JUSTICIA

Prisión preventiva de 180 días para los dos hombres que trasladaban 417 kilos de cocaína

Este domingo detuvieron a dos personas de origen uruguayo, uno con antecedentes penales, en rutas del departamento de Río Negro.

Nueva incautación: más de 400 kg en Río Negro. Foto: Ministerio del Interior
Incautación de más de 400 kg de cocaína en el departamento de Río Negro. Foto: Ministerio del Interior

La Justicia imputó a los dos hombres que fueron detenidos este domingo cuando trasladaban 417 kilos de cocaína en un furgón hacia la zona metropolitana.

Ambos deberán cumplir una prisión preventiva de 180 días por el delito de transporte de estupefacientes, mientras continúa la investigación. La Fiscalía había solicitado una prisión preventiva de 240 días, pero la defensa entendió que era "extenso" y luego se resolvió un plazo menor.

Los abogados de los acusados señalaron que sus clientes "niegan absolutamente" un vínculo con el narcotráfico.

La operación, denominada “Moroni” permitió incautar más de 400 kilos de cocaína en el momento que estaba siendo trasladada en una furgoneta en rutas del departamento de Río Negro, informó este domingo el Ministerio del Interior a través de su página web.

Luego de montar el operativo y tras un “movimiento sospechoso de dos vehículos, en proximidades a la intersección de las rutas 20 y 4”, detuvieron a dos personas de origen uruguayo, uno con antecedentes penales, agregó la cartera.

Fuentes de la investigación habían indicado a El País que Pablo González Correa, con varios antecedentes penales por delitos vinculados al tráfico de droga, iba conduciendo el Suzuki y desde ahí lideraba el camino y alertaba al conductor de la furgoneta si veía algún policía en la ruta.

Quien manejaba la camioneta, un hombre de 54 años y sin antecedentes penales, fue “contratado para llevar la mercadería” a la zona metropolitana, agregó la fuente.

Tras la audiencia de este lunes, el abogado del hombre que transportó la mercadería, Pablo Barreiro, señaló que "lo que quedó aclarado es que la Fiscalía venía realizando una entrega vigilada respecto de algún dato que manejaba de una mercadería de droga que iba a ser ingresada por el litoral, proveniente del Paraguay, y mediante ese sistema de entrega vigilada, cuando se obtuvo la información se logró interceptar" a los hombres, dijo el abogado.

Consultado sobre si su cliente estaba en conocimiento que transportaba droga, Barreiro dijo que "él manifiesta que no", porque como es "oriundo de frontera" allí "es muy común hacer encargues de viajes de un lado para el otro, además dijo que "no" tenía conocimiento de que lo transportaba era droga. Por este encargo, su cliente dijo que le pagaron "$ 15.000, que fue lo que le incautaron", señaló su representante.

Por otro lado, Barreiro dijo que quien solicita el traslado de la droga al imputado "aparentemente es otra persona que no surge en el expediente". En tanto, su cliente manifestó que "pensaba que transportaba "granos, porque en definitiva lo que había era granos además de la droga".

El hombre de 54 años, "primario absoluto", dijo que "no manifestó" quién era la persona que lo contrató para la entrega, y ello "no surge del expediente". En tanto, Barreiro manifestó que en esta instancia "no se le preguntó" dónde cargó la droga.

Otro de los imputados es González Correa, de 47 años, que "tiene antecedentes de larga data", dijo su abogado, Santiago Alonso, en rueda de prensa tras la audiencia.

Agregó que "aparentemente hay una requisitoria del juzgado letrado de Ciudad de la Costa de 3er Turno. Hasta el momento no tenemos conocimiento cuál es el fundamento de la misma", dijo.

Alonso dijo que su cliente, quien venía delante del furgón que llevaba la carga en un "auto de alquiler" manifestó "que desconoce quién era la otra persona que venía más atrás". En ese sentido, puntualizó que "tampoco es que venían a una distancia muy cercana", ya que "de acuerdo a lo que surgen de las órdenes de detención (había) una diferencia de 30 minutos de distancia" con el hombre que transportaba la droga.

En el operativo, señaló que le incautaron dinero que "él manifiesta ser de su propiedad. Pero (no había) ninguna sustancia estupefaciente adentro del vehículo", dijo Alonso.

En ambos casos, la Fiscalía incautó sus celulares y los remitió a la Policía Científica, indicó el abogado de González Correa, quien considera que "va a ser sumamente relevante lo que arrojen las pericias" al respecto.

González Correa estaba en Brasil "cumpliendo una pena por una extradición del año pasado", dijo su abogado, quien agregó: "Se encontraba en un régimen de libertad ambulatoria, por lo tanto, entiendo que no tenía ningún impedimento como para regresar al Uruguay, desde donde es oriundo". Puntualizó que llegó al país el 23 de diciembre.

Alonso dijo que al momento de la detención González Correa: "Estaba circulando por el lugar porque tenía un relacionamiento con una persona que se encontraba por la zona, pero niega rotundamente cualquier tipo de vinculación con este hecho en particular".

Esta incautación ocurrió dos días de la máxima incautación de cocaína en Uruguay. Entre el 26 y el 27 de diciembre la Fiscalía, la Brigada Antidrogas, la División Inteligencia de la Prefectura y Aduanas realizaron una incautación de 6.000 kilos de cocaína.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados