NARCOTRÁFICO

El líder de Los Cuinis fue trasladado "para que no se fugue"

Gerardo González Valencia se estaba vinculando con otros reclusos como "Betito" Suárez y se comprobó que intentaba conseguir un iPhone "a toda costa".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El 23 de abril Gerardo González Valencia fue procesado con prisión. Foto: A. Colmegna

La jueza de Crimen Organizado, Beatriz Larrieu, confirmó este martes a Telenoche lo que anteriormente adelantó El País, que Gerardo González Valencia, líder del cártel mexicano Los Cuinis, fue trasladado por razones de seguridad.

González Valencia se encontraba recluido en el módulo 12 del Comcar. Según explicó Larrieu, fue retirado de ese lugar "por riesgo de que se fugue y por seguridad de él, para que nadie atente contra su integridad física".

González Valencia fue procesado por la Justicia por lavado de activos el 23 de abril pasado, junto con su esposa y otras cinco personas de su entorno. También es acusado de cometer un crimen en la década de 1990 en California y se lo imputa en una causa por tráfico de cocaína y anfetaminas en territorio estadounidense, motivo por el que el gobierno de ese país pidió su extradición. El trámite demorará más de un año.

Durante una requisa realizada en junio, se supo que el mexicano logró ingresar a su celda un puñado de pimienta blanca, pocos gramos de adobo y algunas pizcas de sal fina.

Al ser indagado por la aparición de los condimentos, lo que se presume como un intento por comprobar la seguridad de la prisión, González Valencia dijo que ya estaban allí cuando llegó.

Al consultarle si quería agregar algo a su declaración, el narco dijo: "Sí. Que me torturaron. Me tuvieron desnudo con temperaturas bajo cero. Si el ministro del Interior Bonomi sigue mandando a sus guardias a torturarme, que busque el puente más alto del Uruguay donde lo voy a colgar", informó el semanario Búsqueda.

El pasado sábado, El Observador informó que González Valencia pasaba dinero "a diestra y siniestra" e intentó obtener un iPhone "a toda costa". Indicaron que el mexicano se estaba relacionando con narcotraficantes locales dentro de la prisión, entre ellos Luis "Betito" Suárez, líder de una "superbanda" que cometió varios crímenes entre 1990 y 1993, de quien el juez especializado en Crimen Organizado, Néstor Valetti supo denominar como "el delincuente más peligroso del país”, en prisión desde 2006. Valetti señaló en 2012 que Suárez se encontraba "en una cárcel de máxima seguridad, exclusiva para capos narcos, e igual controla un ejército personal de 50 sicarios (...) manda desde la cárcel".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º