Publicidad

Entrevista

Por qué la "sangría" laboral continúa en Silicon Valley a pesar de que las tecnológicas están ganando más dinero

Las ganancias han aumentado y la economía es fuerte. Pero el sector enfrenta dos desafíos: lidiar con una expansión frenética de la fuerza laboral en la pandemia y desarrollar la inteligencia artificial

Compartir esta noticia
Google  Flights es la herramienta de Google que permite encontrar vuelos baratos
Google Flights es la herramienta de Google que permite encontrar vuelos baratos
Foto: AFP/Archivo

Tripp Mickle

Luego de un año de grandes despidos, los recortes de empleo en las empresas más grandes de la industria tecnológica se extendieron hasta el primer mes de 2024.

Google comenzó el año con despidos de varios cientos de empleados y la promesa de más recortes en el futuro. Amazon siguió recortando cientos de puestos de trabajo en su departamento Prime Video. Meta redujo los mandos intermedios. Microsoft eliminó 1.900 puestos de trabajo en su división de videojuegos.

Los despidos continuaron incluso cuando las ventas y las ganancias aumentaron y los precios de las acciones se dispararon. Esa desconexión, dicen expertos de tecnología, refleja a una industria que enfrenta dos grandes desafíos: aceptar la expansión frenética de la fuerza laboral durante la pandemia y, a la vez, tomar medidas agresivas para desarrollar inteligencia artificial (IA).

Ahora, en lugar de contratar a miles de personas cada trimestre, las empresas están gastando miles de millones para desarrollar tecnología de IA que creen que algún día podría valer billones.

Mark Zuckerberg, CEO de Meta, dijo en una llamada con analistas la semana pasada que su empresa tuvo que despedir empleados y controlar costos «para que podamos invertir en estas visiones ambiciosas y a largo plazo en torno a la IA». Añadió que se había dado cuenta de que «funcionamos mejor como una empresa más ágil».

Mark Zuckerberg. Foto: AFP
Mark Zuckerberg, el CEO de Meta, justificó los despidos argumentando que buscan hacer "más ágil" la empresa.

Desde finales de 2019 hasta 2023, las empresas de tecnología lucharon por mantenerse al día con una explosión de la demanda de los consumidores, mientras las personas en casa derrochaban dinero en computadoras nuevas y pasaban mucho más tiempo en línea. Apple, Amazon, Meta, Microsoft y Alphabet, la empresa matriz de Google, sumaron más de 900.000 puestos de trabajo.

Cuando terminó ese auge, se vieron obligadas a adaptarse. Meta, Amazon, Microsoft, Google y Apple eliminaron cerca de 112.000 empleos desde sus respectivos picos en 2021 y 2022. Pero aún eran mucho más grandes y más rentables que antes de que comenzara la pandemia.

Hoy, las cinco empresas emplean a 2.160.000 personas, un 71% más que antes de la pandemia. Combinados, generaron US$ 1.630 millones en ventas en sus años fiscales más recientes, aproximadamente un 81% más de ingresos que cinco años antes.

Wall Street los ha recompensado. Durante el año pasado, Meta, Amazon, Microsoft, Google y Apple ganaron casi US$ 3.500 millones en valor de mercado.

El empleo en la industria tecnológica en general, a pesar de los recortes notables en varias otras empresas, todavía está posicionado para una recuperación. En enero, la tecnología logró su segundo mes de crecimiento del empleo, sumando 18.000 trabajadores, según CompTIA, una organización de investigación y educación tecnológica. Su tasa de desempleo del 3,3% está por debajo del promedio nacional del 3,7%.

«Pasamos por estos ciclos en los que se ve un intenso enfoque en la innovación y luego el péndulo oscila y hay un intenso enfoque en el resultado final», dijo Tim Herbert, director de investigación de CompTIA. «Pero cuando leo que Amazon está recortando personal de Alexa o Google está recortando personal en su teléfono Pixel, me dice que hay un enfoque en los márgenes. Están recortando lo que pueden y redistribuyendo recursos».

Altas y bajas

El impulso hacia la IA generativa ha coincidido con recortes en otros lugares. Los despidos de Google redujeron la cantidad de personas que trabajan en realidad aumentada. Meta, que despidió a casi 20.000 personas en 2023, ha estado recortando a algunos de sus gerentes de programa, quienes supervisan diferentes proyectos y son responsables de mantener a los equipos trabajando a tiempo.

Durante 2020 y 2021, Amazon duplicó su fuerza laboral a 1,6 millones de empleados mientras intentaba mantenerse al día con un aumento de pedidos de e-commerce. La contratación incluyó aumentar el número de puestos laborales corporativos de 200.000 a 380.000. Desde entonces, ha eliminado 30.000 posiciones corporativas y 50.000 otros empleos, y su liderazgo ha dejado en claro que esos puestos laborales no se recuperarán a corto plazo.

Luego de despedir a más de 1.000 empleados en enero, Google advirtió a los empleados que los despidos podrían continuar durante todo el año. La excepción sería incorporar a los mejores ingenieros, dijo Ruth Porat, directora financiera de Alphabet.

A diferencia de sus pares, Apple mostró moderación en la contratación durante la pandemia. Pero el año pasado, cuando las ventas de iPhones, iPads y Macs cayeron, la compañía comenzó a reducir su plantilla. Por primera vez en al menos 15 años, informó que su número de empleados bajó, incluso cuando evitó realizar despidos importantes.

Los 3.000 empleos menos que Apple informó al final de su año fiscal más reciente se eliminaron en gran medida debido al desgaste y al alentar a algunos gerentes a realizar revisiones anuales más estrictas, según tres informantes.

Microsoft va con todo por sector videojuegos
Microsoft es la única de las grandes tecnológicas que no despidió trabajadores el año pasado.
LIONEL BONAVENTURE/AFP

Microsoft es la única tecnológica que no informó una reducción en su plantilla. La empresa empleaba a 221.000 personas al final de su año fiscal 2023, igual a su pico pospandémico.

Los inversores han premiado la estabilidad de Microsoft. El mes pasado destronó a Apple como la empresa más valiosa del mundo. Su valor de mercado supera los US$ 3.000 millones.

Ponen el foco en los Expertos en IA

Rutina. A diario, Cook dedica una hora a leer email de los consumidores de Apple. (Foto: Reuters)
Tim Cook, CEO, speaks during Apple's annual world wide developer conference (WWDC) in San Jose, California, U.S. June 5, 2017. REUTERS/Stephen Lam APPLE-DEVELOPER/
STEPHEN LAM/REUTERS

Las tecnológicas se apresuran a contratar ingenieros para construir sistemas de IA. El año pasado, hubo 180.000 ofertas de trabajo en EE.UU. relacionadas con la IA, según CompTIA.

Esos empleados ayudan a Microsoft, Google, Amazon y Meta a mejorar los chatbots y crear otros sistemas de IA.

Apple está contratando ingenieros de IA, mientras la compañía desarrolla su propia tecnología que se lanzará a finales de 2024.

«Nuestro modus operandi, por así decirlo, siempre ha sido trabajar y luego hablar sobre el trabajo y no hablar delante de nosotros mismos», dijo Tim Cook, CEO de Apple. «Pero tenemos cosas que nos entusiasman mucho».

Las empresas están gastando miles de millones en chips y supercomputadoras necesarios para sus sistemas de IA. Para finales de año, Meta espera haber comprado 350.000 chips especializados del fabricante Nvidia, valuados en US$ 30.000 cada uno.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad