NUEVO CANCILLER 

Bustillo sobre la "diplomacia 5.0" de Talvi: "No tengo ni idea lo que dijo, lo digo con todo respeto"

El canciller se reunió este lunes con los expresidentes Sanguinetti y Lacalle Herrera. 

Bustillo este lunes junto al expresidente Lacalle Herrera en su casa en Carrasco. Foto: Fernando Pozetto
Bustillo este lunes junto al expresidente Lacalle Herrera en su casa en Carrasco. Foto: Fernando Pozetto

El canciller Francisco Bustillo visitó al expresidente Julio María Sanguinetti este lunes en su casa de Punta Carretas. El nuevo ministro explicó en rueda de prensa que está en sus planes reunirse con todos los exmandatarios. 

Sanguinetti fue el primero con el que se encontró. El segundo fue Luis Alberto Lacalle Herrera, a quien visitó este lunes, día en que el expresidente cumple 79 años. Tras recibir la visita de su hijo, el presidente Luis Lacalle Pou, Lacalle Herrera dijo antes de que llegara Bustillo a su casa en Carrasco a los medios que allí estaban: "El interés nacional tiene que ser la brújula de la política exterior". 

Cuando llegó a la casa de Carrasco pasadas las 20 horas, Bustillo dijo que su idea era hablar con todos los expresidentes sobre política exterior, conocer su visión dado que tienen un “caudal enorme de expresión y de conocimiento”. Con Lacalle Herrera, dijo a los periodistas que esperaban en el lugar, además lo une la amistad.

Entre risas, el exembajador de Uruguay en España dijo que Lacalle Pou lo “metió en un lío” cuando le ofreció el puesto de canciller. “Mi preocupación hace diez días era que me pudiera entrar el traje de baño para irme de vacaciones cinco días. Y pasé de la preocupación de que me entrara el traje de baño a preocuparme por la política exterior de Uruguay”, dijo Bustillo, quien agregó que se trata de “líos lindos”.

El ministro de Relaciones Exteriores dijo que el próximo lunes hará una “presentación en sociedad” con las “líneas rectoras” de la política exterior que piensa llevar adelante. Consultado acerca de si seguirá lo anunciado por el entonces canciller Ernesto Talvi –quien antes de irse del ministerio convocó a una conferencia de prensa para anunciar la “diplomacia 5.0” que reemplazaría a la "diplomacia de cóctel"- Bustillo respondió que sus “últimos días” antes de asumir el cargo habían sido “enloquecedores”. “No tengo ni idea lo que dijo o lo que dejó de decir, lo digo con todo respeto”, agregó.

En relación a José Mujica, Bustillo comentó más temprano que habló con Lucía Topolansky y el encuentro, "en principio, sería mañana".

Dijo además que tuvo una "muy linda charla" con Tabaré Vázquez y quedaron "en combinar el día" para el encuentro. "Tenemos que ver las medidas sanitarias para evitar cualquier contingencia", agregó. 

Sobre su relación con Vázquez contó que tienen "una muy buena amistad desde hace ya muchísimos años". A su vez, agregó: "Me transmitió su alegría no solo de tenerme como canciller sino en particular de reencontrarnos como amigos. Vamos a tener largas charlas en muchas ocasiones y vamos a disfrutar de esa amistad que tenemos".

Cuando se le preguntó qué busca con los encuentros, respondió que quiere saludarlos y "particularmente agradecerles". "No se olviden que yo soy diplomático de carrera, ingresé hace 34 años y en distintas ocasiones todos ellos fueron mi presidente. En ese sentido, a todos les debo lo que hoy en día soy". 

Bustillo también informó que se reunirá con todos los excancilleres, entre ellos Talvi, "para conversar con ellos y recibir consejos".

El canciller comenzó formalmente ayer su actividad presencial tras la renuncia de su antecesor, el colorado Talvi. En su primera cita, tras cumplir la cuarentena en su domicilio dado que llegó de Europa el domingo de la semana pasada, el ministro fue recibido por el presidente Lacalle Pou en su casa del barrio La Tahona.

Asimismo, sobre este mediodía, Bustillo se presentó en el Ministerio de Relaciones Exteriores para comenzar a trabajar presencialmente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error