Publicidad

¿Cómo identificar si vivo una relación tóxica? Observá estas cinco señales

Durante la transmisión de Gran Hermano Brasil este domingo, el presentador del programa habló a los participantes sobre la relación de dos de ellos que ha llamado la atención por pasar algunos límites.

relaciones de pareja

Durante la transmisión de la edición 23 de Gran Hermano Brasil, este domingo, el presentador del programa de TV Globo, Tadeu Schmidt, habló a los participantes de la casa sobre la relación entre dos participantes que ha llamado la atención de los televidentes: la actriz Bruna Griphao y el modelo Gabriel Tavares.

"Permítanme decir algunas frases que he recopilado en las últimas horas. Cara de Sapato (participante) hablando de la pareja Gabriel y Bruna: “Son una pareja muy aburrida”. Tina hablando de la misma pareja: "Ustedes dos son tóxicos". Aparte de algunas caras incómodas frente a ciertas escenas entre Gabriel y Bruna. ¿Se dan cuenta de que algo anda mal? Estoy aquí para alertar antes de que sea demasiado tarde", dijo el presentador.

Algunas actitudes y comportamientos de los involucrados en la relación, como la excesiva preocupación de Bruna por defender a Gabriel en el programa y las declaraciones agresivas del modelo hacia la actriz, han dado indicios de que ambos pueden ser parte de una relación tóxica .

"Quien está en una relación, quizás, ni se da cuenta, piensa que es normal. Pero los que están afuera pueden ver cuando los límites están a punto de ser excedidos seriamente. Miren este diálogo que sucedió ayer. Bruna dijo: 'Yo soy el hombre de la relación'. Gabriel dijo: 'Pero ahora te van a dar unos codazos en la boca'. Gabriel, en una relación afectiva, ciertas cosas no se pueden decir ni en broma. Este es el mensaje que quería dejarte", agregó Tadeu .

Gran Hermano Brasil
Bruna Griphao y Gabriel Tavares. Foto: Reproducción TV Globo

Pero, ¿de qué debés estar al tanto para saber si la relación es saludable o no? Para la psicóloga Florencia Berrade, cada persona le da mayor importancia a diferentes características, pero existen "banderas verdes" que son indicadores positivos de que las personas cuidan sus relaciones afectivas.

"Habiendo crecido en la era 'Disney' del amor romántico, me parece pertinente definir una relación saludable como aquella que no necesitás pero que, por alguna razón, te hace sentir mejor y de manera consensual elegís mantenerla, sin cualquier tipo de coacción”, dijo la psicóloga.

Cinco señales para saber si una relación es sana

Comunicación

La buena comunicación se basa en la expresión clara y asertiva y en la escucha activa. Para Berrade, la primera característica incluye poder hablar de sus emociones en primera persona. También asegura que esto evita criticar al otro y, en cambio, allana el camino para una conversación que deja en claro sus propios deseos.

Por ejemplo, en lugar de quejarte de que tu pareja no deja su celular cuando están juntos, vale la pena reemplazar la crítica con una petición como: "cuando cenamos juntos, me gustaría que usaras menos tu celular, para compartir conmigo un momento más íntimo”, ejemplifica la experta. Aclara que es importante dejar de lado la actitud defensiva y pensar que el diálogo se da entre pares que tienen los mismos objetivos.

Respecto a la escucha activa, un buen indicador es la empatía. Mostrar interés por la opinión de la pareja y validarla.

"Dar espacio a pesar de no estar de acuerdo significa dar posibilidad a la existencia de lo que la pareja siente y piensa, y no necesariamente una coincidencia de opinión", señala Berrade.

Acuerdos

"La clave para cualquier relación exitosa es llegar a un acuerdo", dice Kate Moyle, psicoterapeuta de relaciones y presentadora del podcast The Sexual Wellness Sessions. "Siempre habrá una lucha entre las necesidades individuales de cada uno de los miembros de la relación y no debemos esperar estar perfectamente alineados o de acuerdo en todo", añade.

En la misma línea, la psicóloga clínica e instructora de mindfulness, Bárbara Ayub, explica que si, a veces, no hay discusiones ni desacuerdos es porque una de las partes está cediendo demasiado o no le interesa la relación. Todo debe darse en su justa medida y tratando de llegar a un equilibrio.

Individualidad

Ninguna de las personas en el vínculo amoroso debe sentirse obligada a estar disponible las 24 horas del día para el otro. La cultura de la inmediatez en la que la tecnología sumerge a la sociedad demuestra que si un mensaje no se responde con la suficiente rapidez es porque no hay interés.

"Lo cierto es que además de los vínculos afectivo-sexuales, la pareja debe poder tener otras actividades: profesionales, sociales, de ocio, momentos de soledad, etc", dice Ayub.

Independencia

Según Berrade, la independencia afectiva se basa en que los integrantes del vínculo amoroso sepan que son capaces de generar felicidad, satisfacción o emociones positivas para sí mismos —individualmente— y sin necesidad de sentirse obligados a hacerlo por parte de la pareja. Asimismo, la profesional destaca la importancia de asimilar que estas emociones positivas que se generan no dependen de “permanecer o no en el vínculo”, sino que se pueden obtener por iniciativa propia.

Empoderamiento

"Una relación debe empoderarnos y llevarnos al engrandecimiento personal. Y no limitar nuestras habilidades, proyectos o metas personales", afirma Berrade, y añade que las parejas deben buscar potenciar todos los aspectos positivos del otro e incluso colaborar en mejorar aquellas características negativas que pueda tener su amante.

pareja

¿Cómo salir de una relación tóxica?

"Pedí ayuda. No tenés que hacerlo sola. No es fácil salir de una relación donde prevalecen las banderas rojas, principalmente porque van acompañadas de actitudes manipuladoras que invisibilizan ese abuso a los ojos de quien lo recibe", dice Berrade, quien agrega: "Creo que una herramienta o recurso clave es poder hablar sobre cómo los comportamientos saludables o funcionales impactan en una relación. (Es importante) hacerlos visibles en conversaciones entre familiares y amigos para que sean más fáciles y rápidos de identificar cuando los experimentamos en carne propia".

Finalmente, Ayub destaca que una buena alternativa para trabajar las relaciones es pensarlas como necesitadas de cuidado, atención, cariño y, sobre todo, revisión a través del diálogo. "Nunca podemos dar todo por sentado, los acuerdos son fundamentales y sugiero revisarlos en cada etapa del ciclo de vida", concluye.

En base a O Globo (GDA)

Temas relacionados

GDA

Publicidad