganan, ampliarán el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), extenderán a 10.000 las cámaras del sistema de videovigilancia en todo el país y

fortalecerán las Brigadas de Seguridad Rural: más personal, mayor movilidad con camionetas 4x4 y tecnología para combatir el abigeato y los hurtos, además de drones para patrullar áreas extensas donde hay faenas clandestinas. Proponen realizar cambios en la política carcelaria: más rehabilitación para que el 70% de los presos estudie y/o trabaje. Las nuevas cárceles no tendrán más de 500 plazas.

Por último, el Frente Amplio también anuncia que, si gana las elecciones nacionales, “perfeccionará” la aplicación del nuevo Código del Proceso Penal.

Talvi: registros callejeros de rutina
Ernesto Talvi, candidato a la Presidencia por el Partido Colorado. Foto: Leonardo Mainé

El programa del Partido Colorado plantea que las jefaturas de zona pasarán a cumplir roles de coordinación entre comisarías seccionales. Si gana Ernesto Talvi, se establecerá un sistema de vigilancia escalonada en horarios críticos. Y, de ser necesario, se complementará la labor del personal de las comisarías con efectivos de la Guardia Republicana. Los colorados plantean permitir “registros personales preventivos a sospechosos”, tanto en el marco de operaciones especialmente dispuestas como de controles rutinarios. Crearán una unidad de combate al crimen organizado. Quieren profundizar y ampliar competencias en formación policial: la meta es que todos los oficiales sean universitarios. Modificarán el nuevo código de proceso penal para limitar el alcance del proceso abreviado, otorgar mayor control al juez sobre los acuerdos del proceso abreviado, crear el proceso simplificado, incorporar una instancia probatoria donde el juez pueda evaluar el otorgamiento de prisión preventiva, entre otros temas. A nivel de las cárceles, plantean una oferta de talleres de formación laboral y desarrollo de emprendimientos en centros de reclusión, así como un plan de rehabilitación de cada recluso y sistema postpenitenciario. También quieren reformar la carrera judicial y establecer determinadas regiones en las cuales los jueces puedan desarrollar sus tareas con posibilidad de ascenso intrarregional.

Manini: cárcel vigilada por FF. AA.
Guido Manini Ríos en acto en Casabó. Foto: Fernando Ponzetto.

Cabildo Abierto plantea establecer la legítima defensa presunta para funcionarios policiales en ejercicio de sus funciones y para todo ciudadano dentro de los límites de su propiedad. También, la presunción simple de legítima defensa nocturna cuando se trata de establecimientos rurales. Quieren crear la figura del serenazgo, autorizando la creación de cuerpos de vigilancia privados bajo control operativo de las zonas policiales y seccionales, integrados por personal policial y militar retirado, particularmente para la vigilancia territorial nocturna. También plantean integrar el cómputo de antecedentes y agravantes a los menores infractores luego de cumplidos los 18 años. Otra medida es la derogación de penas sustitutivas a la privación de libertad para los delitos de rapiña, copamiento y extorsión y exclusión del beneficio de la libertad anticipada y de salidas transitorias para los delitos de narcotráfico y homicidio, entre otros. Además, proteger especialmente a los trabajadores, comerciantes y personal de seguridad privada que sean víctimas de delincuentes, tipificando como homicidio muy especialmente agravado su muerte. En las cárceles: todos los reclusos deberán trabajar obligatoriamente seis días a la semana. Se creará una cárcel de máxima seguridad para los narcotraficantes y detenidos más peligrosos, que será controlada por personal militar de las Fuerzas Armadas.

Lacalle: cédula y “vecinos en alerta”
El candidato Luis Lacalle Pou habla a cámaras en este primer debate presidencial desde 1994. Foto: El País

El programa blanco declara la emergencia nacional en seguridad pública desde el 1° de marzo de 2020. Si gana Luis Lacalle Pou, realizará operativos a cargo de grupos especiales de patrullaje y mantendrá “alta presencia policial” en las zonas de mayor criminalidad. Otra medida es tipificar como homicidio muy especialmente agravado la muerte de cualquier trabajador “en ocasión del desempeño de tareas propias de su trabajo o con ocasión de éstas”: quedarán incluidos los guardias de seguridad, trabajadores del transporte, comerciantes, empleados del comercio, repartidores, distribuidores de mercaderías y cobradores. Plantean duplicar el lapso máximo de privación de libertad para los menores autores de infracciones gravísimas a la ley penal, llevándolo a diez años; y lo mismo con el lapso mínimo, llevándolo a dos años. Los blancos proponen conservar los antecedentes judiciales y administrativos de los adolescentes autores de delitos gravísimos: si volvieran a cometer un delito siendo mayores de edad, no podrán ser considerados primarios. Construirán una cárcel de máxima seguridad con capacidad de unas 150 plazas, crearán 500 cargos de guardias penitenciarios, establecerán rutinas diarias de actividades para todos los presos “a fin de eliminar el ocio compulsivo”. También plantean fomentar la modalidad de “vecinos en alerta”, reanudarán los controles de identidad e impulsarán la creación de nuevos liceos militares.

Aclaración: en una primera versión de esta nota se había informado que El Partido Digital no tenía propuestas específicas en materia de seguridad, si bien en realidad tiene una propuesta sobre el tema. A nuestros lectores y los involucrados las disculpas del caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)