PAYSANDÚ

Avioneta abandonada: "Los pueden haber dejado tirados”

Esa es una de las hipótesis en el caso de la avioneta; la otra es un desperfecto mecánico. Dos hombres fueron detenidos ayer en el marco de la investigación.

Avioneta boliviana. Foto: Fuera Aérea Uruguaya
La Fuerza Aérea Uruguaya envió a Paysandú un helicóptero con personal técnico, para brindar seguridad en el perímetro. Foto: Fuera Aérea Uruguaya

Dos hombres fueron detenidos ayer en el marco de la investigación que lleva a cabo la Fiscalía y la Policía Aérea Nacional, a raíz del hallazgo de una aeronave abandonada, de matrícula boliviana, en el departamento de Paysandú en la madrugada del domingo pasado.

"Los habrían dejado tirados”, confió una fuente de la investigación a El País sobre los tripulantes de la aeronave. Un ciudadano brasileño y otro boliviano, aparecieron en un establecimiento pidiendo comida y ayuda para llegar a la frontera con Brasil.

En realidad existen dos hipótesis de por qué el avión quedó abandonado: “Puede que haya tenido un desperfecto mecánico. O bien, como hacen trayectos largos, necesariamente deben cargar combustible y en este caso la camioneta que debía proporcionarlo no lo hizo. Los pueden haber dejado tirados”, confío el investigador.

Otra modalidad empleada es arrojar los bultos de droga desde el aire y aterrizar en algún campo de Entre Ríos o Corrientes para cargar combustible y continuar hacia el norte.

Oficialmente no han sido vinculados con el avión Cessna, abandonado en las inmediaciones del paraje Tres Árboles, pero extraoficialmente la investigación apunta a la conexión con el transporte aéreo de drogas, una práctica cada vez más común en el litoral del país.

La fiscal de Paysandú a cargo del caso, Carolina Martínez, explicó que el ciudadano brasileño estaba en una casa cercana a la zona donde fue encontrada la avioneta, pero que todavía no se tiene información sobre si actualmente reside en Uruguay. Una fuente consultada por El País dijo que “un testigo vio cómo dos camionetas, una de color blanca y otra de color gris oscuro, recogieron el cargamento y se marcharon sin dejar pistas”.

Dentro de la aeronave no se encontraba ningún tripulante y, según indicó la fiscal, “no había ningún tipo de objeto, mercancía o demás dentro” del lugar. “Estaba vacía. No sabemos si era uno o más tripulantes. No se encontró nada y no hay indicio de que se haya transportado nada”, agregó la fiscal.

Desde la caída del avión de Austral en campos de Río Negro, el 10 de octubre de 1997, las autoridades de Defensa de los sucesivos gobiernos han reconocido como una necesidad la implementación de radares sin que se haya registrado avance alguno en la materia.

El sistema montado en el Aeropuerto de Carrasco y en Durazno no permite captar el vuelo de aeronaves ligeras a bajo altura. El viernes 13 de septiembre un helicóptero cruzó desde Entre Ríos y pasó por encima de Fray Bentos con destino desconocido. Autoridades de la zona consultadas por El País afirman desconocer el hecho, al tiempo que admiten las dificultades que existen en todo el litoral. Una situación similar se registra con el patrullaje del río Uruguay, donde los recursos disponibles están lejos de lo que verdaderamente se necesita para el control del narcotráfico, contrabando y tráfico de personas generalmente de origen asiático.

La problemática se extiende a lo largo del curso de agua desde Bella Unión a Nueva Palmira e incluso la zona de Carmelo.

La fiscal Martínez solicitó anoche a la Justicia una audiencia que podría ser tanto de prórroga como de formalización. Al cierre de esta edición los hombres continuaban detenidos. La fiscal dijo a El País que “contaba con evidencias” para acusar a los dos extranjeros de haber cometido un delito aeronáutico.

Delito aeronáutico.

Leonardo Blengini, vocero de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU), explicó a El País que “no hubo una presentación formal de plan de vuelo”. Esto quiere decir que no existió documentación en el lugar de salida de la avioneta y no hubo un registro que indicara dónde iba a ser su destino final, ni cuántos tripulantes viajaban dentro de la aeronave.

Sobrevuelo a una baja altura

El ministro de Defensa, José Bayardi, fue consultado ayer en rueda de prensa sobre la aparición de la aeronave y aseguró que “el problema es que el tipo de avioneta sobrevuela relativamente bajo, entonces si no hay radares de proximidad en la zona es muy difícil identificar”. Y ejemplificó: “No es lo mismo identificar una aeronave que vuela a una altura regular habilitada que estas, que no tendrían permiso para estar volando a las alturas que vuelan a los efectos de eludir toda la radialización”. Según explicó a El País el vocero de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU), Luis Blengini, Uruguay cuenta con cuatro radares. Tres de ellos son fijos y están ubicados en el aeropuerto de Carrasco, en Durazno y en Santa Clara. El cuarto radar es desplegable y la FAU lo va moviendo por el territorio. Los radares, explicó Blengini, son como un “cono invertido” que genera un ángulo hacia arriba. Si el piloto de una aeronave sobrevuela por debajo de 150 metros no va a ser detectado. “Son vuelos arriesgados, no son vuelos para principiantes”, dijo Blengini. Agregó que la zona en la que aterrizó y la niebla no ayudaron a detectarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)