JUSTICIA

Un paseo en Ferrari que termina en extradición

Turquía dice que estafa y lavado ronda US$ 500 millones.

La jueza especializada concedió la extradición del acusado. Foto: A. Colmegna
La jueza especializada Mainard concedió la extradición del acusado. Foto: A. Colmegna

La Ferrari blanca estacionada en una calle de Malvín Norte y rodeada de marginales impactó como un golpe en el mentón a un distraído. La foto circuló por las redes sociales y se viralizó. Enseguida se supo que el lujoso automóvil había sido adquirido por un empresario turco sindicado como líder de una organización de estafadores. No trascendió el precio pagado, pero el vehículo de alta gama estaba a la venta en US$ 640.000 en avisos clasificados virtuales.

En una audiencia realizada ayer en el Juzgado Especializado en Crimen Organizado, la Ferrari blanca, un yate y propiedades lujosas fueron mencionadas por la jueza de dicha materia, María Helena Mainard, cuando leyó su fallo concediendo la extradición del empresario turco O.N. Con la sentencia, la magistrada hizo lugar al pedido del fiscal de Delitos Económicos, Enrique Rodríguez, y del gobierno de Turquía.

El empresario es acusado en su país de ser uno de los miembros claves de una organización que perpetró una estafa millonaria a 80.000 personas que invirtieron en granjas virtuales. Según Turquía, el monto de la maniobra y el lavado de dinero alcanza los US$ 500 millones.

Según la Fiscalía de Delitos Económicos, la organización investigada adquirió un predio en Laguna de Sauce compuesto por doce terrenos. Aparentemente, al constructor de las casas se le pagó con la Ferrari blanca y un yate avaluado en un millón de dólares, expresó dicha fiscalía.

Las investigaciones del fiscal Rodríguez concluyeron que O.N. adquirió el 70% de la sociedad propietaria de ese predio ubicado en Maldonado, según confirmó el propio fiscal.

El gobierno de Turquía, representado por el abogado penalista Jorge Rodríguez Pereira, señaló que el empresario turco reside en Uruguay desde 2011 y que en seis años dejó de ser empleado y pasó a dirigir una empresa importadora de varillas de hierro. "De las vigilancias electrónicas resultaría que O.N. entró en contacto con el Sr. P.V. con quien ha tenido conversaciones para realizar cambios de cheques y la posible venta de un vehículo Ferrari, el cual fue finalmente incautado", señala Mainard en el fallo.

Según Turquía, existen elementos objetivos de que el grupo que integraba O.N. adquirió bienes de alto valor en Uruguay como un yate y una propiedad privada en Santa Lucía.

Para el fiscal turco, el acusado "integraba ese grupo" y "tenía un rol ejecutivo" dentro de la organización de estafadores.

Durante la audiencia de ayer, O.N. sacudió con la cabeza en forma negativa cuando la jueza Mainard leyó la acusación en su contra del gobierno turco. Posteriormente, la magistrada relató el funcionamiento de la organización de estafadores que operó en Turquía identificando por los nombres de pila a los supuestos estafadores.

O.N. sonrió irónico.

Mainard dijo: "No se ría de mi pronunciación, señor".

O.N. asintió con la cabeza en señal de respeto.

Apelación.

La defensa del empresario turco —Gonzalo Fernández y Renato Echeverría— argumentó en contra de la extradición de su defendido al señalar que este no figuraba en el organigrama de la organización de estafadores que Turquía envió a Uruguay.

Ambos profesionales entendieron que se trata de una extradición no convencional, ya que no existe tratado bilateral entre Uruguay y Turquía. Y agregaron que como Uruguay no es parte de un tratado multilateral, ello determina que la extradición solicitada se regule por el derecho interno, normativa más exigente y restrictiva.

Los dos profesionales se opusieron a la extradición argumentando que no existen pruebas que inculpen a su defendido, y advirtieron que Turquía carece de jurisdicción para reclamar la entrega. Sostuvieron que si bien Turquía señala que hubo un fraude de US$ 500 millones, solo menciona dos transferencias hacia Uruguay: una por US$ 3.000.000 y otra por US$ 500.000. También desmintieron que O.N. escapara en 2018 hacia Uruguay en un avión privado, ya que vive en el país desde 2007.

Fiscal lo indagará por lavado

En la audiencia de ayer, el fiscal especializado en Delitos Económicos, Enrique Rodríguez, solicitó que el empresario turco O.N. sea trasladado el próximo jueves a la fiscalía para ser interrogado en el marco de la investigación en su contra por lavado de dinero en Uruguay.

El abogado de O.N., Gonzalo Fernández, dijo que no ponía objeción al pedido fiscal.

Según la agencia de noticias IPA, los empresarios turcos M.A. y O.N. crearon una sistema de inversión llamado "Banco Granja" donde los jugadores invertían en un juego con dinero real en una supuesta chacra a cambio de la promesa de grandes dividendos. La Fiscalía Especializada en Delitos Económicos ya solicitó embargos por más de US$ 5.000.000 contra M.A., acusado de ser uno de los autores de la estafa multimillonaria en Turquía.

A instancia de dicha fiscalía fueron incautados bienes de la organización en Uruguay como, por ejemplo, un auto Ferrari modelo Spider, valorado en US$ 500.000; un yate que está en Punta del Este, avaluado en US$ 1.000.000, y, por lo menos, seis inmuebles ubicados en el este del país, cuyos precios superan los US$ 4.000.000.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)