Realeza

La misteriosa llamada que puso fin a la felicidad del príncipe Harry y Meghan Markle

El libro de Harry y Meghan reveló un triste episodio que golpeó la felicidad de la pareja cuando su relación era aún un secreto. 

Meghan Markle y el príncipe Harry. Foto: AFP
Foto: AFP

El nuevo libro que relata los detalles de la vida de los duques de Susex, Finding Freedom, no deja de dar reveladoras definiciones sobre los vínculos entre los distintos representantes de la corona británica. En esta oportunidad, el libro develó que el príncipe Harry y Meghan Markle estaban "felices" mientras su relación se mantenía en secreto, pero algo rompió con la tranquilidad de la pareja.

Cuando Harry y Meghan todavía no se habían casado aún y conservaban su relación en secreto en Canadá, recibieron una llamada telefónica. "Una noche a finales de octubre en Toronto, Harry estaba feliz y también Meghan hasta que recibieron una llamada de uno de los ayudantes de Harry en el Palacio de Kensington. No fueron buenas noticias", figura en el libro sobre la pareja.

La llamada decía que la noticia de su relación se había filtrado y que se extendería por el mundo en apenas unas horas. Esto dejó a Meghan "aterrorizada" de volverse foco de la atención mediática, según el libro escrito por Omid Scobie y Carolyn Durand. "Su principal preocupación era que su lugar fuera asediado por fotógrafos en 24 horas", aparece en la publicación, según consignó el portal británico Daily Star.

"Tenían poco tiempo para pensar, porque solo había un par de paparazzis en Toronto, pero no pasaría mucho tiempo antes de que los fotógrafos volaran desde Nueva York y Los Ángeles, todos con la esperanza de obtener la primera foto de la feliz pareja", continúa.

Sin embargo, el libro también cuenta que Meghan se sintió aliviada de que ya no tenía que mantener la relación en secreto para familiares y amigos, aunque sí le envió un mensaje a una amiga en el que reconocía su temor a lo que pudiera suceder. "Antes de conocer a Harry, las únicas veces que ella experimentó con cámaras fueron en un set o en una alfombra roja", agrega el libro.

"Poco después de la noticia, un fotógrafo había escalado la cerca en su jardín trasero y esperó a Meghan en su auto, con la esperanza de obtener una foto antes de salir a hacer recados. Meghan estaba aterrorizada y llamó a la policía. 'Así es como siempre va a ser, ¿no?'", le habría dicho a un amigo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados