Tiempos violentos

Volaron otro cajero automático; ya suman 57 casos en un año

Un experto en seguridad recomienda poner guardia policial durante la noche.

En la madrugada de ayer volaron el cajero ubicado en bulevar Artigas casi Colorado, el impacto se sintió a varias cuadras alrededor. Foto: Subrayado
En la madrugada de ayer volaron el cajero ubicado en bulevar Artigas casi Colorado, el impacto se sintió a varias cuadras alrededor. Foto: Subrayado

Una vecina del complejo habitacional de bulevar Artigas casi Colorado, al lado de Canal 5, sintió una explosión y tomó su celular. Con las manos temblando, pudo registrar la huida de una banda de delincuentes que había explotado el cajero de la cuadra.

"Por favor, están robando el cajero. Lo acaban de explotar, reventó todo. Se van, doblaron por Colorado, rumbo a Quijote", relata la mujer. En pocas horas el video se viralizó. Hasta la tarde, la grabación tenía más de 17.500 reproducciones en Twitter.

La explosión, ocurrida a la hora 2:00 de la madrugada en una zona iluminada y de importante circulación frente al Campo Deportivo del Ejército, provocó daños en algunos vehículos estacionados cerca del cajero.

El ingreso al estadio militar tiene un guardia armado. Por razones legales los militares no pueden actuar ante un hecho delictivo, salvo en determinadas circunstancias, como por ejemplo si está en riesgo la vida de una persona. De todos modos, desde la unidad militar se informó de inmediato a la Policía, según dijeron a El País fuentes castrenses.

Testigos del hecho dijeron a la Policía que los delincuentes estaban fuertemente armados.

Si bien el cajero contaba con el sistema de entintado, los delincuentes se llevaron la mayor parte del contenido. Algunos billetes quedaron en el lugar.

El experto en seguridad y asesor de compañías internacionales Edward Holfman dijo ayer a El País que este es el ataque número 57 a cajeros automáticos desde el mes de octubre del año 2017. Entre esos cajeros estallados está el de Los Cerrillos que fue volado la noche antes que los jubilados y pensionistas cobraran sus haberes, generando un drama social en la localidad canaria.

También está el caso del ataque a un cajero que se encuentra dentro de una estación de servicio. Los delincuentes entraron al lugar a punta de ametralladora, obligando a los trabajadores y clientes a cubrirse mientras ellos desarrollaban la operación. El episodio generó gran nerviosismo pues podrían haber estallado los depósitos de combustible.

Importación.

Durante varias décadas los cajeros fueron la víctima preferida de las bandas de delincuentes que operaban en Europa. Desde allí la práctica se trasladó a América del Sur, en particular en Chile, Argentina, Brasil y Paraguay. En todos los casos la solución para enfrentar a las bandas fue mediante grandes inversiones de los operadores financieros, según explicó a El País un teniente coronel de Carabineros de Chile que participó de distintas investigaciones al respecto.

De hecho, el gobierno chileno debió implementar una serie de normas de seguridad bancaria para evitar los robos mediante la modalidad del gas. Obligaron a la colocación de cámaras y a entintar los billetes para "marcar" a los ladrones. Sin embargo, el fenómeno sigue vigente.

En el mes de julio pasado, una banda compuesta por cinco chilenos y un uruguayo marchó a prisión. Se dedicaban a volar cajeros. Expertos en el uso del gas, fueron los pioneros de esta práctica en Uruguay. Hicieron su primer ataque el 30 de octubre de 2017 dentro del supermercado Disco de Alejandro Chucarro y Manuel Pagola.

En esa ocasión se llevaron 1.811.800 pesos y 16.200 dólares. Después hicieron lo mismo en un cajero del barrio Palermo el día 5 de noviembre. Ahí se hicieron de 3.024.400 pesos y 100 dólares. Finalmente, atacaron una terminal bancaria en Médanos de Solymar el 11 de noviembre donde apareció la Policía y huyeron.

Los extranjeros confesaron que enviaban el dinero a sus familias en Chile. De hecho, uno de ellos fue detenido mientras pretendía subirse a un avión con varios miles de dólares encima. Esta banda de delincuentes fueron imputados por varios delitos, hurtos y rapiñas a locales comerciales de la zona costera de Canelones. Habían alquilado una cabaña.

Se les imputó un delito de asociación para delinquir en concurrencia con un delito de hurto especialmente agravado y en reiteración real por la pluriparticipación, y un delito de receptación especialmente agravado.

La banda estuvo siendo buscado durante un mes entero.

Saber.

Tras ser imputados y condenados por la Justicia de la Costa, fueron traslados a su país para cumplir la condena. La medida responde al cumplimento de convenciones internacionales para el caso de procesados extranjeros.

De paso, se evitaba la transmisión de conocimientos a otros delincuentes en las cárceles uruguayas. Ya era tarde. La transmisión de conocimientos ya se había producido. Se supone que hay dos bandas operando y han surgido grupos de imitadores, según indicó Holfman (ver entrevista).

Hasta el momento, las cifras sobre las ganancias de los delincuentes no son precisas. De todos modos, las distintas fuentes consultadas hablan de cantidades "millionarias" que habrían sumado poder a las bandas.

Embajada americana advirtió a visitantes

El avance de las bandas que atacan cajeros salió de Uruguay. En noviembre del año pasado, la Embajada de Estados Unidos en Uruguay pidió precaución a los ciudadanos de su país que se encuentran en Montevideo cuando usen cajeros automáticos, debido a que los delincuentes "están usando dispositivos explosivos para realizar robos".

"Se recomienda a los ciudadanos de los EE.UU. que tengan cuidado cuando usen cajeros automáticos en el área de Montevideo", señala un comunicado divulgado pos la sede diplomática. La embajada estadounidense pide a quienes estén en la capital uruguaya que tengan en cuenta "el entorno" y que mantengan "un alto nivel de vigilancia". "Observa a las personas y vehículos que te rodean. Si algo no te parece correcto, abandona el área", agrega el comunicado. En caso de enfrentarse a un ladrón "armado o desarmado", la embajada americana recomienda no resistirse.

Edward Holfman - Experto en seguridad privada

"¿En qué invierten los delincuentes?"

—¿Cómo se explica el incremento de los ataques a cajeros automáticos?

—Se sienten impunes porque la posibilidad de ser atrapados y terminar en la cárcel es muy baja. Desde octubre del año pasado hasta hoy son 57 los cajeros afectados. Algunos chilenos fueron atrapados pero fueron los que capacitaron a la gente de acá y se generaron una o dos bandas que se dedican a eso. Hay algunos imitadores pero vienen fracasando. Lo peligroso es que están cada vez más violentos y no miden la cantidad de gas que pueden ingresar y en cualquier momento vamos a tener una desgracia mayor.

—¿Qué medidas habría que tomar para frenar esto?

—Cuando uno ingresa a un cajero nota que las cerraduras no andan. Las cámaras de vigilancia deberían funcionar. Yo soy de los viejos, trabajé en Juncadella, luego en Prosegur y más tarde en el Ministerio del Interior en la oficina que se encargaba de la seguridad de los bancos. Cuando se compraron estos cajeros en América Latina en Europa y otras partes del mundo, ya no se usaban porque no tenían en encapsulado de tinta. Fue así que las bandas comenzaron a operar en Chile, después se fueron a Brasil y Argentina. Todos los delitos se imitan y se replican rápidamente.

—¿La única oportunidad de terminar con el problema es cambiar las terminales?

—El sistema se tendría que haber "aggiornado" a esta nueva modalidad y entintar todos los cajeros. No se olvide que para robar una remesa usted tiene que saber qué hay dentro del blindado. Puede llevar mucha plata o papeles que pueden ser tickets de alimentación. Usted a veces va a un cajero y no hay plata. Cuando van estos muchachos se llevan varios millones. Hay que cambiar toda la tecnología, están muy expuestos.

—Están llegando a robar los cajeros con armas largas.

—Sí, pero lo importante es preguntarse para qué están robando. Siempre es para financiar algo. Serán armas o drogas u otra cosa. Una banda de Brasil ha pegado grandes golpes en Paraguay. Con esa plata hacen la logística y compran más armas. En una favela encontraron una fábrica de fusiles FAL, podían armar ocho por día. ¿Para qué precisan tanta plata los delincuentes de acá? Ahí se precisa mucho de la inteligencia policial para saber dónde termina toda esta plata. Hace pocos días robaron un camión de garrafas. Se sabe que cotizan bien en las ferias pero uno tiene que suponer que las van a usar para volar cajeros.

—¿Qué opciones de seguridad habría que utilizar?

—A los bancos no les significaría mucho gasto poner un servicio policial de noche con un móvil. Hay que tener cuidado con las medidas que se aplican en Montevideo porque el delito se traslada al interior del país.

—¿Es rentable una solución de ese tipo?

—Una solución tiene que haber. Los jubilados de Los Cerrillos no pueden estar sin cobrar. También hay que pensar en la gente que usa el servicio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º