Actuación judicial en Maldonado

Crimen con sicarios y fiestas swinger en Punta del Este

La trama oculta tras el asesinato a sangre fría del profesor de inglés.

Ex esposa. Organizaba las fiestas swinger de alto nivel en Beverly Hills y denunció a su ex marido, el fallecido, de obligarla a prostituirse. Foto: Ricardo Figueredo.
Ex esposa. Organizaba las fiestas swinger de alto nivel en Beverly Hills y denunció a su ex marido, el fallecido, de obligarla a prostituirse. Foto: Ricardo Figueredo.

Al tiempo que la Policía busca atrapar a los dos hombres sospechosos de asesinar por encargo a Edwar Vaz -profesor de inglés-, de un balazo en la cabeza, los pormenores del caso sacuden a Punta del Este.

Todo indica que se trata de un asesinato por encargo cometido por dos sicarios contratados para ultimar al hombre cuyo abogado se aprestaba a radicar una demanda civil por US$ 1.500.000 contra la exesposa de la víctima.

Los dos asesinos fueron contactados en Montevideo. Las imágenes del sistema de videovigilancia captan el momento en que un compañero de trabajo de la exmujer los pasa a buscar entre las paradas 41 y 42 de la playa Mansa. 

Desde allí fueron hasta el edificio de la avenida Lavalleja donde vivía el profesor.

La decisión del juez de feria, Luis Imperial, de privar de la libertad a la exesposa del fallecido generó comentarios de todo tipo en el balneario esteño ya que ella era reconocida por organizar fiestas swinger.

La fiscal Patricia Rodríguez pidió al juez la prisión preventiva por 90 días de la mujer como consecuencia de los elementos recolectados a partir de la misma noche del homicidio.

Las imágenes permitieron reconstruir la ruta de arribo y de salida del automóvil empleado por los dos sicarios para llegar al edificio donde residía la víctima.

El conductor y propietario del vehículo que los trasladó fue apresado ante la contundente evidencia en su contra. Detenido, confesó que fue contratado por la exesposa de la víctima con la que mantenía con ella una relación laboral.

"La Sra. M. le pidió a S. que el lunes no le falle… que venían dos muchachos de Montevideo para darle un susto a su exmarido. M. le dijo que tenía que recoger a esas personas en la rambla; que uno de ellos vestiría un saco negro; que lo iban a estar esperando y que los tenía que llevar a la vuelta de la casa de V., esperarlos y luego dejarlos en el mismo lugar donde los había recogido. Asimismo, le dijo que esto se concretaría a la hora 21:30, y que fuera en su vehículo personal", según se desprende de la vista fiscal.

Prostitución.

El País informó, en su edición del pasado miércoles, que el abogado Martín Etcheverry, asesor de la víctima, presentaría la demanda contra la exesposa. La mujer ese mismo día se contactó con El País para dar su versión de los hechos acusando a su exesposo de explotarla sexualmente durante años.

La mujer ahora detenida es hija de un "príncipe internacional de los gitanos", como él mismo se presenta, que vive desde hace años en Maldonado en una casa de grandes dimensiones ubicada sobre la calle Curupay, en el barrio Beverly Hills de Punta del Este.

Esta mansión fue construida por ella hace muchos años y vendida hace poco tiempo a un terrateniente brasileño, quien tras adquirirla la contrató para que la administrara.

Ella negó tener algún tipo de vínculo con su padre y menos formar parte de la comunidad gitana, más allá de que la casa que habita se conoce como "Gypsy Queen".

La mujer se presentó como una víctima de su exesposo, a quien acusó de prostituirla desde que lo conoció cuando ella tenia 14 años. "Mi exesposo fue denunciado hace dos años y medio por proxenetismo", explicó. "Él estaba suspendido de su cargo por problemas similares con estudiantes", dijo.

"Soy una pobre víctima de mi exesposo, quien, además, acaba de estafar en dos millones de pesos a un terrateniente brasileño al que yo le cuido la casa", agregó. "Apunten a donde quieran pero yo tengo elementos fortísimos que respaldan lo que digo", insistió la mujer.

"Yo construí con una amiga a Gypsy Queen. Mi amiga, que también era mujer de mi exmarido", reveló la mujer. "Él nos vivía pidiendo plata. Nos prostituía tanto a mí como a mi amiga. Yo lo conocí cuando era mi profesor de inglés, desde los 14 años vivo con él. Nos amenazó muchísimas veces tanto a mí como a mi amiga. Mi actual pareja fue la que nos salvó", contó.

"Tanto yo como mi amiga nos prostituimos obligadas. Después de nueve años intenté divorciarme pero nunca pude. Él era un tipo muy chiquito pero con ideas nazis y estaba armado. Era proxeneta", dijo.

Swinger.

La mujer ahora detenida es conocida en el ámbito nocturno como la responsable de organizar fiestas swinger entre residentes y extranjeros tanto en el verano como en el resto del año.

"Con mi amiga fuimos las que hacíamos las fiestas swinger en Punta del Este. Hacíamos las fiestas mandadas por él, que dirigía todo pero no estaba presente. Él manejaba toda la plata. Mi amiga fue a Disney con un cliente y cuando regresó le sacó toda la plata porque le trajo regalos a mis hijos y a él ninguno. Ese día no la mató de asco", narró.

La exmujer comprometida

La fiscal Rodríguez le imputó a la exesposa del fallecido un delito de homicidio especialmente agravado. La decisión del juez fue resuelta durante la audiencia de formalización.

La mujer se vio comprometida por el testimonio del conductor del automóvil empleado por los sicarios para ir hasta la casa de la víctima y regresar de la escena del crimen.

El hombre aseguró tener un vínculo laboral con la exmujer de la víctima. Además, dijo al juez que la mujer le insistió durante días para que le hiciera el favor de llevar a dos hombres hasta un edificio de Maldonado.

La acusada negó las imputaciones y cuestionó la versión del conductor detenido.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)