ACUERDO EXTRAJUDICIAL

Hyundai desiste de juicio a UTE por US$ 311 millones

El País accedió al acuerdo entre la multinacional y UTE por millonaria demanda.

Planta de ciclo combinado en Punta del Tigre. Foto: Fernando Ponzetto
La licitación para la construcción de la planta se realizó en 2012; el costo de la obra se estimó en US$ 529 millones. Foto: Fernando Ponzetto

A fines de 2017, la compañía coreana Hyundai inició una demanda por US$ 311 millones contra UTE reclamando daños y perjuicios pasados y futuros por incumplimientos en la ejecución de la obra de la construcción de la central de ciclo combinado en Punta del Tigre, San José.

En el expediente judicial, al que accedió El País, la multinacional se quejó de dos situaciones: “reiteradas omisiones” del ente en recibir los avances de obras y de los sobrecostos causados por la “inusitada” conflictividad efectuada por el gremio de la construcción (Sunca).

Según un informe jurídico de UTE, la empresa estatal, al contestar la demanda, le reclamó a Hyundai el pago de multas por atrasos por US$ 112 millones y de otros daños derivados de tal atraso por otros US$ 53 millones.

El jueves 25, el semanario Búsqueda consignó que la demanda que le interpuso Hyundai a UTE va camino de un arreglo e informó que dicho acuerdo se encontraba a estudio del Tribunal de Cuentas de la República (TCR).

El 23 de julio de 2019, el Tribunal de Cuentas elaboró un proyecto de resolución sobre el acuerdo reservado entre Hyundai y UTE. El proyecto de resolución, que señala que el tribunal no observará dicha transacción, será tratado esta semana.

La planta en Punta del Tigre está lista, pero los diferendos entre UTE y Hyundai impiden que se disponga en su totalidad. Foto: Darwin Borrelli
Planta en Punta del Tigre. Foto: Darwin Borrelli.

El documento, al que accedió El País, dice que la División Contenciosos y Sumarios de UTE expresó que el acuerdo transaccional propuesto por las partes resulta “ampliamente favorable” a los intereses del ente, en la medida en que el Estado recibe la obra completamente terminada de mejor calidad que la garantizada, sin pagar mayores costos a Hyundai, logrando “imponer su posición” en cuanto a la no devolución de la multa ya cobrada. Ello determina que UTE obtendrá un beneficio de US$ 50 millones, dice el informe de dicha gerencia.

Una fuente diplomática afirmó a El País que en la cúpula de la multinacional coreana existían dos posiciones disímiles sobre la obra de Ciclo Combinado: una planteaba llevar hasta las últimas consecuencias la demanda millonaria por los retrasos del ente en recibir los avances de obras y la elevada conflictividad sindical y, la otra, proponía llegar a un acuerdo e irse de Uruguay para evitar que el diferendo perjudicara la imagen de la corporación.

En el acuerdo firmado con UTE, Hyundai se compromete a cumplir con siete obligaciones mientras que la empresa estatal afrontará dos.

La multinacional debe suministrar el ente paneles fotovoltaicos por una potencia de 65 MWp; instalar un cerco perimetral en la propiedad de UTE en Punta del Tigre; realizar obras para el ensanche del canal del Arroyo del Tigre y entregar las oficinas y obradores principales. Además, Hyundai debe brindar al ente las instalaciones eléctricas para el suministro de energía temporal; dar un banco de tres transformadores monofásicos más una fase de reserva. Asimismo, la corporación coreana renunció a reclamar a UTE los costos adicionales surgidos durante la obra y aceptó y reconoció la deducción de los costos aplicados por la empresa estatal uruguaya.

El consorcio también deberá pagar a UTE los aportes al BPS que aún no hayan sido descontados de los pagos y de los que se generen y se obliga a mantener vigentes todas las garantías exigidas en el contrato. El ente se obliga a pagar dos facturas de Hyundai por US$ 881 y otra por $ 3.021.513 y a realizar el ensayo de desempeño de la plata de ciclo combinado utilizado el procedimiento planteado por la corporación.

Un escenario que cambió
¿Qué es lo que está detrás?
El costo total de la construcción de dicha planta se estimó en US$ 529 millones. Foto: Archivo El País

Desde que el 28 de noviembre de 2012 se firmó el contrato entre Hyundai y UTE para construir una central térmica de ciclo combinado, el ente avanzó en la incorporación de energía eólica (mediante contratos con privados y parques propios) y en menor medida fotovoltaica. En total, hay instalados 1.500 megavatios de eólica. También en ese período, la que podría haber sido una gran demandante de energía -la minera Aratirí- quedó por el camino. La necesidad que implicaba contar con una planta térmica para generar energía eléctrica, disminuyó. La idea de Hyundai siempre fue evitar el juicio e intentar una negociación. El ciclo combinado hace bajar fuertemente los costos de generación térmica. Pero, UTE tiene contratos de eólica cuya modalidad implica que tiene que pagar por lo que se genere (take or pay) se use o no, por lo tanto le da prioridad a esa fuente de generación. La central incluso podría generar a un costo más bajo (con gas y cerrando el ciclo), pero quedará como respaldo. “Es como tener un auto de lujo en el garaje” por si se “rompe” el auto de uso diario, graficó un informante.

Se terminan las demandas

“Las partes declaran que terminan y se abstienen de realizar cualquier reclamo judicial o extrajudicial a la otra parte en relación a la Planta, exceptuando eventuales reclamos derivados de las garantías de obra y equipos, ofrecidos en el acuerdo remitido y declaran que no tienen más nada que reclamarse por multas, costos adiciones y daños y perjuicios”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)