marketing deportivo

Juegos Olímpicos de la Juventud, una estrategia deportiva "inteligente"

El evento deportivo llevó tres años de preparativos, convocó a 4.000 competidores hasta 18 años de 206 países y requirió una inversión cercana a los US$ 650 millones

Laboratorio. Los juegos para la juventud permiten que las federaciones prueben modalidades nuevas. (Foto: Reuters)
Laboratorio. Los juegos para la juventud permiten que las federaciones prueben modalidades nuevas. (Foto: Reuters)

En ámbitos empresarios, cada vez es más asiduo el término Smart City, donde los nerds se esfuerzan en aplicarle densidad a la transformación digital; o, en sencillo, qué hay digitalizado de lo digitalizable. La inteligencia artificial que ya se utiliza en las oficinas, se traslada a las calles, avenidas, alumbrados, semáforos y, sobretodo, a la prevención para el delito.

Un ejemplo es el del famoso «mapa de calor» que se usa en el fútbol para saber por dónde pasó más tiempo la pelota, ahora también esa tecnología la usa la policía para intuir por qué «andarivel de la cancha» correrán los que usan la camiseta de ladrones.

Hace apenas una semana terminaron los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, un proyecto que llevó tres años de preparativos, 4.000 competidores hasta 18 años de 206 países y que requirió una inversión cercana a los US$ 650 millones, haciendo un amigable ponderado, teniendo en cuenta que cuando Argentina ganó la sede el verde salía cerca de 15 pesos argentinos y ahora anda por los 37, luego de tocar los 42.

La organización pareció suiza, desde la espectacularidad de Fuerza Bruta haciendo malabares en el Obelisco hasta la optimización de los espacios urbanos (Villa Olímpica en el Sur, agua en Puerto Madero y verde en Palermo) pasando por un detalle no menor: la construcción de las habitaciones para los atletas se vendieron con planes de cómodas cuotas para que no termine siendo una «villa fantasma», algo que ya se vio en varias sedes olímpicas en el pasado.

Tan impactante fue el despliegue en los medios de las pruebas que la concurrencia superó las expectativas más optimistas del gobierno de la ciudad que conduce Horacio Rodríguez Larreta (con la salvedad que las entradas eran gratuitas, pero había que sacarlas previamente). Para muestra, basta un ejemplo.

El estadio con más capacidad para espectadores fue el de futsal, con 7.000 localidades. Cada jornada, el equivalente a «dos estadios» esperaba afuera que los dejaran entrar, obvio que sin suerte. El éxito envalentonó a Ushuaia a postularse para los Juegos de la Juventud de Invierno.

Un dato adicional es que el Centro de Alto Rendimiento (CENARD), ubicado a tres cuadras del Monumental de River, empezó su proceso de mudanza al Sur de la ciudad, específicamente al Parque Olímpico de Villa Soldati.

El CENARD pertenece al gobierno nacional, y el Parque Olímpico a la Ciudad. Como contraprestación por lo que invitó en la infraestructura del «nuevo CENARD», el presidente de la Nación, Mauricio Macri, le cederá a Rodríguez Larreta la administración de las 11 hectáreas en Núñez.

El nuevo CENARD tendrá 32 hectáreas equipadas con infraestructura con certificación internacional, piscinas, pista de atletismo, canchas de hockey sobre césped y tenis, además de patinódromo. La Ciudad sumará un hotel para los deportistas, cancha de squash, frontón de paleta y un centro de ciencias aplicadas al deporte. La Ciudad quiere que el 65% de las 11 hectáreas del CENARD sea para espacio verde, y en el 35% restante realicen desarrollos inmobiliarios.

Mientras, en noviembre licitará terrenos del Tiro Federal, frente a River y lindantes a los del CENARD en Núñez. El número del trueque tienta: el metro cuadrado en Núñez vale US$ 3.600 y en Villa Soldati, US$ 665.Pero es importante entender algo bien estratégico que mueve al Comité Olímpico Internacional a impulsar estas competencias juveniles.

Los Juegos para la Juventud permiten que las federaciones prueben modalidades nuevas, como en un Sub 20 Juvenil en los años ’90, donde permitían sacar los laterales con el pie. En Buenos Aires, con competiciones como free style, básquet 3x3 o el Beach Handball buscan pelearle a los X Games el público adolescente y joven adulto que están perdiendo. Deportes urbanos, ciudades adaptadas e inversión inteligente son el otro lado de las medallas.

*Periodista especializado en empresas y marketing deportivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)