ESTE LUNES 

Caos en la rambla de Malvín: “Se oyeron tiros y las botellas volaban de un lado a otro”

Por motivos que todavía no se conocen, comenzaron disturbios entre algunos de los presentes, que incluyeron disparos de tiros al aire, corridas, botellazos e interrupciones al tránsito de la rambla.

Varios agentes policiales se desplegaron en la zona. Foto: Guillermo Lorenzo
Varios agentes policiales se desplegaron en la zona. Foto: Guillermo Lorenzo

“Agarraban los surtidores y tiraban nafta. Empezaron a correr y a tirar piedras. Fue un descontrol”. Así describió una empleada de la estación de servicio ubicada en la Rambla O’Higgins y Amazonas el caos que se vivió en la tarde de ayer en Malvín.

Desde hace unos días y por el Día de Reyes se venía convocando a través de las redes sociales a una fiesta en el barrio. La invitación sostenía que el organizador del evento era el Bar Michigan, aunque el establecimiento aseguró que no tenía ninguna vinculación con el evento.

“Pasaban los autos y las botellas volaban de lado a lado”, contó la empleada de la estación de servicio. En las cámaras del lugar, a las que tuvo acceso El País, se puede observar el momento en que varios jóvenes comenzaron a lanzar piedras hacia otras personas que estaban sobre la vereda de la rambla.

Además comenzaron a sacar los surtidores de nafta. Uno de los pisteros tuvo que intervenir.

Fueron miles de personas las que llegaron hasta la rambla O’Higgins tras la convocatoria en las redes sociales.

Por motivos que todavía no se conocen, comenzaron disturbios entre algunos de los presentes, que incluyeron disparos de tiros al aire, corridas, botellazos e interrupciones al tránsito de la rambla a esa altura de la ciudad.

Un rato después de las 14 horas varios jóvenes empezaron a llegar a la esquina de la calle Amazonas, queriendo ingresar a la playa con parlantes, pero funcionarios de la Intendencia de Montevideo no lo permitieron, según dijo a El País Eduardo Ocampo, jefe de guardavidas de la zona este en el turno vespertino.

“Empiezan a bajar a la arena más de 1.500 gurises hasta que en un momento hubo un lío entre bandas y uno empezó a los tiros”, narró Ocampo.

Luego de eso, contó, empezaron a correr. “Nadie sabía por qué corrían y ahí nos empiezan a traer gurises poco menos que en coma alcohólico, inconscientes y bueno, los atendíamos en la casilla mientras que la Prefectura estaba ordenando la infantería naval en la arena”.

Una vecina del barrio contó a El País que varios jóvenes “se metían de pesados a buscar alcohol a los comercios y les decían que no les podían vender y se ponían malos”. A las 17:30 “empezó el relajo fuerte”, según la mujer: “Yo estaba saliendo de trabajar y me agarró en el medio. Eran todos gurisitos, entre 12, 13 y 16, más no tenían. Se oyeron tiros”, agregó.

Hubo un fuerte despliegue policial. Una tanqueta de la Guardia Republicana y varios móviles llegaron hasta el lugar de los incidentes y las corridas aumentaron. Algunas personas tiraron botellas contra la Guardia Republicana.

La Guardia Republicana durante los disturbios en una fiesta en Malvín. Foto: Guillermo Lorenzo.
La Guardia Republicana durante los disturbios en una fiesta en Malvín. Foto: Guillermo Lorenzo.

Según informó la Armada Nacional a través de un comunicado, producto de los incidentes hubo un herido de arma blanca, aunque no precisaron su estado.

Fuentes policiales indicaron a El País que resultó herido de arma de fuego otro joven, de 17 años. Lo trasladaron al Hospital de Clínicas.

En el medio del caos que se desató en la zona costera de Malvín, también hubo un robo con arma de fuego a un joven de 18 años. El delincuente fue detenido y se le incautó el arma con que amenazó a la víctima para robarle.

De acuerdo con fuentes policiales, sobre las 17:30 se envió a esa zona móviles de apoyo, y también se gestionaron equipos de choque con la colaboración de personal de Prefectura.

La Policía se distribuyó por varias zonas del barrio y logró disuadir a varios de los jóvenes. Los agentes se desplegaron por varios puntos de la rambla y bloquearon el tránsito de varias calles perpendiculares que desembocan en la zona costera de Malvín.

Cientos de jóvenes bajaron a la arena y siguieron bailando. Cerca de las 20 horas comenzaron a retirarse.

A medida que los jóvenes se iban de la playa, la Guardia Republicana fue acortando su despliegue y los agentes quedaron concentrados frente a la estación de servicio de la rambla y Amazonas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados