EMPRESAS

La renuncia del CEO de WeWork es leída como un paso hacia la IPO de la empresa

Los inversores han expresado su preocupación de que Adam Neumann, un líder carismático pero impredecible, ejerció demasiado control sobre la empresa a través de acciones especiales con derecho a voto.

Adam Neumann, cofundador de WeWork. Foto: Archivo El País.
Adam Neumann, cofundador de WeWork, debió abandonar el puesto de CEO. Foto: Archivo El País.

El cofundador de WeWork, Adam Neumann, renunció como director ejecutivo del negocio de espacios de oficina compartidos, según dijeron el martes tres personas informadas sobre la decisión y se confirmó luego con un comunicado de la compañía. Se trata de una caída impresionante para el empresario que supervisó el ascenso meteórico de una de las startups más valiosas que han surgido en la última década.

Bajo la presión de los miembros de la junta y los inversores en los últimos días para que dejara la junta, Neumann se convertirá en presidente no ejecutivo de la matriz de WeWork, We Co.

WeWork nombrará a dos ejecutivos actuales, Sebastian Gunningham y Artie Minson, como codirectores ejecutivos interinos, según informó una de las fuentes consultadas. La compañía realizará una búsqueda de un director ejecutivo permanente.

La renuncia es el paso más significativo que la compañía ha tomado para ganarse a Wall Street después de una oferta pública inicial (IPO) fallida.

La compañía retrasó la venta de acciones la semana pasada después de reducir su valor de mercado estimado a tan solo US$ 15.000 millones, desde la valoración de US$ 47.000 millones que había tenido al vender acciones en privado en enero.

Usuarios. La app tiene 35 millones con intereses que van desde carreras de drones hasta aprender holandés.
La app tiene 35 millones de usuarios con intereses que van desde carreras de drones hasta aprender holandés.

Los inversores han expresado su preocupación de que Neumann, un líder carismático pero impredecible, ejerció demasiado control sobre la empresa a través de acciones especiales con derecho a voto. También estaban nerviosos por los acuerdos que We Co. alcanzó con Neumann y las entidades que él controlaba.

La decisión se tomó en una larga sesión de la junta el martes y después de las deliberaciones entre Neumann y sus confidentes más cercanos en los últimos días.

Neumann y WeWork han sido la fuerza impulsora en el negocio de espacios de oficinas flexibles, que está transformando el mercado inmobiliario comercial. Las personas y las empresas están acudiendo en masa a lugares administrados por WeWork y otros, atraídos por contratos de arrendamiento más cortos y espacios bien diseñados.

Pero a medida que la compañía se expandió a una velocidad vertiginosa, perdió miles de millones de dólares y no logró convencer a los inversores de que puede convertirse en un negocio sostenible.

El estilo de gestión de Neumann por momentos era impulsivo: una vez declaró unilateralmente que WeWork prohibiría la carne en la compañía, lo que obligó a los ejecutivos a inventar rápidamente una justificación.

También invirtió en propiedades que alquilaron espacio a WeWork. Aunque Neumann vendió más tarde sus participaciones en las propiedades a un brazo de inversión de WeWork, los acuerdos generaron preocupaciones entre los inversores acerca de que estaba tratando de enriquecerse a expensas de la empresa. The New York Times

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)