Negocios

Wilobank, el primer banco digital argentino captó 55.000 usuarios en tan solo un año

No tiene sucursales ni maneja un tesoro, funciona a través de una app y darse de alta insume entre 5 y 10 minutos; a pesar de lo disruptivo y reciente de la propuesta, la startup ya tiene un dolor de cabeza: los gigantes tecnológicos 

Wilobank
Guillermo Francos. El presidente de Wilobank señaló que el futuro de la banca es incierto ante la llegada de nuevos jugadores tecnológicos. (Foto: Gentileza Wilobank)

A Wilobank, el primer banco 100% digital de Argentina creado por el grupo empresarial Corporación América, no le preocupa la competencia con la banca tradicional, sino que su mayor incertidumbre está en cómo competir con una especie de «banco central privado» de los «unicornios» tecnológicos».

«Ese debería ser el dolor de cabeza de los grandes bancos hoy, pero también de los Estados. Hasta la semana pasada no sabíamos que teníamos que competir con empresas tecnológicas como Facebook, que lanzó su criptomoneda Libra, que operará en el mundo con una clientela de 4.000 millones de personas. Hasta Mercado Libre se metió en el negocio financiero», alertó Guillermo Francos, presidente de Wilobank.

El ejecutivo se presentó el miércoles en el marco de Montevideo Fintech Forum y habló con El Empresario sobre el presente del proyecto y los desafíos del sector ante la intromisión de los gigantes tecnológicos.

"No somos una fintech sino un banco digital porque tenemos la licencia para operar como tal del Banco Central de Argentina", remarcó Guillermo Francos, presidente de Wilobank.

Reveló que, a través de un proceso de apertura de cuenta que tarda entre cinco y 10 minutos, en casi un año captaron 55.000 clientes, de los cuales la mitad son usuarios bancarizados y un 70% están entre los 25 y los 50 años, aunque reconoció que aún un 30% «no hizo ningún movimiento». Hoy trabajan en Wilobak entre 50 y 60 personas y, si bien está en los planes llegar a Uruguay, el foco aún está en «afianzar» Argentina. A continuación, un extracto de la entrevista.

Wilobank, banco digital
Wilobank. Darse de alta en el banco insume entre 5 y 10 minutos y se hace a través de una app. (Foto: Gentileza Wilobank)

-Crearon el banco el 30 de junio de 2018, ¿por qué digital?
-Porque existe un nivel de bancarización muy bajo, que alcanza al 50% de la población, y un nivel de préstamos en relación con la actividad privada de un 15% del PIB. Hoy ya tenemos cerca 55.000 clientes, un 50% son no bancarizados. A todos les damos una caja de ahorro y una tarjeta de débito. A fines de 2018 lanzamos una tarjeta de crédito, la WiloCard, que tiene muy bajo monto de crédito, pero es recargable. No somos una fintech sino un banco digital porque tenemos la licencia para operar como tal del Banco Central de Argentina. La diferencia con uno tradicional es que no poseemos tesoro, no manejamos dinero físico ni tenemos sucursales y las transferencias son digitales, por redes de conexión con bancos (estamos conectados a través de RedLink y Banelco).

De los 55.000 clientes, la mitad ya estaban bancarizados, y el 70% tienen un promedio de edad que va de los 25 años a los 50 años

-¿Cuánto invirtieron y cuándo será el punto de equilibrio?
-Invertimos unos US$ 16 millones y para este año inyectaremos otros US$ 10 millones. Calculamos nuestro punto de equilibro para el último trimestre de 2020, cuando alcancemos los 250.000 clientes. Esperamos terminar este año con 100.000 usuarios y 300.000 el año que viene. Hoy el banco tiene un saldo de unos 350 millones de pesos argentinos. De esto, un tercio es caja de ahorro y el resto plazo fijo.

-El proceso de darse de alta es a través de la app, mediante escaneo de DNI, una selfie y subir datos, ¿detectaron casos de fraude?
-Hemos tenido casos de fraude, de personas que se dan de alta con documentos apócrifos, fudamentalmente con documentos robados. Para evitarlo, tenemos un período de 48 horas desde que la persona se da de alta hasta que se otorga la cuenta. Ahí, aparte del control biométrico, hay un segundo control humano que compara que el DNI y la foto de la selfie coincidan con el documento que está en la Dirección Nacional del Registro Nacional de las Personas, mediante un acuerdo que tenemos con ellos.

"La competencia ya no pasa por los bancos, sino por estos gigantes tecnológicos. Es un desafío que también lo tienen los Estados", aseguró Francos.

-Fue presidente del Banco Provincia, así que conoce el sector, ¿cree que desaparecerá la banca tradicional?
-No creo que sea el fin, sino que habrá grandes transformaciones, con mucho equipamiento digital. Por un período será un híbrido, pero luego nadie sabe, porque por ejemplo hace unos días Facebook lanzó su sistema monetario, una moneda digital (Libra) y una especie de creación de un «banco central privado» donde estos jugadores del mundo digital invirtieron para emitir Libras. El tema ahora es pensar cómo quedan los grandes bancos y los grandes reguladores ante esa nueva situación. La competencia ya no pasa por los bancos, sino por estos gigantes tecnológicos. Es un desafío que también lo tienen los Estados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)