NUEVOS SERVICIOS

Amplían red de estaciones para los autos eléctricos

Al fin del verano habrá servicios en balnearios de Rocha hasta el Chuy y se llegará a 50 puntos en el país.

Beneficios: habrá 50% de descuento para quien cargue el auto eléctrico en su casa. Foto: Archivo
Beneficios: habrá 50% de descuento para quien cargue el auto eléctrico en su casa. Foto: Archivo

En los principales ejes carreteros de todo Uruguay este año habrá nuevas estaciones de servicio que permitirán recargar las baterías de los vehículos eléctricos. El objetivo es llegar a más de 50 puntos instalados a 60 kilómetros de distancia.

El primer paso, como adelantó El País, fue comenzar con la ruta más transitada en la temporada estival: desde Colonia a Punta del Este. Se prevé que hacia el otoño la red quede expandida hasta balnearios de Rocha y el Chuy. "Aspiramos a terminar el año con puntos de recarga en varios puntos. Y el que quiera atravesar todo el país en un auto eléctrico podrá hacerlo", indicó Eduardo Bergerie, director del proyecto de Redes Inteligentes de UTE.

Hasta el 21 de marzo, la carga será gratuita en todas las estaciones existentes hasta ahora, es decir las de Colonia del Sacramento, Rosario, Puntas de Valdez, el Aeropuerto de Carrasco, San Luis y Punta del Este.

Encargados de cinco de los seis puntos elegidos tras un convenio que se realizó con Ducsa (empresa encargada de gestionar las estaciones con sello Ancap) comentaron ayer a El País que solo han visto vehículos oficiales realizar las recargas.

"Han sido pocos. El dispositivo para recargar está en el predio de la estación, pero es medio independiente. Muchas veces no te das ni cuenta que recargan", comentó el encargado de la estación de Punta del Este.

Flota en crecimiento.

El jerarca Bergerie agregó a manera de primicia que en 2018 un importador privado traerá a Uruguay otro tipo de autos que seguramente interesarán a los conductores por varios motivos, entre ellos su autonomía de viaje y su precio.

Con dos semanas de inaugurada la primera ruta eléctrica de Latinoamérica, se espera que uruguayos y turistas extranjeros se sumen a esta nueva forma de transporte. Hasta ahora, estiman que existen unos 130 vehículos en todo el país. La mayoría de los coches son oficiales. UTE, principal interesado en impulsar esta tecnología, tiene una flota de 63 vehículos, a los que se van a adicionar 30 más en pocos meses.

A su vez, hay 24 taxis eléctricos circulando en Montevideo y otros 40 que comercializó un proveedor privado y cuyas prestaciones son más equiparables a una moto que a un auto.

El gobierno ha tomado medidas de exoneraciones fiscales que buscan facilitar el acceso a estos coches: no pagan tasa de importación y tienen una rebaja del Impuesto Específico Interno (Imesi). De todas formas, hoy en día un auto eléctrico es más caro que uno a combustión.

Beneficios.

Según cálculos realizados por UTE, si un auto se usa con fines comerciales sí resulta más redituable. "Para todo vehículo que circule más de 24.000 kilómetros anuales, la ecuación económica ya le muestra conveniencia", comentó Bergerie a El País.

Los expertos creen que habrá más choferes locales que estén dispuestos a cambiar a autos eléctricos porque les puede llegar a interesar contribuir a la protección del medio ambiente.

Las personas que adquieran un vehículo eléctrico y lo recarguen en su casa se verán beneficiadas con un descuento de 50% que hace UTE desde el pasado 1° de enero en la tarifa final. "Es una forma de incentivar a las empresas y a la gente a animarse a ir pasándose a esta nueva tecnología", comentó Bergerie.

A medida que se extienda la red y exista infraestructura en todo el país será una garantía para importadores de vehículos y conductores el pasarse a esta modalidad de transporte.

Este fue el objetivo por el cual se inauguró a fines de diciembre la ruta eléctrica que abarca los seis puntos mencionados. Esta mutación hacia una nueva movilidad en materia de transporte se está dando en toda Europa, desde Noruega hasta Francia.

El mundo pone fecha límite a la sustitución.

Francia dispuso el año pasado estipular una fecha límite para la venta de autos a combustión, el 2040. Según informó El País de Madrid, otros países ya se habían comprometido a terminar con esta comercialización y sustituirlos por autos "de energía limpios". Por ejemplo Noruega puso como fecha tope el 2025, la India el 2030 y Alemania el 2020. Noruega es hoy el país más avanzado; cuenta con 130.000 vehículos eléctricos, el 29% de su flota. Le siguen Holanda y Suecia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)