NEGOCIOS

Construcción en carga aérea vive un auge gracias a Amazon

Varios aeropuertos encaran obras para afrontar la creciente demanda del comercio electrónico 

Amazon Air. La aerolínea de carga del gigante de e-commerce acaba de ampliar su flota con 11 nuevas aeronaves.
Amazon Air. La aerolínea de carga del gigante de e-commerce acaba de ampliar su flota con 11 nuevas aeronaves. (AFP / Getty Images)

Desde que comenzó la pandemia hace casi un año, 15.000 personas menos llegan y salen diariamente del Aeropuerto Internacional de Cincinnati / Northern Kentucky, conocido como CVG. Sin embargo, la caída del 60% en el tráfico de pasajeros no es tan evidente en las cuatro pistas del aeropuerto, que manejan una cantidad récord de carga aérea, casi 4.000 toneladas por día.

Clasificado por la Administración Federal de Aviación como el sexto aeropuerto de carga más grande de EE.UU., la posición de CVG está a punto de subir más.

Amazon Air, la aerolínea de carga de cinco años del gigante de e-commerce, está completando un centro de clasificación de 74.000 metros cuadrados (m2), una estructura de estacionamiento de siete niveles y capacidad para acomodar 20 aviones. La nueva instalación, en construcción en un sitio de 260 hectáreas a lo largo del límite sur del aeropuerto, está programada para abrir en el otoño boreal. Representa cerca de un tercio del centro de carga aérea de US$ 1.500 millones y 278.000 m2 que Amazon está comprometido a construir en CVG.

«Este centro nos permitirá llevar paquetes a los clientes más rápido», dijo Jeff Bezos, CEO de Amazon, durante la ceremonia de inauguración en CVG en mayo de 2019.

La instalación será el centro de la red nacional de transporte aéreo de Amazon Air, que ahora tiene más de 70 aviones y cientos de vuelos diarios a otras 35 ciudades en EE.UU. Este mes, Amazon anunció la compra de 11 aviones Boeing 767-300 como parte de un esfuerzo por expandir su flota.

El nuevo edificio es una medida indicativa de la influencia de Amazon como el minorista online más grande y su dedicación a la entrega rápida. Ambos han ayudado a generar una ola de construcción de carga aérea en los aeropuertos de EE.UU.

1.500

Son los millones de dólares que volcará Amazon en su centro de carga

FedEx, la compañía aérea de carga más grande del mundo, manejó un promedio de 6,2 millones de paquetes aéreos por día el año pasado, un aumento del 48% con respecto a 2016. La compañía acaba de abrir un proyecto de US$ 290 millones y 20 hectáreas en el Aeropuerto Internacional de Ontario (California). Cuenta con capacidad para manejar 12.000 paquetes por hora.

UPS y Amazon también operan desde edificios más antiguos en el aeropuerto, que está manejando un 30% más de carga que en 2019. «Hoy estamos viendo niveles de carga que se esperaban en 2028», dijo Mark A. Thorpe, CEO del aeropuerto.

La terminal Ted Stevens Anchorage, el segundo aeropuerto de carga aérea más grande de EE.UU., después del de Memphis, prevé una inversión de US$ 500 millones en nuevas instalaciones.

La demanda de más espacio por parte de las empresas logísticas está aumentando.

«El tráfico de carga es ahora responsable de toda la nueva demanda en los aeropuertos», dijo Rex J. Edwards, vicepresidente de la firma consultora Campbell-Hill Aviation Group. «Los transportistas necesitan espacio para aparcar aviones e instalaciones que cumplan con los requisitos de entrega al día siguiente».

Antes de la pandemia, las ventas online crecían más del 10% anual, lo que elevó la carga aérea total a 12 millones de toneladas el año pasado, según la Oficina de Estadísticas de Transporte. Los analistas proyectan que el volumen alcanzará los 45 millones de toneladas al año a mediados de siglo. Pero los ejecutivos de los grandes transportistas aéreos, los aeropuertos y los fabricantes de aviones dicen que la pandemia alteró el comercio online de manera tan sustancial que la industria alcanzará esa marca una década antes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados