Cada vez son más los trámites que la población puede comenzar POR LA WEB

El gobierno electrónico avanza

La Dirección General de Registros de Estado Civil resulta caótica e incomprensible para quien va, por primera vez, a la calle Uruguay 933, en el Centro de Montevideo, en busca de un certificado de nacimiento, defunción, matrimonio o divorcio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El acceso a Internet y a una PC en el hogar facilitará el proceso. Foto: Shutterstock

Sin embargo ahora es posible saltearse ese mostrador por vía electrónica. Otra bendición son las cédulas catastrales y certificados registrales on line: maravillas del "gobierno electrónico", una de las mayores revoluciones de la historia.

¿Qué es el gobierno electrónico, o e-government? De la misma forma que hay servicios y comercio electrónico, como cuando se realizan operaciones bancarias por Internet o compras en supermercados, hay cada vez más informaciones, trámites, concursos, licitaciones, pagos y procesos oficiales realizables desde casa, vía computadora o teléfono. En suma, se trata del uso de las tecnologías de la información en procura de un mejor gobierno y para facilitar la vida a las personas.

Ejemplos: un ciudadano gestiona una copia de factura en una empresa pública; o solicita fecha y hora para renovar su cédula de identidad; u ofrece bienes y servicios que el Estado demanda; o se registra para concursar por un puesto público según las bases divulgadas vía Internet.

E-Alfabetización.

El desarrollo del e-government requiere una vasta "alfabetización electrónica" y una rica infraestructura. Pero el buen desarrollo relativo de Uruguay y el Plan Ceibal, que distribuyó más de un millón de computadoras entre niños y adolescentes, facilitan las cosas. Tres de cada cuatro hogares poseen una computadora, aunque más no sea una pequeña "ceibalita", y alrededor del 70% de la población se conecta asiduamente a Internet, desde una PC o un teléfono móvil.

El sector privado ha marchado rápido. Desde hace mucho tiempo es posible realizar pagos, gestiones y transferencias bancarias vía Internet, y compras de servicios. En América del Norte, Europa y regiones de Asia casi todo se adquiere vía Internet y se recibe, sin fallas y con puntualidad absoluta, por correo. El caso paradigmático es la compañía estadounidense Amazon, que vende desde artículos electrónicos hasta vestimenta o alimentos, y que entrega en casi cualquier sitio.

Los gobiernos van más atrás. El sector público suele ser conservador, entre otras cosas porque los funcionarios cuidan sus asientos. No hay peor acechanza para la burocracia que el concepto de e-government, que pone casi todo patas arriba. Cosas como el voto por Internet o la interacción sistemática entre contribuyentes y funcionarios, perfectamente factibles desde el punto de vista técnico, avanzan lento. Pero el e-gobierno no sólo depende de lo que el Estado ofrezca en línea, sino también de que los ciudadanos cuenten con la cultura y los medios para utilizarlo. La "participación" en línea requiere medios materiales (teléfonos inteligentes, computadoras, acceso a Internet), voluntad de actuar y cierta ilustración general.

Una gran puerta.

El sitio http://portal.gub.uy/ abre una gran vía virtual hacia el Estado uruguayo: "Una oferta completa y unificada de la información de trámites y servicios a través de diferentes canales". Tiene un buscador eficiente y una lista de trámites burocráticos casi infinita. En este Portal del Estado —que incluye versiones en castellano, portugués e inglés— confluye información sobre cada trámite, en Montevideo e interior: oficina, horario, documentación necesaria, costo y otras cuestiones por el estilo.

Las páginas de ministerios, intendencias, reparticiones o empresas públicas son muy desaparejas; o, al menos, es enorme la brecha que existe aún entre las posibilidades técnicas y su aplicación. En buena parte de las páginas oficiales la información suele mezclarse con propaganda y alabanzas a ministros, intendentes y jerarcas ("la estrategia de encantamiento ha logrado éxito" sostiene Daniel Olesker en una de sus columnas en la página del Mides, en tanto la figura de Carlos Enciso se yergue como asunto principal en la página de la Intendencia de Florida). Pero también es posible hallar casi cualquier cosa: desde el nomenclátor de Montevideo hasta la más variada gama de indicadores económicos, demográficos, información de proyectos e inversiones, infraestructura o cartografía.

La página del Ministerio de Economía y Finanzas ofrece, por ejemplo, los precios de referencia de los supermercados, en tanto la Unasev (Unidad Nacional de Seguridad Vial) muestra un mapa de siniestralidad o "puntos calientes" de accidentes de tráfico según departamento, ciudad, ruta, calle y esquina.

La página web del Ministerio del Interior de Uruguay acepta denuncias on line por casos de violencia doméstica, distintas variedades de hurto y rapiña. "Una vez hecha la denuncia por Internet, para que la misma tenga validez jurídica, deberá ratificarse mediante firma en un plazo de 48 horas en la comisaría más próxima", aclara. Aún no es posible firmar por vía electrónica y completar el trámite.

La Dirección Nacional de Identificación Civil, que depende del Ministerio del Interior, es un punto alto dentro de la oxidada maquinaria estatal uruguaya. Su página web permite concertar día y hora para gestionar la cédula de identidad, certificado de buena conducta incluido, y carga el costo a la factura de Antel o la debita a algunos bancos. Incluso desde diciembre se puede solicitar trámite de cédula a cualquier hora por mensaje de texto. Sin embargo aún no permite concertar una entrevista para gestionar el pasaporte.

El fin de ciertas cosas.

Los organismos del Estado uruguayo que tienen gran capacidad financiera propia, como la Dirección General Impositiva (DGI), UTE o Antel, estuvieron en la vanguardia de las gestiones electrónicas: desde la solicitud de líneas telefónicas hasta el pago de impuestos.

El Sucive, que permite pagar la patente de automotores on line, mató una guerra de 30 años", señala el ingeniero José Clastornik, director ejecutivo de la Agesic, dependencia que lidera y ejecuta la estrategia oficial sobre e-gobierno (ver recuadro). "Y ahora va por la estandarización de libretas de conducir" y otros asuntos vinculados a los automotores, dice.

Hágalo usted mismo.

La voz de los ciudadanos, o de una parte de ellos —usuarios de Internet y dispuestos a opinar—, llega directamente a instituciones y actores políticos que están en "el centro del sistema" ((los documentos oficiales y académicos prefieren frases como "proceso de construcción de decisiones", o palabras como "empoderamiento"). Un ejemplo es el Gabinete Digital que impuso hace cuatro años el estado de Rio Grande do Sul, uno de los más prósperos de Brasil, cuya población multiplica por tres la de Uruguay. Ese Gabinete incluso somete a voto, vía Internet, la determinación de prioridades: pase libre estudiantil, desvinculación de los Bomberos de la Policía Militar, prioridades en la atención de la salud, medidas concretas para la seguridad en el tránsito.

Claro que un sistema tipo "hágalo usted mismo" se presta para abusos, tonterías, delitos y locuras sin fin. Así, por ejemplo, 396 personas realizaron 12.276 llamadas en diciembre con bromas o insultos al 911, el número de urgencias del Ministerio del Interior. Pero hay responsabilidades penales.

El e-gobierno, como tantos otros temas, se presta para la charlatanería y el más loco cúmulo de propuestas y gastos. Pero al final la verdad surge al apretar botones. Y funciona o no funciona.Gobierno electrónico, e-government, Agesic, José Clastornik, Trámites en línea

Este año todo se podrá empezar "on line"

Según el Portal del Estado (portal.gub.uy), entre los trámites de mayor demanda en línea se cuentan las cédulas catastrales, la cédula de identidad, los certificado de antecedentes judiciales o de "buena conducta", la expedición de partidas, las facturas de Antel, el pasaporte, los trámites para contraer matrimonio, la consulta de deuda de patente de rodados y la gestión de la Credencial Cívica. Pero pocos pueden iniciarse o solucionarse por Internet. Es el caso, por ejemplo, de la cédula de identidad, la cédula catastral, la copia de factura de Antel o la patente. Muchas otras cuestiones deben solucionarse en el mostrador. "Se ha avanzado mucho en los trámites de mayor uso", dice Clastornik,. "Nuestro objetivo es que, al terminar 2015, todos los trámites más usados puedan iniciarse en forma electrónica".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)