CANELONES

Estafa inmobiliaria en la Costa: ocupan 80 terrenos al mes en el balneario Jaureguiberry

El diputado blanco Alfonso Lereté envió una nota a varios organismos estatales donde advierte sobre “la delicada situación” que enfrenta Jaureguiberry y menciona el accionar de un grupo.

Balneario Jaureguiberry. Foto: Ricardo Figueredo
Venden terrenos supuestamente abandonados a US$ 7.000 en avisos clasificados. Foto: Ricardo Figueredo (Archivo)

En 2003, la Policía desbarató una organización integrada por un comerciante, una escribana y un funcionario de la Intendencia de Canelones que ocupaban terrenos supuestamente abandonados en la Costa de Oro y vendían los derechos posesorios.

En setiembre de este año, la Liga de Fomento de Jaureguiberry denunció públicamente que las ocupaciones ilegales de terrenos se mantuvieron en forma constante. “En los últimos meses se incrementaron. No sabemos la razón”, dijo ayer a El País la presidenta de la Liga de Fomento del balneario, Ana Faedo.

El jueves 29, vecinos de Jaureguiberry se reunieron con representantes de la Fiscalía, Prefectura y Policía, para analizar las actuaciones futuras ante las denuncias presentadas en la Fiscalía de Atlántida.

Según Faedo, para los vecinos es evidente que hay una organización detrás de la toma de terrenos en el balneario y sus posteriores ventas en avisos clasificados. Días atrás, un lote situado a una cuadra de la playa se vendía en Mercado Libre a US$ 7.000. “¿Puede valer ese precio un terreno con esa ubicación? Esa información la hemos pasado a la Fiscalía”, dijo Faedo.

"Situación ambiental de fragilidad".

El 20 de abril de este año, el diputado nacionalista Alfonso Lereté elaboró una exposición escrita para que el Parlamento enviara al Ministerio de Vivienda, a la Fiscalía de la Nación y a la Intendencia de Canelones, en la cual alertaba sobre la “delicada situación” que vive el departamento canario en su conjunto en cuanto a la ocupación ilegal de terrenos y la formación de asentamientos irregulares.

Lereté advierte que, según la versión de los vecinos, hay dos tipos de ocupaciones en el balneario: una realizada por un grupo organizado que incluye operadores inmobiliarios, agrimensores, escribanos y constructores. Desde el año pasado, esta organización ocupó unos 80 terrenos al mes, dice el parlamentario.

Y agrega que a pesar de las denuncias formuladas en su contra, los ocupantes han avanzado a una segunda etapa luego de la ocupación: la construcción de viviendas para luego venderlas en el mercado inmobiliario.

La Intendencia de Canelones, según lo manifestado por los vecinos a Lereté, envió inspectores de trabajo a los terrenos ocupados con el propósito de controlar las obras y así corroborar la irregularidad, pero los obreros trabajan de 22:00 horas a 3:00 de la madrugada, tiempo en que los funcionarios públicos no realizan notificaciones y observaciones in situ.

Lereté afirma que un segundo tipo de ocupaciones de terrenos es realizado por personas sin ningún vínculo con el grupo organizado, cuyo movimiento “es notoriamente menor” aunque los casos se dan con frecuencias.

Faedo, de la Liga de Fomento del balneario Jaureguiberry, confirmó que en la zona ocurrieron 80 ocupaciones de terrenos en un mes. También ratificó otro tema que los vecinos comentan a menudo en la página web de la Liga. “En el balneario fueron ocupadas plazas y calles. La Liga hizo la denuncia y fueron desalojados. Pero sucedió en más de una ocasión. La última vez fue hace un par de meses”, dijo Faedo.

El 26 de agosto de este año, los vecinos de Jaureguiberry plantearon al jefe de Policía, Víctor Trezza, que designara a un policía de la zona como encargado del destacamento porque conoce muy bien el balneario.

Jaureguiberry tiene muchos recovecos, árboles y dunas. Ese agente, perteneciente a la Guardia Republicana, sabe dónde se encuentran las zonas ocupadas en forma ilegal. Trezza hizo lugar al pedido de la Liga.

Según Faedo, las ocupaciones generaron “una situación ambiental de fragilidad”, ya que los intrusos están levantando sus casas encima de las dunas.

Recordó que, gracias al Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial y a los vecinos del balneario, se reconstruyeron esas dunas y kilómetros de playas. Y agregó que esa zona corre peligro porque los ocupantes nivelan las dunas y desparraman la arena.

Incremento de las ocupaciones.

Además de entrevistarse con el jefe de Policía de Canelones y con el diputado Lereté, la Liga de Fomento se reunió con el intendente canario, Tabaré Costa (Frente Amplio), para plantearle el problema de los intrusos en el balneario. En el encuentro, los vecinos le preguntaron al jefe comunal qué cree que motivó el incremento exponencial de las ocupaciones en los últimos seis meses. Costa les respondió que era un problema de todo Canelones, pero que la situación de la costa era mucho peor.

La Intendencia de Canelones fue la que llevó el caso a la Policía. Foto: Archivo
Intendencia de Canelones. Foto: Archivo El País.

Fuentes de la investigación dijeron a El País que las ocupaciones ilegales generaron actuaciones de la Policía y advirtieron que las investigaciones continúan. En varios casos, agregaron, la Justicia procesó a los ocupantes por asociación para delinquir -se trató de una maniobra orquestada entre varias personas- y usurpación -apoderarse de una propiedad ajena.

Desvelos de los vecinos

En la tarde del 26 de agosto de este año, una delegación de la Liga de Fomento de Jaureguiberry se reunió con el comando de Jefatura de Policía de Canelones encabezado por el comisario General (R) Víctor Trezza. Esta reunión fue tramitada de forma urgente a pedido de la Liga por el diputado nacionalista Alfonso Lereté. Se trataron las siguientes solicitudes y preocupaciones de los vecinos de Jaureguiberry:

1) Posibilidad de cubrir con un efectivo el destacamento local. La Liga presentó una propuesta al respecto.

2) Ocupaciones de bienes inmuebles públicos y privados con la finalidad de estafas a terceros.

3) Se averiguó sobre continuidad del programa Mesas de Convivencia y Seguridad Ciudadana en el balneario.

4) Robos en locales comerciales y en viviendas particulares de Jaureguiberry.

5) Se solicitó patrullaje preventivo en el balneario.

Las autoridades escucharon los pedidos y recordaron con énfasis a los vecinos que deben denunciar siempre que ocurran situaciones extrañas en el balneario, relata la página web de la Liga de Fomento de Jaureguiberry.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados