Negocio

La empresa argentina Carestino invierte cerca de US$ 1 millón para abrir en Uruguay

La empresa de artículos para niños inició su expansión en América del Sur; el año que viene sumará Colombia y Perú

Carestino
Carestino. Abrió en Uruguay con una tienda de 30 metros cuadrados, para 2020 planea un nuevo local de 200 metros cuadrados. (Foto: Gentileza Carestino)

Con una inversión de US$ 1 millón, la empresa argentina Carestino, especializada en artículos para niños, bebés y madres, desembarcó en Uruguay este mes. Es el inicio de un plan de expansión más ambicioso que continuará con aperturas en Colombia y Perú en 2020, reveló el gerente comercial de la compañía, Alejandro López. «Uruguay es el primer paso de la expansión global que es un poco más grande. Elegimos este país como primer destino porque es una forma importante de probar la aceptación de la marca fuera de Argentina, porque tiene similitudes en aspectos culturales y además por cercanía», indicó.

La empresa dio el primer paso en Carrasco, en un local de 30 metros cuadrados (m2) sobre la avenida Alfredo Arocena porque buscan estar «alejados de los centros comerciales y ubicarnos en un barrio interesante». De hecho, en Argentina la empresa no tiene locales en los shoppings y ese será el camino que seguirá en Uruguay.

Esta primera tienda ofrece una parte del mix de propuestas que poseen en cuatros líneas de productos: practicunas, sillas de comer, butacas y su principal negocio que son los cochecitos.

«En esta primera oportunidad ofrecemos lo más atractivo del negocio, un mix de productos que representa un 35% de la oferta en esas líneas. Para fines de este año vamos ampliar las opciones y esperamos llegar a casi el 95% del portafolio en esos sectores. También incorporaremos el área de diversión y lactancia liviana con nuestro extractor de leche materna», adelantó el ejecutivo.

Al igual que en Argentina, la estrategia de negocio en Uruguay incluye potenciar el comercio electrónico, uno de sus principales canales de venta.

Alejandro López, Carestino
Diseño propio, sello distintivo de la empresa
«Tenemos un producto enfocado en el diseño a un precio accesible, por eso apuntamos a un público de clase media por el costo, pero llegamos a medio alto por el diseño», remarcó López. De hecho, si bien los productos se hacen y se importan de China, el diseño de cada uno de ellos los hace la propia empresa a través de su equipo en Argentina, cumpliendo con todas las normas y certificados internacionales.

Actualmente con la apertura de su primer local la marca emplea unas 10 personas, cifra que espera duplicar a fines del año próximo cuando sume la segunda casa en Uruguay.

Si bien pasaron pocos días desde la apertura de la tienda en Carrasco, López se mostró satisfecho con la actividad comercial a la que calificó como «satisfactoria».

Además, de las aperturas en otros países, el año 2020 llegará con novedades de la empresa en Uruguay. Para fines del año próximo está en la bitácora abrir la segunda tienda en Uruguay, un proyecto más ambicioso. Tendrá 200 m2 y se ubicará en una zona más céntrica de la ciudad, adelantó el ejecutivo.

También el momento será propicio para inaugurar su propio centro logístico ya que hasta el momento lo manejan en forma tercerizada.

Asimismo, probará otra de sus estrategias comerciales que aplica en Argentina con éxito: la venta de sus productos en locales multimarca en otros departamentos del país.

Aunque López reconoció que la situación que atraviesa Argentina en el presente «está bastante complicada» e impactó «en algo las ventas» -que aún son positivas en unidades físicas-, no afectará los planes de expansión de la empresa a futuro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error