NEGOCIOS

Empresa mexicana compró a uruguayos la plataforma digital de moda Tizkka

Los creadores seguirán vinculados al emprendimiento.

Empresa. Gabriel Roizner y Nathan Schorr la fundaron en 2014 en Brasil.
Empresa. Gabriel Roizner y Nathan Schorr la fundaron en 2014 en Brasil.

Para algunos puede ser el final del camino de una startup; para otros, el comienzo de un nuevo viaje. Esta última visión es la que comparten Gabriel Roizner y Nathan Schorr, los uruguayos fundadores de Tizkka, la plataforma digital de moda basada en contenidos de sus usuarios, que tras cuatro años de vida fue vendida. Su compradora es la mexicana Cultura Colectiva, una plataforma que apoya al talento emergente cultural y de moda de ese país, que cuenta con 70 millones de visitas únicas por mes, más de 1.000 millones de reproducciones de videos mensuales y 30 millones de seguidores en redes sociales.

El proceso de venta comenzó a fines del año pasado y fue como «un regalo de Navidad», dijeron los socios. El 18 de diciembre les escribió el CEO de Cultura Colectiva para solicitarles una reunión. El 20 se concretó, para hablar sobre cómo Tizkka podía potenciar a su empresa. El 22 fue una segunda reunión para profundizar la posibilidad de una venta. La propuesta final llegó el 6 de febrero y luego de analizarla entre los socios e inversionistas de Tizkka, finalmente el 15 de marzo se firmó.

Tizkka seguirá existiendo, pero dentro de Cultura Colectiva. Por el foco de la plataforma de los uruguayos, tomará la responsabilidad de la vertical de moda de Cultura Colectiva y la elevará en cuanto contenido, explicaron los socios. «Somos dos empresas de medios. Iremos a fortalecer y potenciar su área de moda y en un futuro todo lo que sea relacionado a la app. Ellos tienen artículos sobre esta temática y nosotros aportaremos videos, contenidos generados por los usuarios... La idea es diversificar contenidos», detalló Roizner.

Cultura Colectiva cuenta con 70 millones de visitas únicas por mes

Para esto, el equipo de Tizkka, unas ocho personas, se integra a la nueva empresa. De hecho, Roizner y Schorr asumen como directores del área de moda. Y, como el plan es incrementar esta sección, está previsto que antes de fin de año se sumen cuatro personas más.

Alianza conveniente.

Si bien el monto de la venta no fue revelado por secreto de contrato, ambos socios coincidieron en que se trató de una cifra que dejó a contentos a socios e inversores.

Sin embargo, lo económico no fue el único motor que llevó a la decisión. La afinidad y una misma visión a futuro de ambas empresas fue determinante a la hora de poner la firma final, aseguraron los socios. «La venta se dio muy natural, porque desde siempre estuvimos en contacto con la empresa que nos adquirió, trabajábamos con ellos hace un tiempo con intercambio de contenidos», explicó Roizner.

«Estábamos buscando ir a más y vimos que si nos uníamos a Cultura Colectiva podríamos sumar para seguir explotando. Cuando tenés buena onda y visión de seguir por el mismo camino todo es más fácil», agregó el emprendedor.

De hecho, ambos socios revelaron que tenían dos ofertas para comprar Tizkka, pero finalmente optaron por Cultura Colectiva porque «compartimos la visión a largo plazo».

Por su parte, Schorr destacó que la cercanía se da por la naturaleza de ambas empresas. «Lo vimos crecer exponencialmente desde que los conocimos en un local de una galería hasta los tres pisos de oficina que tienen hoy. Por eso, estamos orgullosos, fue un exit entre dos startup de América Latina». Al momento de la venta, Tizkka tenía registradas 1,4 millones de descargas en más de 100 países y en total, levantó cerca de US$ 1,26 millones en inversión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados