Publicidad

Convivencia emocional: Ser mamá multitareas sin culpas

madre e hija

Por Fanny Berger

Durante el proceso de educación de los hijos se observa en el consultorio que ante una dificultad ambos padres se ocupan de ayudar al niño pero la madre siente culpa por dicha situación.

La culpa es un sentimiento complejo , destructivo y tóxico. La forman las exigencias, expectativas que cuando la persona siente que no las alcanza se enoja mucho y se siente muy mal emocionalmente. La intensa rabia, muchas veces reprimida, mas una exigencia no cumplida forma la culpa. Esta es la visión de la terapia gestáltica.

Durante el largo y apasionante, pero por momentos desbordante, proceso de educación de tus hijos se observa en el consultorio del psicólogo que ante una dificultad, ya sea cognitiva, física, emocional o conductual, ambos padres se ocupan de ayudar al niño pero la madre siente culpa por dicha situación. A veces siente que es culpable de los diversos problemas, comentan que tal vez sea por lo que le sucedió durante su embarazo, por que trabaja muchas horas, porque no sabe cómo tratarlo, etc. Esa culpa es nociva en el vínculo padre-hijo, por eso en este artículo trataremos de ayudarte a gerenciarla.

Las madres actuales trabajan, a veces son jefas de hogares, practican deportes, tienen distintas actividades. Por lo tanto, carecen de tiempo libre y viven corriendo de un lado a otro. Esta falta de tiempo y cansancio que lo observamos en los padres actuales se debe a todo lo que realizan a lo largo del día. Son educadores, choferes, personal shoppers de sus hijos y además tienen su vida personal.

Esto contrasta con la manera en que fueron educados los padres actuales en sus hogares, donde habían madres que no trabajaban o si lo hacían les insumía pocas horas. Tenían más disponibilidad horaria y energía para estar con sus hijos

Antes de decidir si querés ser madre, es aconsejable revisar los modelos en que fuiste educada, como es tu proyecto de vida laboral y social para ver cómo adaptarías tus necesidades personales en distintos ámbitos de tu vida para poder maternar con alegría y tranquilidad. Maternar es cuidar desde el amor, desde la capacidad de establecer vínculos afectivos, emocionales y energéticos con tu hijo.

Primeramente, decidí si realmente querés ser mamá, en segundo lugar como te imaginas en dicho rol, integrando tus múltiples actividades y siendo consciente de las necesidades que tiene un niño. En tercer lugar al integrar todos tus deseos, recordar que el día sigue teniendo 24 horas y que las personas se cansan. Lo importante es que te imagines despierta, cómo sería un día tuyo con tus hijos, trabajo y actividades. Del mismo modo que organizas una fiesta o viaje, fantaseá despierta como te imaginás y luego corroborá si es factible

Herramientas

Si ya sos mamá y te sentís culpable en el ejercicio de tu rol revisá tu modelo de ser madre y adaptalo a tus deseos y prioridades actuales, siempre teniendo muy presente lo que tus hijos necesitan de ti.

En segundo lugar considerá que la madre perfecta no existe en la realidad, por lo tanto definí como querés ejercer la maternidad hoy en día.

En tercer lugar coordina tu agenda diaria, en la cual podrás integrar tus actividades, dejando de lado fantasías imposibles de cumplir que te llenan de culpa. A veces las madres tienen que postergar ciertas actividades en el tiempo, que no significa anularlas.

Tené en cuenta que el niño necesita tiempo cronológico y calidad del mismo, vale decir que puedas observarlo con el lente de la empatía para ver que necesita, como se siente, como lo podes educar eficazmente.

Conectarte con lo que sentis y mira al niño, descubri que necesita y que es adaptativo en ese momento. Esto evitará corridas y actividades innecesarias que no aportan. Tal vez tu hijo quiere un abrazo, estar contigo a solas sin pantallas y como no es consciente demanda y pide objetos y actividades.

CONOCÉ A NUESTRA COLUMNISTA
Fanny Berger
Fanny Berger

Es psicoterapeuta gestáltica. Se dedica niños, adolescentes y adultos, y trabaja en el apoyo de padres. Implementó “terapia de alcance breve”, que en cinco sesiones trata temas concretos. Es conferencista y escribió varios libros.

Podés contactarla en su web , página de facebook o a través del teléfono celular 099 289 282.

Publicidad