"SE EMPEZÓ HACER JUSTICIA"

90 días de prisión para el joven que le disparó a Facundo Cuadrado con una chumbera en Tacuarembó

Se lo imputó por un “delito de homicidio agravado y reiteración real de lesiones personales”, según dijo a El País la abogada de la víctima, Karen Pintos.

Protesta en Tacuarembó.
Protesta en Tacuarembó.

La Justicia formalizó al joven que le disparó a Facundo Cuadrado con una chumbera en un campamento en Tacuarembó el 20 de febrero de este año.

Se lo imputó por un “delito de homicidio agravado y reiteración real de lesiones personales”, según dijo a El País la abogada de la víctima, Karen Pintos.

La audiencia duró cuatro horas y acudió el agresor, la familia de la víctima y los abogados de ambas partes.

Pintos expresó que “esta vez el joven estaba bien”, a diferencia de audiencias anteriores durante las cuales el adolescente se desvaneció. El agresor sigue en un estado depresivo, pero controlado.

“Había mucho dolor en el ambiente, son dos familias destruidas”, comentó la abogada. Frente a la muerte de Facundo a fines de marzo, Pinto -a pedido de los padres- solicitó que se tomaran medidas más duras. “Recién ahora los padres de Facundo sienten que se empezó a hacer justicia”, indicó la abogada de la familia.

Luego del acontecimiento que derivó en la muerte cerebral de Facundo, los otros tres amigos que estuvieron en el campamento aquel día declararon en la Fiscalía de Tacuarembó.

Dijeron que el chico disparó a modo de “broma”, que no había ningún inconveniente entre ellos, ninguna pelea. Tampoco se encontraba alcoholizado o drogado.

“En el pensamiento presenta ideas de culpa por su accionar involuntario que provocó las lesiones de su amigo”, establece la pericia psicológica del 15 de marzo a la que accedió El País.

“¿Cómo conseguiste el arma?”, le preguntaron al muchacho durante la entrevista con el médico forense. “Me la regalaron porque sí, yo no quería, apareció un amigo de papá y me la trajo”, contestó.

Cuando le preguntaron el motivo por el que tomó el arma se angustió y manifestó: “No sé, capaz para mostrar. Solo recuerdo cuando mi amigo gritó y yo fui… -llora, baja la cabeza y la esconde entre sus manos, se refriega los ojos- gritó que estaba sangrando. Yo fui a ver y Facundo estaba en el suelo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados