negocios

Caro Criado estrena el 2019 con un local propio en un shopping chileno

La empresa de indumentaria también sumó un local en José Ignacio para esta temporada 

Emprendedora. Empezó en el apartamento de su familia y hoy ya tiene siete locales bajo su marca. Foto: Gentileza Caro Criado.
Emprendedora.Hoy ya tiene siete locales bajo su marca. Foto: Gentileza Caro Criado.

Con una inversión de US$ 200.000, la franquicia de Caro Criado en Chile llegará al Shopping Casa Costanera. Atrás quedará su local de la calle Luis Pasteur, donde la grifa uruguaya desembarcó hace cuatro años decidida a conquistar el público chileno.

«Decidimos mudarnos al shopping para dar un paso más», contó Carolina Criado, diseñadora que lidera una empresa que además de la franquicia en Chile posee dos locales en Montevideo, uno en Punta de Este, uno en Barra de Maldonado y otro en José Ignacio (que abrió esta semana).

«Casa Costanera es un muy buen punto de venta, está en sintonía con el perfil de la marca, es un shopping que está creciendo mucho, bien ubicado y con buenas marcas», remarcó.

El proceso de expansión de Caro Criado comenzó en 2014. «Después de un desfile de MoWeek, Carmen Peñafiel se interesó por nuestra propuesta y nos contactó interesada en tener una franquicia. Nos pidió una reunión y viajamos con muchas muestras de nuestra colección. Así empezó nuestro proceso de expansión, con el interés de alguien que había visto qué hacíamos», recordó la empresaria.

«Ahora la idea es seguir creciendo y consolidando la marca en Uruguay. Hacemos foco en Chile, pero analizamos otros mercados, como el de Paraguay, donde tenemos potenciales clientes», adelantó.

La internacionalización fue acompañada por una inversión ángel que derivó en «un cambio gigante» en la empresa que se inició con fondos propios: «Empecé con US$ 2.000 que tenía y US$ 2.000 de mi marido, un gran motor para que yo saliera de mi zona de confort, me animara a más y no me quedara solo con dos locales».

Sello propio

«Ofrecemos tendencia, pero nuestras colecciones se adaptan a cada mercado, a los gustos y necesidades de nuestras clientas y a lo que es vendible», puntualizó quien como el primer día disfruta de recibir en sus locales, aconsejar y, sobre todo, escuchar qué piden los clientes para descubrir qué es lo que más se venderá.

La presencia en Chile le enseñó que cada cultura tiene sus códigos y comportamientos. «El público chileno es distinto al local, es más exigente en varios aspectos y su forma de consumir moda es distinta. Las tendencias que se consumen no son las mismas que acá», reveló Criado, quien produce sus colecciones en Uruguay, Italia, India, España y Brasil.

«Intentamos volver a nuestras raíces y fabricar acá todo lo que podemos», señaló la diseñadora. Sus prendas se caracterizan por incluir detalles únicos en colecciones donde priman los colores y los bordados. La cantidad de piezas disponibles por modelos también es limitada. «No diseño solo para mí o para cuatro personas que se animen a prendas distintas, la empresa creció y emplea a muchas personas, hay que ser responsable», puntualizó quien hoy ofrece indumentaria, calzado y accesorios en sus locales y en su página de e-commerce.

ORÍGENES

"Me fui sin miedo porque tenía clientela"

Carolina Criado (32) empezó a forjar su marca con 20 años. El living del apartamento familiar en Pocitos se transformó en una suerte de showroom hasta que la situación fue insostenible y tomó una oportunidad para alquilar una casa en Carrasco, aunque eso implicó dejar su barrio. «Me fui sin miedo porque ya tenía una clientela fuerte», recordó, y aseguró que lo que más disfruta es estar en contacto con sus clientes. «Es clave entender sus gustos y necesidades», remató.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados