JORGE BATLLE (1927-2016): EL POLÍTICO Y EL HOMBRE

El discurso que conmovió a Bush

En una cumbre en 2001, su mensaje se convirtió en tabla de salvación para sobrevivir a la crisis.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Empatía: Batlle y Bush en la Casa Blanca en 2001. Foto: AFP

El 21 de abril de 2001, Jorge Batlle dio un discurso que resultó música para los oídos del presidente de Estados Unidos, George W. Bush. El escenario era la ciudad canadiense de Quebec, en la III Cumbre de las Américas. Ocurrió pocos días antes de que se disparara la crisis de la aftosa en Uruguay y cinco meses antes de que el mundo cambiara para siempre con la caída de las Torres Gemelas. Un año después, la intervención de Batlle tuvo su recompensa: había sido el punto de partida para la consideración del presidente Bush y la autopista tendida para recibir el préstamo puente de US$ 1.500 millones y superar la más gigantesca corrida bancaria que recuerde el Uruguay moderno: el 40% de los depósitos.

------------

"Primero, el gobierno del Uruguay apoya el ALCA; en cuanto a la fecha, cuanto antes mejor. Segundo, el gobierno del Uruguay apoya la cláusula democrática, pero eso no es suficiente. Cuando los pueblos reciban nuestra declaración, el sobre debe tener también claras indicaciones económicas. Para el Uruguay, el comercio libre asegurará la libertad civil, la libertad política y la libertad económica".

---------------

Parado en uno de los puentes sobre el río San Lorenzo, Batlle comentaba a sonrisa ancha que su pasaje en la asamblea presidencial iba a tener un destinatario especial: el comandante Hugo Chávez, presidente de Venezuela hacía dos años.

------------

"Seamos ricos o seamos pobres, podemos de todos modos ser justos. La pobreza no quiere decir que uno tenga que ser injusto".

------------

La misma mañana del puente sobre el San Lorenzo, y antes de una recorrida por la ciudad, Batlle confesaba que su única obsesión en la cita multilateral era una apuesta franca al crecimiento económico. Y que para eso tenía una única receta: política, política, política.

------------

"¿Qué es el ALCA, según lo vemos nosotros, desde un punto de vista práctico? Para Brasil, el ALCA significa acero y jugo de naranja; para Ecuador el ALCA significa bananas; para Venezuela el ALCA significa petróleo; para Uruguay, el ALCA significa carne. Pregúntenle a mi amigo de Venezuela cuántas estaciones de servicio tienen en Estados Unidos: tienen 7.000 estaciones. Ya tienen el ALCA. Yo quiero 7.000 carnicerías vendiendo mi carne en Estados Unidos. Venezuela entró en el ALCA antes que el propio Chile lo hiciera. Todos nosotros aspiramos a unirnos".

------------

Eran tiempos en que el presidente Bush aspiraba a lograr la autoridad de vía rápida (fast track) para negociar acuerdos comerciales. Y lo conseguiría tras votaciones muy reñidas.

------------

"Todos saben que mis puntos de vista difieren de los de todos los demás. Yo pienso que las drogas deberían legalizarse, pero no soy el único que piensa así. Algún día ganaré este partido. Los señores Friedman y Baker juegan en mi equipo, así que no estoy solo. Cuando la II Guerra Mundial —y su padre estuvo en acción en la II Guerra Mundial— había un hombre en Estados Unidos que era el General Marshall. El general Marshall hizo algo maravilloso por Europa. Cuando Europa fue reconstruida y se desarrolló como Unión Europea y el General de Gaulle estuvo de acuerdo con el señor Adenauer en que eso era el futuro, y llegaron al acuerdo que le permitió a Europa desarrollarse, Europa tenía un presupuesto conjunto que le permitió a España, Portugal, Irlanda y Grecia ponerse a la par del resto de Europa. Lo mismo va a pasar con los países de la Europa Oriental y los del África Septentrional, porque si Europa no hace esto por los países europeos orientales o los países africanos del norte, entonces sin duda que la Unión Europea fracasará. Tenemos que hacer lo mismo aquí, ya sea en la forma en que nos lo explicó el Presidente de México o de otra manera, pero tenemos que hacer lo mismo".

-------------

Así, llegó a la arenga final de su discurso, convocando a todos los mandatarios a hacer algo más: había que ayudar al presidente Bush. Pidió un "lobby" continental para tumbar los obstáculos en el Congreso norteamericano.

------------

"Tenemos que ir a ver a todos los Demócratas que controlan la mitad del Congreso y ayudar al presidente Bush. Tenemos que hacer que nuestros líderes sindicales y nuestros líderes políticos, nuestros líderes gremiales y empresariales vengan a hablarle a la sociedad civil estadounidense. Tenemos que mostrarle que todos nosotros vamos a ser mejores y más justos si le ayudamos a obtener los votos en el Congreso. Puede que por sí solo el presidente Bush no logre obtener los votos necesarios. Tenemos que ir todos al Congreso y hablar con todos los senadores, de la misma manera en que le pedí al Embajador de Uruguay en Washington que hablara con los senadores Dodd y Graham y le dije al presidente Clinton que había que ayudar a Colombia y que tenía que ayudar a Colombia antes que a los demás e incluirla en el Nafta. Porque si las cosas mejoran en Colombia, las cosas mejoran para todos nosotros. El primer paso dado por el Presidente Bush fue hablar con el señor Fox. Después habló con el señor Pastrana y luego con los señores De la Rúa, Cardoso, Lagos (…) y se reunió con la OEA. Ahora está hablando con nosotros. No podemos perder esta ocasión. Es una ocasión única para las Américas. No pensemos en lo que sucedería si hacemos algo; pensemos en lo que puede ocurrir si no hacemos nada. ¿Qué pasaría si no hacemos nada? ¿El presidente Bush tendría otra oportunidad? No tendría otra oportunidad. Tiene esta oportunidad: esta es su oportunidad y esta es su última oportunidad. Por lo tanto somos sus asociados. Su éxito es nuestro éxito. Si no cooperamos con él es posible que no pueda tener éxito por sí solo por más esfuerzos que empeñe y por más fuerte que sea su país. Eso es política, es política. Le deseamos la mejor de las suertes, señor presidente".

Vázquez agradece a George Bush.

El presidente George Bush visitó Uruguay en el año 2007. En conferencia de prensa, Vázquez le agradeció la ayuda que en el año 2002 facilitó sortear la crisis financiera. Batlle comentó: "Me pareció

un acto de reconocimiento y de agradecimiento, demostrando la actitud que corresponde, que un país le agradezca a otro que a cambio de absolutamente nada, lo sacó de los pelos cuando estaba a punto de ahogarse".

Los que le dicen que no al ALCA.

"Chávez estaba sentado al lado de mí en Quebec; estábamos todos, los de izquierda, los de centro, recibiendo la continuidad de la oferta del mecanismo del ALCA. (...) ¿Quiénes son los que dicen que no? ¿El presidente de Estados Unidos o los países de América del Sur? Son los países de América del Sur. Ecuador dice que no y luego dicen que no Brasil, Argentina, Uruguay, Venezuela y Bolivia en Mar del Plata en 2005".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º