Realeza

La cruel manera en la que la realeza británica se refería a Meghan a sus espaldas

Una nueva biografía da cuenta de las burlas y las maneras despectivas de llamar a la exactriz que tenía la familia real y también los cortesanos de Windsor

eme
Foto: Reuters

La vida de la pareja de Harry y Meghan Markle, los duques de Sussex que decidieron abandonar la familia real británica, sigue dando que hablar. Ahora, a través de la publicación de extractos de un libro de próxima publicación, se supo la manera despectiva en la que miembros de la realeza y empleados de la corte se referían a Megan a sus espaldas. Además, se burlaban de su pasado como actriz.

El libro Buscar la libertad: Harry y Meghan y la construcción de una familia real moderna es una biografía autorizada de los duques de Sussex que saldrá a la venta el próximo 11 de agosto y promete ser explosiva por las revelaciones que contiene.

Fragmentos de su contenido han comenzado a publicarse en medios británicos Times y The Sunday Times. Y ya generaron revuelo.

Allí, además de relatarse los roces y las relaciones ríspidas que hubo desde un principio entre la ex actriz estadounidense, ahora princesa, y sus cuñados reales, el príncipe William y su esposa Kate Middleton, se narra la manera nada amable en que las personas que rodeaban a Meghan en su estadía en la Casa de Windsor se referían a ella.

En el libro, escrito por dos periodistas especializados en la vida de la realeza, Omid Scobie y Carolyn Durand, se afirma que los cortesanos y en especial un miembro de la familia real de alto rango se refería a Meghan como "la corista de Harry (Harry's showgirl)".

Siempre a sus espaldas, los comentarios sobre la actriz también apuntaban a su situación como divorciada. "Viene con mucho equipaje", señalaban con sorna.

Su cruel manera de referirse a la duquesa de Sussex también tenía que ver con el pasado actoral de la entonces novia de Harry. Siempre de acuerdo al citado libro, a algunos empleados del palacio les molestaba servir a "una actriz de un programa de televisión por cable" y decían que había algo en ella que los hacía desconfiar.

Amigas de Meghan, además, declararon en la misma publicación que la propia ex actriz sabía que se referían a ella como la "duquesa diferente" y que sintió que la calificaban erróneamente a ella de "difícil" e incluso de "perra" a sus espaldas.

Buscar la libertad asegura que la ex actriz y nieta política de la reina Isabel II tomaba todo lo que decían acerca de ella como actitudes "racistas -la duquesa de Sussex tiene raíces afroamericana- y sexistas".

El adelanto del libro publicado por los citados medios británicos también señala que un miembro del personal del palacio real se refirió a la esposa de Harry como "la tercera rueda chirriante" de la monarquía.

El libro señala que el tiempo de Meghan en Windsor fue "una temporada de caza contra Meghan, donde muchos buscaron cualquier excusa para criticarla".

Durand y Scobie escribieron: "Meghan sintió que algunas de las historias publicadas en los tabloides eran más que una referencia a un choque cultural, eran sexistas y prejuiciosas. Si un hombre se levantaba antes del amanecer para trabajar, era aplaudido por su ética de trabajo. Si una mujer lo hacía, se la consideraba difícil o una perra".

El libro dice también que el racismo está "arraigado" en Gran Bretaña y que "un tema principal del racismo en el Reino Unido se centra en la cuestión de quién es auténticamente 'británico'".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados