LIMPIAVIDRIOS

La IMM asegura que no controla a limpiavidrios

La comuna pasa la responsabilidad al Ministerio del Interior.

Para la IMM no tiene sentido prohibir trabajo de limpiavidrios si no se puede fiscalizar. Foto: Archivo El País
Para la IMM no tiene sentido prohibir trabajo de limpiavidrios si no se puede fiscalizar. Foto: Archivo El País

La Intendencia de Montevideo aseguró que el tema del control de los limpiavidrios no corresponde a su administración, sino al Ministerio del Interior.

"A veces sucede, y es algo que a mí me ha pasado, que al limpiavidrios le digo que no quiero y lo hace igual. El que debe intervenir ahí es el Ministerio del Interior, no la Intendencia de Montevideo", aseguró en la noche de ayer la directora de Tránsito de la Intendencia de Montevideo, Mariela Baute, en el programa Quién es Quién de Diamante FM.

Hoy, la Intendencia no está pensando en una normativa para desplazar a este tipo de personas de la vía pública. "Prohibimos tantas cosas, que si después no las fiscalizamos no tiene sentido", comentó.

Baute recordó que antes existían niños realizando esta tarea y ahora no, y que en la calle "se ven menos" limpiavidrios en general.

Este tema fue abordado por la Junta Departamental de Montevideo en 2012. En esa oportunidad, el entonces edil del Partido Nacional Edison Casulo propuso prohibir la actividad. El Partido Colorado en conjunto con el Frente Amplio acordó enviar una Minuta a la Intendencia para tomar medidas específicas con estas personas, pero no llevar adelante una prohibición.

Ciudad en reparación.

La movilidad en Tres Cruces es uno de los temas que preocupa a Baute. La comuna viene realizando desde el martes de la semana pasada arreglos en Bulevar Artigas y Avenida Italia, lo que afecta sensiblemente el tránsito en dos de las calles más importantes de la ciudad.

La jerarca explicó los motivos de por qué no eligieron otro momento para empezar las obras en la ciudad. "Todo lleva un proceso licitatorio que hay que cumplir. Las empresas después que les adjudican las obras tienen que prever el personal, la maquinaria e instalarse en el lugar. Cualquier fecha, por el punto que estamos hablando, iba a ser complicado", comentó.

En esta semana se verá lo "peor" en la congestión del tránsito en esa zona, por lo que instó a los conductores a movilizarse por calles alternativas.

Como el flujo vehicular en ese lugar aumenta considerablemente cuando los padres llevan a sus hijos a los centros de enseñanza, la comuna quiere que se avance más rápido para evitar que se intensifique el embotellamiento en horas pico durante el próximo mes. "Mi preocupación mayor es que el 1º de marzo comienzan las clases y quisiera que ahí estuviera mejor solucionado de lo que está hoy", indicó la jerarca.

Otro aspecto de la movilidad que abordó fue el de las bicisendas. Baute las defendió por más que no existan tantos usuarios que las usen. "Cuando una población existe, hay que tenerla en cuenta: no importa si son muchos o pocos", comentó.

Multas y deudas.

La Intendencia de Montevideo recordó que además de los radares que controlan la velocidad y que no se cruce en rojo en los semáforos también existe un inspector que controla frente a una pantalla si "realmente" hubo una infracción.

Baute dijo que por ahora no está en los planes de la comuna colocar carteles que adviertan a los conductores qué tan cerca se está de esos radares.

Al principio de la implementación de este sistema era solo la Intendencia de Montevideo la que aplicaba las multas. Ahora, está la Asociación Nacional de Consumidores por la Seguridad Vial (Aconsev), que representa a la sociedad civil y al Centro de Protección de Choferes. "Ellos asesoran al director si hacer lugar o no a la multa", comentó Baute. En el 99,9% de los casos, agregó la jerarca, se hace lo que dice la comisión, y la decisión lleva la firma de 4 miembros.

La Intendencia de Montevideo por ahora no piensa en impulsar ante el Congreso de Intendentes una libreta por puntos (lo cual implica quitar el permiso de conducir a quien sufre determinada cantidad de infracciones). Tampoco se considera bueno bajar la edad de 18 a 16 años para choferes de autos.

"Se necesita cierta madurez para salir al tránsito. El auto hoy en día es un arma. Uno a los 16 años no toma las mejores decisiones", opinó.

Baute adelantó asimismo que la comuna está trabajando en un sistema para que la persona que vendió un auto quede liberada de responsabilidad y no le lleguen facturas por deudas que no son suyas. Esto no eliminará la necesaria transferencia pero evitará contrariedades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º