Publicidad

Natalia San Juan: la emprendedora uruguaya que combate la brecha de género en la música

Natalia San Juan, la uruguaya CEO de Femnoise. Foto: Cortesía

Súpermujeres

La emprendedora uruguaya Natalia San Juan está radicada en Barcelona y lanzó una plataforma por la equidad en la industria musical.

Natalia San Juan, nació en San José en 1980. Hija de un periodista y fotógrafo de la localidad, emigró junto a su familia a Chile, donde vivió principalmente en la Isla de Chiloé (sur), se formó en periodismo y se vinculó con la industria musical.

En 2011, decidió emigrar: “Necesitaba aire de cambios, energía nueva, volver a migrar”, contó a Eme la emprendedora uruguaya.

Encontró su nuevo hogar en Barcelona, donde luego de un master en turismo y un doctorado a medio hacer, convirtió su terraza del barrio Gracia de la ciudad catalana en un espacio de encuentro cultural.

Desde su llegada a España, Natalia sentía que probablemente no podría volver a trabajar en la industria que la fascinaba: la música. Pero con el tiempo las puertas se abrieron.

“Comencé conectando la oferta chilena de artistas con la demanda europea en ferias internacionales de profesionales de la música como Primavera Pro o Sonar +D”, explicó.

Femnøise.

 Siempre inquieta por lograr la igualdad entre hombres y mujeres, Natalia trabaja desde algún tiempo para achicar la brecha de género en la industria musical.

Femnøise, una iniciativa que creó en 2017, se convirtió en el último año en una startup tecnológica que fue a pre incubada desde diciembre 2019 por la Agencia de Desarrollo local del Ayuntamiento de Barcelona, Barcelona Activ.

“A principios de 2017 me encargaron producir un evento de electrónica en Andorra. El line up estaba compuesto en su totalidad por artistas hombres y sumado a que yo era la única mujer del equipo de producción, hice la pregunta al director artístico que cambiaría el curso de mi historia ¿Porqué no incluíamos una mujer en el evento?. La respuesta no fue muy acertada —o sí, depende del lado en que se mire—, simplemente no lo habían pensado. Aceptaron mi propuesta de incluir una mujer, eso sí, que abriera y que se le pagase menos que al resto de los artistas”, detalló Natalia.

Ese episodio encendió en la uruguaya un “fueguito”, que la llevó a investigar sobre género, música electrónica y movimientos underground. Así descubrió, por ejemplo, que estudios indicaban que las DJs mujeres representan sólo un 20% de la industria y que usualmente son confundidas con “novias” de otros artistas.

“Salimos al aire en noviembre del 2017 luego de unos meses de investigación y de contacto con artistas que quisiesen formar parte, aceptábamos a toda mujer que quisiera hacer algo de música (en este momento solo electrónica en todas sus vertientes), llegamos a reunir unas 20 o 25 en Barcelona que formaban parte del movimiento, y con quienes hacíamos pequeños eventos en salas que no eran muy conocidas durante 2018”, detalló.

Sin embargo, no era suficiente: “Nos dimos cuenta que con el activismo no bastaba, debíamos generar oportunidades reales para esas artistas”, indicó.

Dj
Dj

El salto.

 En 2019, Femnøise pasó de ser una promotora de DJs a convertirse en una agencia de representación para promover el trabajo de mujeres, transgénero y personas no binarias en la música electrónica.

“Durante 2019 y debido a toda la visibilidad que tuvimos producto de la aparición en tantos festivales de renombre, nos llegaron mensajes de todas partes del mundo para unirse a la agencia; me sentía realmente impotente ya que no es fácil abrirse camino como agente, y de mujeres en un ambiente tan patriarcal como la electrónica”, aseguró.

Sin embargo, Natalia no podía abarcar todas las solicitudes que le llegaban y buscando alternativas tuvo una idea.

“El salto lo detonó la gran cantidad de talento que no ha tenido oportunidades y se queda allí, invisibilizado y subrepresentado. Para que nunca más un promotor o un booker nos diga que no hay suficientes mujeres en la música”, resaltó con orgullo.

Emprender.

Con el impulso de buscar soluciones Femnøise se convirtió en algo más, se trasladaría al mundo digital para difundir a mujeres, transgénero y no binarias, sin fronteras.

Fue una fortuna que la uruguaya estuviera en Europa donde existen importantes programas para emprendedores. Tras informarse llegó a la a Agencia de desarrollo local, Barcelona Activa, fuerza impulsora de la innovación y el crecimiento económico de la ciudad.

“Accedimos a seis meses de formación y tutorías para dar forma a nuestra startup”, contó. Tras siete meses de trabajo, Femnøise vio la luz en julio de 2020 “uno de los momentos más complicados para la cultura y la igualdad de género”.

El mapa de Femnoise
El mapa de Femnoise

Al mismo tiempo, la emprendedora fue seleccionada entre 900 como una de las 74 artistas e innovadoras para el programa Europeo Keychange 2020-2021, para acelerar el cambio y crear una industria musical más inclusiva.

En una alianza con Thought Works, la startup lanzó una plataforma digital cuenta con tres funcionalidades: Un mapa mundial, que permite encontrar a las personas por su perfil; una red social, en la que cada usuaria puede contactarse con otras usuarias; y una funcionalidad de nano learning, para compartir los conocimientos a través de la plataforma, y además monetizarlos.

Hace algunos días, Femnøise se lanzó de forma global y tuvo un gran éxito: “En la primera semana alcanzamos las 400 usuarias de los cinco continentes. Tenemos perfiles desde el interior del Uruguay, hasta Namibia en África, pasando por una isla de Finlandia cuyo nombre nunca había escuchado o mujeres en Japón y Filipinas”.

¿Quiénes pueden participar?

“Queremos sumar asociaciones, agrupaciones, artistas, y trabajadoras del ecosistema de la música. Es decir no solo cantantes, ni djs, ni bandas, sino también apostamos a llegar a fotógrafas, sonidistas, diseñadoras de portadas de disco, mujeres que realicen campañas de marketing digital para artistas, psicólogas, en fin, toda aquella actividad con alguna relación en la música”, aseguró Natalia San Juan.

Temas relacionados

música electrónicamujer

Publicidad