ESTAFA

Devolverán más de 100 joyas robadas bajo el "cuento del tío"; ya son diez los condenados

Una mujer de 19 años y un hombre de 32 años fueron condenados por asociación para delinquir y estafa, "ambos primarios legales", señala el comunicado de Fiscalía. 

Lujo accesible. Brazaletes, collares, anillos y caravanas se pueden personalizar con dijes. Foto: Archivo El País.
Joyas. Foto: Archivo El País.

Fiscalía informó en las últimas horas que detuvieron a dos personas más por realizar estafas bajo la modalidad del "cuento del tío", llegando a diez los condenados, que se estima forman parte de una organización criminal. Tras realizar varios allanamientos para dar con estas personas incautaron "más de un centenar de joyas entre anillos, caravanas, collares de perlas", que se devolverán.

Una mujer de 19 años y un hombre de 32 años fueron condenados por asociación para delinquir y estafa, "ambos primarios legales", señala el comunicado de Fiscalía, que llegó a un acuerdo abreviado con la defensa de las víctimas, que ahora deberán cumplir "condenas de dieciocho meses de prisión, una parte en prisión efectiva y otra en libertad a prueba". Además de llevarse adelante varios allanamientos simultáneos por este caso, se realizaron "requisas en diferentes centros carcelarios donde fueron intervenidos celulares en poder de los condenados".

Para hacerse con las joyas, que "se estima pertenecen a las víctimas de la organización criminal", estas "deberán comunicarse con Zona II – Delitos contra las personas a los números 2030 2847 y 2030 2846 donde serán recepcionados por los oficiales que llevan adelante esta investigación quienes mediante la aplicación de un protocolo ya establecido con la Fiscalía coordinarán la entrega de las joyas cuya propiedad sea acreditada", precisa el comunicado.

De todos modos, Fiscalía reiteró a la población "la necesidad de estar alerta ante esta modalidad delictiva", que afecta a personas de "edad avanzada con ahorros en instituciones financieras, e incluso, que guarden dinero en efectivo en sus propios domicilios".

Si bien se señala que las estrategias para hacerse con el botín, "en todos los casos implican un trabajo de preparación e inteligencia" para detectar a las víctimas.

Como se ha indicado en otras oportunidades, los delincuentes contactan telefónicamente a las víctimas y en la primera llamada, "los integrantes de la organización se hacen pasar por un familiar cercano". Cuando este se gana la confianza de la víctima "le comunica una situación ficticia de urgencia, por ejemplo, el advenimiento de un próximo corralito bancario, que los billetes cambiarán su color o valor o que requieren de su asistencia en dinero de forma inmediata", todo lo cual genera en la víctima una alteración.

Posteriormente, los delicuentes le piden a la víctima que "no se comunique con nadie más y que se dirija rápidamente a la sucursal más cercana de su banco, con el fin de retirar todo el dinero que tenga en sus cuentas o que acondicionen el dinero que tengan en su poder". En tanto, "minutos después miembros de la organización concurren al domicilio donde invocando ser funcionarios bancarios de confianza, reciben el dinero y se retiran del lugar", agrega la descripción de Fiscalía.

No obstante, se detalla que en algunos casos se pudo desactivar esta maniobra tras informar de esta maniobra a las instituciones bancarias que frustraron varios casos, en otros, las víctimas entregaron el dinero a los estafadores que se dirigieron a sus domicilios.

Como el daño en las víctimas por estos robos "excede ampliamente el patrimonial", Fiscalía solicitó la intervención de la Unidad de Víctimas y Testigos (UVyT) con el fin de "establecer un plan de acompañamiento a las víctimas afectadas por los hechos investigados y poder construir una estrategia preventiva que involucre a la opinión pública".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error