CANELONES

Incautación histórica de cocaína en una casa de Parque del Plata

El cargamento provenía de Bolivia; jueza acusó ayer a uno de tres detenidos.

Casa en Parque del Plata donde fueron incautados casi 1.000 kilos de cocaína. Foto: Fernando Ponzetto
La habían alquilado hace dos meses y según varios vecinos consultados por El País, solía haber poco movimiento. Foto: Fernando Ponzetto.

Más de un centenar de bolsas de plástico verdes y blancas llenaban ayer un contenedor de basura ubicado en la esquina de la calle 6 y la calle 10 del balneario Parque del Plata. Habían sido utilizadas por un grupo de traficantes de drogas para ingresar 854 kilos de cocaína pura proveniente de Bolivia, luego de pasar por territorio argentino.

Las bolsas trasladaron 817 “ladrillos” de cocaína, dijeron fuentes de la Fiscalía General de la Nación. El destino de la droga era Europa y se estima su valor en ese continente en US$ 256 millones.

La incautación de la droga y la detención de tres hombres -uno en Parque del Plata y dos en Salto- se denominó “Operación Varsovia”. Uno de los detenidos tiene antecedentes penales. Hay otras dos personas requeridas.

El procedimiento que terminó con una incautación histórica fue liderado por la fiscal especializada en Estupefacientes Mónica Ferrero e instrumentado por el comando de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas (Dgrtid), cuyo titular es el comisario general Carlos Alejandro Noria.

Se trató de una “entrega vigilada” -es decir que las autoridades estaban al tanto del ingreso de la droga al país-, pero dejaron seguir a los narcotraficantes en su accionar para detenerlos más adelante y obtener más información sobre su modus operandi.

Por la cantidad de cocaína requisada en Parque del Plata, es obvio que esa carga no tenía como destino el mercado uruguayo.

En Europa, la cocaína, de una pureza de un 90%, permitiría por lo menos duplicar su volumen en la venta al minoreo, mediante la utilización de múltiples productos como talco, analgésicos como la fenaticina o la lidocaina, cafeína, levamisol y un desparasitante para ganado. Los carteles también utilizan para reducir los efectos de la cocaína pura un medicamento contra la hipertensión llamado diltiazem y la hidroxicina, un fármaco para reducir las náuseas.

La incautación de drogas de ayer no tiene relación con la requisa récord de cocaína para un puerto alemán realizada hace dos semanas por la aduana de ese país en el puerto de Hamburgo, según afirmaron a El País dos fuentes vinculadas al combate al tráfico de estupefacientes. La droga incautada en Alemania venía disimulada en un contenedor que llevaba soja que había sido cargada en Los Cerrillos, Canelones.

El equipo liderado por la fiscal Ferrero, compuesto por investigadores de la Dirección de Represión al Tráfico de Drogas (Dgrtid), la División de Investigaciones (Divin) de la Prefectura Nacional Naval y de Aduanas aguarda que mañana lunes llegue información oficial sobre el precinto que tenía el contenedor que transportaba la droga y los motivos de detención de dos italianos de la tripulación del barco.

A fines de julio, en tanto, se conoció que en mayo despegó del aeropuerto de Carrasco un jet privado que transportó 600 kilos de cocaína hasta Francia, donde fue detenido en un operativo conjunto entre la DEA estadounidense y Europol.

Trama internacional.

Faltaba una hora para el comienzo del Drama sobre Mirjana, en el Teatro Solís, cuando a 50 metros del histórico teatro la Justicia confirmaba la primera acusación del caso.

A diferencia de la ficción, en que se trata de un drama doméstico, la incautación de droga de ayer tiene todos los ingredientes de una trama internacional: camionetas de lujo (una camioneta furgón Mercedes Benz modelo Sprinter y una camioneta Amarok), una casa perdida en un balneario y un cargamento de varios kilos cuyo destino era el Viejo Mundo. No en vano, la Policía le llamó a esta operación “Varsovia”.

Bolsas utilizadas para ingresar la cocaína estaban en un contenedor afuera de la casa en Parque del Plata. Foto: Fernando Ponzetto
Las bolsas en las que trasladaron la cocaína estaban en un contenedor. Foto: Fernando Ponzetto.

La jueza especializada en Crimen Organizado, Beatriz Larrieu, acusó de estar implicado en tráfico de cocaína al hombre de 50 años que custodiaba la cocaína que se incautó en una casa de Parque del Plata. Esta persona, dijo una fuente de Fiscalía, ganaba $ 5.000 por día por el solo hecho de vigilar el cargamento, sin arma alguna.

Según fuentes de su entorno, había sido contratado el viernes 2, un día antes del operativo policial.

La familia de este hombre contrató al abogado Pablo Barreiro para que lo defendiera.

Barreiro fue abogado de la Mutual de Futbolistas. Junto con la abogada Laura Robatto, Barreiro también asesoró legalmente a los exdirectores de Ancap, Germán Riet y Juan Gómez, y al exdiputado del MPP, Daniel Placeres, entre otros casos con repercusión pública.

El hombre acusado ayer por la fiscal Ferrero no tenía antecedentes penales. Es oriundo de Canelones y estaba en una situación casi de calle. Tampoco se le conoce trabajo formal.

En la audiencia judicial de la tardecita de ayer, la fiscal Ferrero advirtió a la jueza Larrieu sobre el poder de esta red de narcotraficantes, que tiene una aceitada logística que le permite traer un cargamento de estupefacientes desde Bolivia.

Además del acusado oriundo de Canelones, la Policía detuvo a dos personas jóvenes que vivían en Salto. Se sospecha que su rol era manejar las camionetas que transportaban la droga desde el Litoral y que serán indagados en la tarde de hoy, domingo.

Por el porte de la mercadería, toda ella envuelta en bolsas similares a las que se transporta la harina a gran volumen, la Justicia estima que el destino final no era el mercado local. Aun así, los investigadores descartaron que existiera un vínculo con las otras dos incautaciones de drogas que se dieron a conocer estos días (léanse el cargamento que se encontró en Alemania, proveniente del puerto de Montevideo y el hallado en Niza, Francia, que había partido del Aeropuerto de Carrasco).

Balneario sorprendido.

A las 7:00 horas de ayer se realizó el allanamiento en la casa de Parque del Plata ubicada en la calle 10 entre las calles H y 6. Policías de la Dirección de Represión al Tráfico de Drogas irrumpieron en la vivienda. Dentro de la coqueta casa -de techo de tejas, barbacoa y piscina en el patio- encontraron el cargamento de droga.

Poco después, arribaron policías de Canelones que cortaron las calles y un vehículo de transporte de tropas de la Guardia Republicana. Una tanqueta de esa unidad reforzó la presencia policial en la zona y se procedió a trasladar la droga.

Los traficantes arrendaron la casa hace dos meses. En ese momento, a ninguno de los vecinos les llamó la atención la camioneta Mercedes Benz, modelo Sprinter, de color blanco. En la puerta del vehículo había unas letras que decía: “Carpintería”. Los vecinos no recuerdan el nombre de la carpintería.

Rara vez la casa estaba ocupada. Por las noches se veía luces en la cocina o en el frente. Cada tanto, los vecinos observaban autos caros en la casa: Toyota y Volkswagen último modelo. Los moradores no llamaban la atención del vecindario.

Lacalle Pou: “Fracaso de las políticas de drogas”
Luis Lacalle Pou. Foto: Fernando Ponzetto

El candidato del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, afirmó ayer tras las incautaciones de drogas provenientes de Uruguay en Europa, que ello “es un fracaso de la política de drogas”. Recordó que durante la presidencia de José Mujica se presentó un plan con el objetivo de combatir el narcotráfico. “Subió el consumo y el narcotráfico, un delito internacional. Aquí no se producen drogas y nuestras fronteras son un colador, allí tenemos un tema de Prefectura, Aduanas y todavía no se han instalado las Fuerzas Armadas a custodiar las fronteras”, dijo.

Por otro lado, Lacalle destacó que el narcotráfico ha producido graves hechos de violencia en ciudades del interior y en barrios de Montevideo. “Hay lugares del país que están tomados por los narcos. Son organizaciones con mucho dinero que arman bandas que algunas de ellas terminan desalojando uruguayos de sus casas”, destacó el presidenciable.

Además, mencionó que los contenedores con mercaderías uruguayas son mirados de “reojo” en el mundo. “¿Qué hizo el gobierno? Está bien que renuncie el director de Aduanas (Enrique Canon) pero a mí no me conforma”, aseveró Lacalle Pou.

“Estos años hemos tenido ministros abrochados a los cinturones que no son fusibles. No se trata de pedir renuncias. Cuando pasa esto no se trata de funcionarios de segundo o tercer nivel, es el ministro. No vamos a pedir renuncias porque sabemos que es pedir peras al olmo. No hay una responsabilidad específica sobre políticas que han fracasado”, consignó el candidato.

La posibilidad de aprobar una ley que permita derribar aeronaves de narcotraficantes fue defendida por Lacalle Pou. En tal sentido, dijo que ese tema estará en la ley de urgente consideración que propondrá al Parlamento en su gobierno.

Por su parte, el intendente de Maldonado, Enrique Antía, escribió en sus redes sociales: “Uruguay tierra del delito. El programa del Partido Nacional tendrá Central de Inteligencia única y Fuerzas Armadas con tecnología para cerrar fronteras. No olvidemos que la cocaína que salió, antes entró al país. Igual que los Balcedo, los bolsos K, los Morabito y quien sabe cuántos más”.

En tanto, el exprecandidato del Frente Amplio Mario Bergara respaldó al exdirector de Aduanas: “Nuestro abrazo fraterno por la reafirmación de la ética y el mayor reconocimiento por su liderazgo en la reforma aduanera, paradigma a nivel internacional”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)