AMATISTA GIGANTE EN MUSEO AUSTRALIANO

Asombra al mundo la "Emperatriz de Uruguay"

Una geoda gigante de amatista, extraída en Artigas, es la estrella de un museo minero de Australia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fanáticos de los minerales van a conocerla geoda artiguense. Foto: The Crystal Caves

Un museo de minerales localizado en Atherton, un pequeño pueblo del estado de Queensland en Australia, exhibe con orgullo a "La Emperatriz de Uruguay", una geoda de amatista que, asegura su publicidad, es la más grande del mundo.

Mide 3,27 metros de altura y pesa dos toneladas y media.

La pieza se encuentra en exhibición al público en The Crystal Caves (Las Cuevas de Cristal), una de las colecciones privadas de minerales más espectaculares del mundo. Cuenta con más de 600 tipos distintos de piedras que proceden de más de 30 países, reunidos durante décadas por los australianos Rene y Nelleke Boissevain, que han dedicado su vida a ella.

Está en el museo desde el año 2007 cuando la minera uruguaya Le Stage Minerals la descubrió y se las ofreció. Tras un breve "tironeo" por el precio, los australianos pagaron unos US$ 75.000 por la geoda.

Los dueños del museo aseguran haber recibido ofertas de hasta US$ 300.000 por parte de otros coleccionistas privados. Pero resolvieron no vender, pues "es la estrella de la exposición, la roca más preciada de una colección de minerales ya de por sí impresionante", indica la publicidad del lugar.

El traslado de la geoda se debió realizar mediante un cuidadoso sistema de embalaje. Salió desde los campos de Artigas a bordo de un camión. Una vez en el puerto de Montevideo, la geoda "Emperatriz" se acondicionó en un contenedor especial capaz de soportar el movimiento del barco durante el extenso trayecto.

En Artigas están acostumbrados a estos movimientos. Carlos Sanchís, director de Le Stage Minerals, contó a El País que la "Empreatriz de Uruguay" fue extraído en el año 2003 en la zona de Cerro Santinho.

La venta se hizo mediante un agente de la empresa que opera en el mercado de Rio Grande do Sul, un centro de comercialización que mueve unas 500 toneladas de piedras semipreciosas por mes.

"Nosotros captamos clientes de ese centro comercial y los traemos para venderles nuestra mercadería. La producción de amatistas es muy pequeña en Uruguay, producimos apenas el 10% de lo que se extrae en Rio Grande do Sul", explicó.

El empresario aseguró que con aquella geoda la compañía "aprendió". "Ahora presentamos la mercadería de manera natural, sin cemento para sus basamentos", aseguró. De todos modos, aclaró que la "Emperatriz" no es la geoda más grande del mundo. En tal sentido, aclaró que luego del hallazgo que terminó en Australia, se hicieron otros de gran importancia (ver nota aparte) aunque la compañía está concentrada en la obtención de piezas pequeñas que es lo que pide el mercado.

Mercado de amatistasse concentra en China.

En la actualidad la empresa Le Stage Minerals tiene en un depósito de Estados Unidos una pieza de 14 toneladas esperando un comprador. La llevaron a una feria especializada y no lograron colocarla. "Estamos pagando depósitos y todavía no logramos colocarla", dijo el empresario Carlos Sanchís.

La compañía comenzó con el padre de Carlos Sanchís en 1965 con un pequeño taller. En el año 2001 ingresó la segunda generación. "Todavía estamos intentando encontrarle la vuelta", afirma Sanchís. Sin embargo, la empresa viene colocando su producción en China y Estados Unidos, los dos principales mercados del mundo, tiene 150 empleados y trabaja en un predio de 229 hectáreas.

Mientras tanto, el negocio se sigue desarrollando. El mundo de las piedras semipreciosas reconoce que en Uruguay se extraen amatistas de un color "violeta intenso" que producen un efecto diferente al común de esos materiales.

Hasta el año 2.000 se vendía una buena cantidad de amatista para joyería. Ahora el sintético ocupó su lugar. "Cuando se compra un anillo de amatista es imposible decir si es algo natural o artificial, por eso el valor de la gema cayó muchísimo", explicó el empresario.

El sobrante de la producción es utilizado para hacer "semijoyas", un producto barato.

Hay un nicho de mercado en las personas que reconocen el valor de la "gemoterapia" o el "poder energético de los cristales" es una práctica extendida en Asia. "Creen que tener un mineral de estos en sus casas le hace bien al espíritu y genera buena energía. Eso nos ayuda mucho en el aspecto comercial", explicó Sanchís.

Por eso el mercado requiere piezas pequeñas, que no superen los 10 kilogramos de peso.

El mundo de las piedras semipreciosas.

El negocio de las piedras semipreciosas mueve a miles de personas en el departamento de Artigas. En la entrada de la ciudad capital hay un monumento a esa producción. Se trata de una geoda gigante.

Uruguay produce entre 20.000 y 25.000 toneladas de piedras semipreciosas por año, la mayor parte extraídas en suelo artiguense.

En los últimos años se ha intentado desarrollar el "turismo minero" en Artigas. Se trata de una serie de recorridas por las canteras de la zona.

La extracción de estos minerales se hace en canteras a cielo abierto y de galerías. Durante la tarea se utilizan explosivos de baja intensidad. Una vez identificada la geoda, la extracción se vuelve artesanal.

Según datos del Instituto Uruguay XXI, en 2012 la exportación uruguaya fue de 96% de ágatas y 4% de amatistas.

Una geoda es "una cavidad rocosa, en la que han cristalizado minerales que han sido conducidos hasta ella disueltos en agua subterránea y cuyos cristales son de gran tamaño debido a la poca presión a la que se han producido".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados