Realeza

La razón por la que la hija de Harry y Meghan tendría un bautismo de realeza

Lilibet Diana podría hacer su primer viaje al Reino Unido para ser bautizada según la prensa especializada británica.

Meghan Markle, duquesa de Sussex, y el príncipe Harry. Foto: AFP
Meghan Markle, duquesa de Sussex, y el príncipe Harry. Foto: AFP

La hija de los duques de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Harry, nació el pasado 4 de junio y según reportó la revista Hello! podría recibir un bautismo de realeza en el Reino Unido.

Si bien no se divulgaron planes sobre el bautismo de Lilibet Diana, debido a que Archie el hijo mayor de los Sussex fue bautizado en julio de 2019 en el Castillo de Windsor, se estima que lo mismo sucederá con la niña. 

Desde su nacimiento, Lilibet permanece junto a su madre en California donde nació, aunque Harry viajó dos veces al Reino Unido desde su alejamiento de la familia real: en abril para el sepelio de su abuelo, el príncipe Felipe, y a fines de junio para la inauguración de la estatua de su madre, la princesa Diana, en los jardines del Palacio de Kensington en Londres. 

Tradición real

Los bebés de la realeza británica utilizaron un vestido confeccionado para la hija mayor de la reina Victoria en 1841 hasta 2004. Desde ese año, una réplica creada por la modista personal de la reina Isabel II, sustituyó la histórica pieza para las nuevas generaciones. 

El último bebé en usarlo fue Archie, en 2019, y probablemente lo utilicen August, hijo de la princesa Eugenie y  Jack Brooksbank', y Lucas, hijo de Zara y Mike Tindall. 

Según informó la revista Hello!, los duques de Sussex eligirían bautizarla en Reino Unido porque muchos de sus padrinos residen allí. Las identidades no fueron reveladas, como la de los padrinos de Archie, aunque si se sabe que  Tiggy Pettifer (antes Legge-Bourke), niñera de Harry y Willian y Mark Dyer, amigo cercano de la familia, están entre los privilegiados. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error