EMPRESAS

The Electric Factory: cambio con efecto multiplicador

Con la mira en el exterior, el grupo de empresas de innovación reúne sus negocios en una "fábrica" de 2.000 metros cuadrados

Clave. Ciappesoni y Guarino considran la mudanza un paso estratégico. Foto: Marcelo Bonjour.
Clave. Ciappesoni y Guarino ven la mudanza como un paso estratégico. Foto: M. Bonjour.


Una nueva «fábrica eléctrica» acaba de estrenar el grupo de innovación The Electric Factory. La mudanza, recién finalizada a un local de 2.000 m2 donde solía funcionar el centro de innovación Sinergia Tech, sintetiza la búsqueda de la compañía de consolidar en una única y más amplia sede (casi) todos sus negocios, así como su inquietud por profundizar en la generación de soluciones que combinen «creatividad, estrategia y tecnología».

«Sentimos que la evolución natural en la producción digital tiene que ver con integrar hardware y software en un mismo espacio, en donde equipos multidisciplinarios puedan desarrollar una solución; desde la estrategia a la idea, pasando por la validación, el prototipado, la ejecución e implementación», alegó Andrés Guarino, CEO del grupo.

La casa alberga a 85 de las 100 personas que trabajan para The Electric Factory Group en Uruguay. La firma tiene otros 20 empleados instalados en oficinas regionales y en EE.UU.

La única empresa del grupo que se mantendrá en la sede anterior (en Ciudad Vieja) es Bunker, el spin-off especializado en data e inteligencia artificial. La decisión responde a los requisitos que exige un negocio que a diario maneja 500 millones de datos, explicó Juan Ciapessoni, cofundador y Chief Creative Officer del grupo.

Con herramientas de hardware y amplios espacios de trabajo a disposición, la «fábrica» se propone como un lugar ideal para que emprendedores puedan avanzar en sus proyectos. De igual modo servirá a startups en las que invierte The Electric Factory Group, por ejemplo, Cloud Stat (drones y movilidad aérea) y Unicorn Games (juegos interactivos).

De hecho, la inversión, incubación y aceleración de startups es uno de los rubros en los que se está desplegando el grupo. En paralelo, se dedica a la producción digital y a una academia propia. Ciapessoni y Guarino resaltaron el crecimiento del área de consultoría que el grupo creó para atender a empresas que buscan la transformación digital de su negocio.

«Las empresas nos vienen a buscar porque sienten que el mercado está cambiando más rápido que ellas y que no están teniendo la agilidad para tomar las oportunidades y transformarlas en planes. Entonces, nos buscan para desarrollar un modelo de adaptación a ese ritmo e implementar mejores soluciones», indicó Guarino. Entre los clientes de esta unidad figuran medios de comunicación y empresas de consumo masivo de Centroamérica. Producir soluciones con «cabeza global» más que local pauta el camino de la compañía madre y sus satélites; esto se traduce en que más de un 90% de la facturación del grupo provenga del exterior.

Para potenciar el trabajo de la red «eléctrica», la casa recibirá a equipos multidisciplinarios para llegar a soluciones creativas y resolver problemas más allá de la comunicación.

«Queremos ser la mejor plataforma de reclutamiento», recalcó Guarino. El grupo ha contratado para proyectos específicos perfiles disímiles como ingenieros en robótica, diseñadores industriales, economistas especializados en criptomonedas, neurólogos, biólogos, sociólogos y carpinteros.

Esa matriz refrenda la metodología de trabajo basada en la «no definición», señaló Ciapessoni. Y concluye: «Desde un inicio somos una compañía de producción digital. Hace 15 años eso se veía solo a nivel de la comunicación y software corporativo. Hoy digital es todo».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)