Realeza

La historia oculta de "Fred y Gladys", los apodos íntimos del príncipe Carlos y Camilla

Inspirados en los personajes de The Goon Show, según los especialistas reales, Carlos y Camilla utilizaban esos apodos en la intimidad.

El príncipe Carlos y la duquesa Camilla en Alemania. Foto: AFP
El príncipe Carlos y la duquesa Camilla en Alemania. Foto: AFP

De todos los momentos que le tocó vivir a Lady Di, probablemente el del "brazalete grabado" -dramatizado en la cuarta temporada de The Crown- sea uno de los más desgarradores. El episodio generó un gran malestar en Diana, quien en ese momento advirtió que su prometido, el príncipe Carlos, seguía enamorado de Camilla Parker Bowles, con quien finalmente se casó en 2005.

Días antes de su boda, según señala el portal Esquire, Diana, de 19 años, encontró una joya grabada con las iniciales "F" y "G", diseñada especialmente por Carlos para Camilla. Se trataba de un brazalete de oro de Asprey, que tenía un colgante de lapislázuli grabado con las letras F y G, que representaban los nombres Fred y Gladys. Inspirados en los personajes de The Goon Show, según los especialistas reales, Carlos y Camilla utilizaban esos apodos en la intimidad.

Sin embargo, según publicó Harpers Bazaar, para Jonathan Dimbleby, periodista y autor de Prince of Wales: A Biography (Príncipe de Gales: una biografía), el significado de la joya es otro.

Para el especialista, las iniciales de la pulsera se refieren a "Girl Friday", en referencia a la película His Girl Friday. De cualquier forma, ya sea "Fred y Gladys" o "Girl Friday", todo indica que el brazalete estaba destinado a Camilla.

La escena del hallazgo fue reproducido en la cuarta temporada de la serie de Netflix The Crown y está corroborada por Andrew Morton, quien escribió la biografía Diana: Her True Story (Diana, su historia verdadera).

Según indicó el biógrafo, la princesa le contó que días antes de la boda real había visitado la oficina del secretario personal del príncipe de Gales porque alguien le había dicho que el heredero había mandado a diseñar un brazalete para su amante.

"Entré a la oficina y le pregunté (al secretario): '¿Qué hay en ese paquete?'. Y él contestó: 'No deberías mirar eso'. Así que lo abrí y allí estaba el brazalete", afirma Morton que le dijo Lady Di. Según el periodista, la situación dejó "devastada" a la princesa y le generó mucha rabia, porque Carlos no era "honesto". Incluso, Carlos le regaló el brazalete a Camilla dos días antes de su boda con Diana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados