Gremios enfrentados

Denuncian al vocero de los cirujanos por difamación

SMU presentó denuncia penal contra dirigente del SAQ tras acusaciones de apropiación de dinero de mutualistas.

Polémica entre el Sindicato Médico del Uruguay y el Sindicato Anestésico Quirúrgico. Foto. archivo El País
Polémica entre el Sindicato Médico del Uruguay y el Sindicato Anestésico Quirúrgico. Foto. archivo El País

Las acusaciones por apropiación indebida de dinero se mezclaron en la polémica entre el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) y el Sindicato Anestésico Quirúrgico (SAQ) por la representatividad en los Consejos de Salarios.

El SMU denunció penalmente por difamación e injurias a Daniel Montano, uno de los voceros del SAQ, tras que señalara públicamente en medios de comunicación que el SMU se apropió de dinero del Fondo para el Desarrollo Profesional Médico Continuo, un mecanismo en el que con el aporte de las mutualistas, se costean cursos y capacitaciones médicas.

"Y si, es por plata, es por la plata de la educación médica que el SMU se ha apropiado en todos estos años, no la ha utilizado y todavía no nos la ha dejado utilizar a nosotros", dijo el gremialista el 23 de octubre en un debate que protagonizó con el director de la Unidad de Negociación del SMU, Federico Preve, en el programa "No toquen nada" de Emisora Del Sol. Montano había declarado a El País el 21 de octubre que todas las diferencias entre los anestésico-quirúrgicos y el SMU son por dinero.

Tras las declaraciones del integrante del SAQ, el SMU presentó una denuncia penal por difamación e injurias dado que en un momento determinado de la entrevista radial "el eje del debate es maliciosamente desviado de su rumbo y objetivo por el denunciado, comenzando una serie de acusaciones y calumnias en base a la administración del dinero del Fondo", sostiene la denuncia a la que accedió El País de fuentes del caso.

Según supo El País, el SMU también inició acciones civiles contra Montano patrocinado por el Estudio Delpiazzo.

En el SAQ cuestionan el destino que da el SMU al dinero que percibe a través del Fondo. Cuando se creó en 2007 con el nombre "Fondo de Educación Médica Continua", las empresas debían aportar $ 10 por mes por cada médico que haya prestado servicios en ellas. Las partidas económicas eran dirigidas al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), quien hacía de intermediario y pagaba al SMU, al SAQ y a la Federación Médica del Interior (FEMI). Pero según explicaron a El País en el SAQ, ese gremio nunca recibió un peso.

De acuerdo a la denuncia a la que accedió El País, en el SMU molestaron también las siguientes expresiones del dirigente: "Nosotros compartimos que hay que cambiar, compartimos de cambiar juntos, estuvimos de 1992 a 2015 participando hasta que nos echaron; por algo nos echaron, ¿para qué? Para cambiar el modelo laboral de los anestésico-quirúrgicos entonces... y para quedarse con todo el dinero de la educación, que no lo usaron", remató.

En 2015, se derogó el Fondo y ya sin la presencia del SAQ en el grupo 15 de los Consejos de Salarios tras su polémica salida de las negociaciones, se creó un nuevo "Fondo de Educación Médica Continua" en el que los aportes pasaron de $ 10 por médico a $ 23. En esta ocasión solo cobraría el SMU. Pero en febrero de este año, la mutualista Casmu intimó judicialmente al Ministerio de Trabajo, al SMU, al SAQ y a la Federación Médica del Interior (FEMI) para conocer con exactitud los montos recibidos por los gremios médicos, y los destinos otorgados a los mismos.

De acuerdo al expediente judicial al que accedió en octubre El País tras la intimación judicial de Casmu, el SMU respondió que el Ministerio de Trabajo empezó a pagar las partidas recién a partir de 2014 y que desde ese año a 2018, recibió en total casi $ 11 millones.

Sin embargo, aclaró que sí realizó actividades desde 2014 a 2018 con parte de ese dinero. Aclaró que financió actividades por más de $ 1 millón que tuvieron como destino el pago de honorarios profesionales, la financiación de cursos y de conferencias.

Grecco: "se nos está agrediendo sin razón"

El presidente del SMU, Gustavo Grecco, dijo a El País, que "acusar no es una forma de dirimir las diferencias". Para el médico, "se nos está agrediendo sin una razón". El dirigente rechazó que se cuestione la "honorabilidad" de una institución con 98 años. En octubre, al ser consultado por El País, Grecco señaló que el dinero que no se invirtió en cursos, está "disponible" en la cuenta corriente del sindicato a la que tienen acceso las empresas y el propio SMU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)