PRÓXIMO LUNES

En comienzo de clases sindicato de UTU definió paro de 24 horas

La Asociación de Funcionarios de UTU (Afutu) resolvió la medida, que incluye la ocupación de la sede central en Montevideo, a días del comienzo del año lectivo.

utu
UTU. Foto: Fernando Ponzetto - Archivo El País

“El 1° de marzo no arrancan las clases”, reza una pancarta con letras mayúsculas en la que se anuncia un paro de 24 horas por parte de la Asociación de Funcionarios de UTU (Afutu). El sindicato resolvió la medida, que incluye la ocupación de la sede central en Montevideo, a días del comienzo del año lectivo.

Patricia Massiotti, presidenta de Afutu, explicó que el paro está motivado por “una cantidad de trabajadores que se quedaron sin su fuente laboral y por estudiantes que se quedaron sin su oferta educativa”.

A diferencia de Secundaria, donde se dio la mayor merma de grupos desde la vuelta de la democracia, en UTU hubo un crecimiento: pasó de 4.436 grupos a 4.527. Pero la apertura de esos grupos se centró, mayormente, en ciclo básico. En cambio, hubo cierres en Formación Profesional Básica (el programa que atiende a los estudiantes con rezago), en horas de educadores, coordinación y en la unidades de alfabetización laboral.

No solo eso: la alteración del orden de elección de horas docentes —por cierto aplazamiento obligado en diciembre ante el crecimiento de casos del COVID-19— y la baja de horas en Secundaria, hizo que profesores de liceos tomaran horas en UTU.

Este “combo” lleva a que “muchos compañeros siguen sin saber si tendrán una fuente laboral para el año o que recién a esta altura se entren que no tendrán grupos”, señaló Massiotti.

La incertidumbre, agregó la sindicalista, “también se da en estudiantes que, por cierres de algunas ofertas todavía no saben dónde quedarán inscriptos”.

La incertidumbre, agregó la sindicalista, “también se da en estudiantes que, por cierres de ofertas educativas aún no saben dónde quedarán inscriptos”.

Al director general de UTU, Juan Pereyra, la decisión del paro lo tomó por sorpresa. “Justo había una convocatoria a una instancia bipartita para discutir estos temas y el sindicato optó por una medida de este tipo”.

Según el jerarca, “salvo en aquellos centros educativos en los que no hay más locación (como algunos cursos de belleza, administración y escuelas agrarias), el resto de la oferta siempre estuvo a la altura de la demanda”. En ese sentido, explicó Pereyra, “la UTU cuenta con 640 cursos diferentes y cada año hay cursos nuevos u otros que se dan de baja, es la variable natural”.

Si bien las escuelas técnicas fueron rompiendo con el clásico asignaturismo (hay centros que trabajan por áreas temáticas), la propia formación de UTU a veces lleva a tener docentes con demasiada especificidad, lo que hace difícil que sean relocalizados.

La apuesta del nuevo Codicen

Las autoridades educativas inauguraron los centros María Espínola. Se trata de seis liceos y seis UTU que el Codicen toma como modelo para el acompañamiento de los estudiantes, más tiempo pedagógico y el desarrollo del pensamiento computacional. Son la versión modificada de los liceos “modelo” de Ernesto Talvi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error