SERÁ IMPUTADO HOY

Dos homicidios, un solo culpable identificado y los detalles aún por dilucidar

El presunto autor del asesinato del joven de 17 años será imputado hoy. Tras resolver este crimen, la Policía apuesta a aclarar el homicidio de Washington Simón y "cerrar el paquete".

Fiscalía. Foto: Estefanía Leal.
Fiscalía. Foto: Estefanía Leal.

La fiscal de Homicidios Mirta Morales ya había solicitado a la Policía que iniciara el trámite para pedir la requisitoria internacional a Interpol para capturar al sospechoso de matar al adolescente de 17 años en La Unión el 10 de enero. Es que las autoridades presumían que este hombre, el más buscado de Uruguay hasta ayer a la mañana, había cruzado ya la frontera y escapado a Brasil.

La tensión en el Ministerio del Interior durante esta semana era grande: en la antesala del primer clásico de este 2022, se entendía que la captura del parcial de Nacional responsable de matar al joven -que vestía una camiseta de Peñarol al momento de ser atacado- iba a descomprimir la presión entre las barras de cara a este partido.

Se lo buscó con intensidad por Montevideo, sin suerte, hasta que una pista de que el joven podía estar en Rivera y que aún no había escapado al exterior llegó a la oficina de Morales.

La fiscal dijo a El País que, en un rápido operativo, se lo detuvo ayer a primera hora de la mañana. Se lo encontró, dijo, con personas “que podían ser amigos, uno de los cuales vestía una camiseta de Nacional”.

El detenido es un hombre de 28 años que, según indicaron a El País fuentes policiales, tiene al menos un antecedente penal: fue procesado sin prisión en 2016 por un delito de tenencia y porte de armas.

También, de acuerdo a las principales hipótesis de esta indagatoria, el sospechoso estuvo presente el lunes 10 de enero en el sanatorio del Casmu de 8 de Octubre junto con varios parciales de Nacional que acompañaban a Washington Simón, en ese momento internado y herido de gravedad. Simón había sido atacado a tiros en la avenida 8 de Octubre -donde estaba montada la feria Vía Blanca- cuatro días antes, a manos de barras de Peñarol que hoy está buscando la Policía.

“Él (el ahora detenido) se consideraba muy amigo del Washi y estaba muy mal el día de su muerte. Es algo que sabemos por los testimonios”, siguió diciendo Morales. Simón, a su vez, era uno de los condenados por el homicidio de Hernán Fiorito, parcial aurinegro fallecido tras un ataque llevado adelante por hinchas tricolores en 2016.

Por eso, asumen los investigadores, el ataque que se hizo el lunes 10 de enero al adolescente que vestía una camiseta de Peñarol respondió a una represalia por lo que había ocurrido la semana anterior, y que terminó ese lunes a la noche con la muerte de Simón.

Ahora bien, lo que la investigación todavía no desentrañó en detalle es la razón por la cual la víctima de esa venganza fue el joven de 17 años.

Lo que ha dicho el penalista Gumer Pérez -que asumió la defensa legal de la familia del joven asesinado- es que el menor murió producto del azar: “Si cualquiera de nosotros andaba con la camiseta de Peñarol ese día nos llevábamos la bala”, ejemplificó el abogado en una rueda de prensa que dio ayer en la tarde en la entrada de la sede penal de la Fiscalía.

Sin embargo, fuentes al tanto de esta indagatoria aseguraron a El País que todavía no se descartan otras hipótesis sobre el móvil del ataque, como la posibilidad de que al agresor haya querido matar al joven específicamente, en el marco del enfrentamiento entre las barras. Esto, independientemente de afirmaciones realizadas incluso por la fiscal Morales, quien en diálogo con El Observador aseguró ayer que el adolescente era un “hincha limpio”, sin antecedentes penales, que cuando “juntaba plata” iba a ver a su club -pese a que el abogado Pérez afirmó que el adolescente nunca había ido a un partido del cuadro de sus amores.

En el Ministerio del Interior apuestan a que todos los detalles del caso se irán develando a medida que se resuelva esta investigación, pero también la otra -la del tiroteo en 8 de Octubre-, ya que ninguna indagatoria puede concebirse sin la otra.

En ese sentido, fuentes policiales señalaron a El País que se espera que “a la brevedad” haya novedades respecto al ataque de Vía Blanca, investigación que, a diferencia del homicidio del adolescente, no tuvo hasta el momento detenidos o indagados. Cuando se resuelvan los hechos del 6 de enero se “cerrará el paquete” y el caso quedará “más claro”, confían en la Policía.

“Los dos se están investigando; tuvimos suerte de que este se terminara antes”, dijo la fiscal Morales.

El traslado a fiscalía.

El hombre llegó a la sede de la Fiscalía de Cerrito y Misiones (Ciudad Vieja) unos minutos después de las 17 horas, tras un largo viaje de más de 500 kilómetros en un Peugeot de la Policía, junto con otros coches de la cartera de seguridad, en un operativo de traslado hasta la capital.

Pero en la sede del Ministerio Público el hombre estuvo apenas unos minutos porque se negó a hacer declaraciones y a contribuir con la investigación. Conversó brevemente con el abogado Pablo Casas, a quien se limitó a informarle que lo habían detenido en Rivera. No colaboró, analizaron fuentes judiciales, porque no tenía razones para hacerlo: la Fiscalía tiene elementos incontrastables -entre otras cosas, el registro de cámaras de seguridad- como para solicitar su imputación, y el indagado no tiene posibilidad de, por ejemplo, reducir su pena mediante un proceso abreviado, porque el delito que se le imputa es muy grave y no cabe siquiera esa posibilidad.

Lo que sí adelantó su defensor, Casas, minutos antes de que el hombre llegara a Montevideo, es que su cliente era “simpatizante” de Nacional, no un integrante la barrabrava de este club. En cambio, en la mañana Morales había dicho a El País que el hombre “forma parte de la barra”. “No me cabe duda”, afirmó.

Como la Constitución dispone un plazo de 24 horas para tener detenida a una persona sin tener audiencia ante un juez -y la excepcional extensión de otras 24 horas en caso de que la investigación judicial requiera de más tiempo- el hombre fue conducido ayer en la tarde al jugado penal para justamente extender el plazo hasta hoy.

Según informaron al cierre de esta edición fuentes del Ministerio Público, la fiscal de Homicidios Adriana Edelman -titular ahora de la investigación, ante la licencia de Morales, en plena feria judicial- pretendía solicitar una audiencia de formalización para imputar al sospechoso antes del mediodía de este sábado.

Al respecto de las evidencias recogidas en la carpeta de investigación de la Fiscalía, el abogado Pérez dijo ante los medios que entendía que “las evidencias que están en la causa ameritarían, en principio la formalización de un delito de homicidio especialmente agravado”.
Dos homicidios, un culpable y los detalles todavía por dilucidar

Operativo para el clásico contará con un despliegue de 800 policías

El Ministerio del Interior ya definió que en el operativo que se desplegará hoy en los alrededores del estadio Centenario, donde Peñarol y Nacional se verán por primera vez las caras en este 2022, participarán 800 efectivos. Los funcionarios pertenecen a las más variadas reparticiones policiales: desde la Guardia Republicana, pasando por Bomberos, Policía Científica, Aviación de la Policía Nacional y personal de las Jefaturas de Policía de Montevideo y Canelones, entre otras.

“Ente las tareas a desarrollar se dispondrán dispositivos de seguridad exterior en las sedes sociales de cada institución”, indicó la cartera de seguridad en el sitio web de la Unidad de Comunicación de la Secretaría de Estado.

“Además, “se realizarán patrullaje de prevención y control de desórdenes, así como también para evitar aglomeraciones”.

El operativo contará, asimismo, con “dispositivos de control, canalización y organización del tránsito” en las vías de acceso al estadio, y habrá una “zona de exclusión vehicular (que) comenzará a partir de las 16:00 horas”, exactamente tres horas antes del comienzo del partido. En su origen, este encuentro iba a jugarse a las 21:30, pero el ministro Luis Alberto Heber recomendó adelantar el horario para contar con luz solar.

“Por otra parte, la Policía acompañará el traslado de la cuaterna abritral y de las delegaciones de los equipos desde su lugar de concentración hasta el estadio y su posterior regreso”, dice también el comunicado de Interior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados