Negocios

Nace un Reducto para catapultar al sector audiovisual 

La empresa Musitelli invirtió US$ 4 millones en un espacio de 10.000 metros cuadrados que buscará captar producciones internacionales

Reducto, Musitelli
Espacio. Los estudios ocupan unos 10.000 metros cuadrados en el barrio don del mismo nombre. (Foto: Gentileza Reducto)

Los ex talleres de Conaprole en la calle Vilardebó se reciclaron en un moderno centro de producción audiovisual. Bautizado Reducto, en honor al barrio en que se emplaza, el proyecto se alista para captar realizaciones internacionales (como las que encaran HBO, Netflix o Amazon) y para generar desde el país contenidos de exportación.

La expectativa detrás de esta apuesta pasa por sumar esfuerzos para posicionar a Uruguay «como productor de contenidos y no solo como prestador de servicios» audiovisuales, una faceta que la industria local conoce bien por la realización de spots para el exterior, explicó Ernesto Musitelli, director de la empresa homónima de alquiler de equipamiento para rodajes y e impulsora de Reducto.

Esta inversión de US$ 4 millones ofrecerá «servicios integrales» que abarcarán toda la cadena de producción audiovisual para la realización de películas, spots publicitarios, series y programas de TV, entre otros contenidos, destacó María Noel Giorello, directora de Reducto.

El proyecto buscará para captar realizaciones internacionales (como las que encaran HBO, Netflix o Amazon) y generar desde el país contenidos de exportación.

El espacio, de 10.000 metros cuadrados, cuenta con dos estudios de grabación, alta conectividad (clave para la transmisión de imágenes 4k, 6k y 8k), amplio estacionamiento para camiones y una ubicación estratégica (por ejemplo, está cerca de canales de televisión y a 10 minutos del Puerto).

Musitelli es la primera firma en trabajar desde Reducto. Se mudó tras las obras realizadas el año pasado, un reciclaje de la estructura original que se extendió durante un año y medio y ocupó a unas 60 personas. Ahora allí también funcionan otras empresas como ColoUR (post-producción) y la española MediaPro (contenidos).

Para adecuarse a las necesidades de los clientes, Reducto tiene oficinas, sala de reuniones y espacios abiertos de trabajo, dándole a su estética un tono similar al de un cowork.

Estudio Reducto
Flexible. También pueden llegar proyecto audiovisuales que una vez culminen su trabajo, se van y entra otro. (Foto: Gentileza Reducto). 

El centro busca atraer a empresas para que se instalen allí así como también a proyectos audiovisuales que «una vez que terminan, se van, y entra otro». Esa modalidad aplica al uso de los estudios, los cuales ya han recibido rodajes desde fines del año pasado, dijo Musitelli.

«Una serie de circunstancias se dieron en el momento justo -sostuvo Musitelli sobre la génesis del proyecto-: una idea histórica que teníamos, un vecino (Conaprole) que se va, y también la confirmación de que algo está cambiando en la industria y de que podía tener sentido desarrollar otra cosa».

Incentivados

La apertura oficial de Reducto coincide con el anuncio del Ministerio de Economía de una serie de incentivos que procuran atraer a producciones (excepto publicidad) extranjeras y locales para exportación. Así, los realizadores extranjeros pueden acceder a la devolución del 25% en efectivo de los gastos de producción.

En Reducto ven fundamental esas medidas. Es que si bien Uruguay tiene técnicos calificados, locaciones atractivas y distancias cortas, entre otras ventajas para los rodajes, «hubo muchos proyectos de los que quedamos aislados por no tener estos beneficios (fiscales). Los incentivos te ponen en el mapa», resaltó Giorello.

Los realizadores extranjeros pueden acceder a la devolución del 25% en efectivo de los gastos de producción.

Musitelli se mostró entusiasmado por este avance que, junto a la creciente demanda de contenido por parte de las plataformas de streaming, puede traer más oportunidades para la industria local. Ya existe interés de estos jugadores; de hecho, ejecutivos de Netflix visitaron Reducto en un par de ocasiones, comentó.

Para apuntalar la apuesta uruguaya, las productoras locales y ahora Reducto están armando una estrategia para promocionar el país en festivales internacionales y así atraer clientes. En otro esfuerzo a largo plazo Reducto brindará apoyo a universidades y a la Escuela de Cine del Uruguay para la formación de técnicos de cara a este nuevo escenario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)