INFORME

La billetera electrónica se multiplica en los celulares como medio de pago en Uruguay

De la mano del impulso del dinero electrónico en Uruguay, este producto fintech atrae a más usuarios y empresas; TuApp, Mercado Pago, Paganza, Oca Blue y Créditos de la Casa dan su visión

Billeteras electrónicas
Billeteras electrónicas. El uso crece y ya son varias las opciones que existen en el mercado.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Es fácil de usar, no genera costos extra y tiene el mismo efecto que el pago mediante el uso de dinero en efectivo o tarjetas. Se trata de las billeteras electrónicas, una herramienta tecnológica financiera que utiliza el dinero electrónico para sustituir a los tradicionales medios de pago y realizar varias transacciones, ya sea mediante un celular o una computadora.

En Uruguay, el impulso para el uso de sistemas de pagos electrónicos se remonta a 2014. La Ley N° 19.210 de abril de ese año, promueve que se los utilice, y precisamente, entre las tarjetas de débito y de crédito, se sumó a los «instrumentos de dinero electrónico».

La Ley define al dinero electrónico como una «forma de representar el dinero en efectivo, por ejemplo, mediante tarjetas prepagas, billeteras electrónicas o instrumentos similares. Es aceptado como medio de pago, convertible en dinero en efectivo, no genera intereses y su valor se almacena en medios electrónicos (el chip de una tarjeta, en un teléfono celular o en una computadora)».

La Ley N° 19.210 indica que el dinero electrónico es aceptado como medio de pago, convertible en dinero en efectivo, no genera intereses y su valor se almacena en medios electrónicos.

En el país existen 13 instituciones registradas en el Banco Central que pueden emitir dinero electrónico y algunas de ellas avanzaron en su billetera digital. Esta evolución responde en parte al fuerte incremento de los pagos móviles. Según datos del BCU, en 2014 se registraron 666.000 operaciones por montos de $ 829 millones y US$ 5 millones. En 2019, treparon a 4,6 millones de transacciones por casi $ 13.000 millones y US$ 47 millones.

Y este fenómeno crece en toda la región. Amílcar Perea, CEO de Inswitch, empresa proveedora de servicios fintech que implementó por primera vez una billetera electrónica en América Latina (2009), indicó que los pagos electrónicos se «dispararon en 2020». «Hoy nuestras billeteras sirven a más de 10 millones de personas. Hace dos años registramos que se habían movido unos US$ 9.000 millones anuales, pero seguro con la pandemia se superó ampliamente», aseguró.

Billeteras electrónicas
Uso. Las billeteras se utilizan tanto para una recarga de celular como pagos de servicios y compras. 

Oferta local

Una de las pioneras en Uruguay fue Bit$, proyecto en conjunto entre el Banco República (BROU) y Antel lanzado en septiembre de 2011. Fue un sistema de pago de servicios a través del celular que contaba con varios medios de pago asociados que en agosto de 2018 mutó en Tuapp, una billetera electrónica que se desarrolla sobre cuatro ejes: plataforma, medios de pago, procesadores/adquirentes y afiliadores, resumió Mariela Espino, gerenta general del BROU.

La app supera el millón de descargas y 650.000 usuarios transaccionan activamente, informó. «Algunos para compras o pagos, otros para canje de cupones u ambas operativas. En diciembre de 2020 en total se hicieron 653.611 transacciones que engloban los medios de pago BROU, factura de Antel, Tarjeta D, ANDA, La Banca (apuestas), canjes de Canastas Mides y Cupones Montevideo (IM). Además, 2.200 comercios operan para pagos o canje en la aplicación en más de 3.500 puntos de venta y/o canje de cupones/canastas», indicó.

Según datos del BCU, en 2019 se registraron 4,6 millones de pagos móviles por casi $ 13.000 millones y US$ 47 millones.

Espino aclaró que si bien la pandemia en un principio generó una fuerte caída transaccional en «alguno de los servicios estrella de Tuapp» (estacionamiento, Tickantel o Telepeaje), reconvirtieron la app y en abril se implementó como vehículo para la ayuda social de Canastas Mides y sumó servicios. Diciembre de 2020 cerró con un crecimiento de más del 600% en transacciones respecto a marzo del mismo año.

«Durante la pandemia se notó un incremento en el uso de servicios digitales. En el caso de Tuapp, se vio un aumento en las recargas en general, pago de servicios, pago de taxis y envíos. Hoy las recargas y los pagos de servicios siguen siendo las funcionalidades más utilizadas y donde más gastan los usuarios, pero cada vez más emergen servicios como envíos, colectas y pagos presenciales», detalló Espino.

La asociación del medio de pago es con una cuenta del BROU y aún no tiene habilitada la inyección de dinero desde otro medio de pago.

Esa funcionalidad sí la ofrece Paganza, la billetera digital creada en 2012 que reúne más de 1.000 servicios asociados y que este año sumó la posibilidad de pago con QR y envío de dinero a cualquier contacto del celular aunque no esté registrado en la app, mediante un mensaje por WhatsApp. Según datos de Paganza, hoy tienen más de 50.000 billeteras electrónicas habilitadas. Al analizar las transacciones, en 2020 se registraron 200.000 por montos de $ 700 millones.

Billeteras electrónicas
Cambio. El uso de estas herramientas de pago pueden sustituir a otros medios.

Mercado Libre por su parte, lanzó su billetera Mercado Pago en Uruguay hace un año y medio para complementar el ecosistema de servicios para compradores y vendedores. El objetivo, según Patricia Blanco, directora de Mercado Pago para Uruguay, es «brindar un lugar donde concentrar medios de pago y así evitar el uso de billetes físicos o tarjetas, y como solución para tener registro de pagos y organizar sus finanzas».

Una de las formas de pago es por código QR que admite pago en tres verticales: combustible y transporte (taxi y estaciones de servicio), supermercados de conveniencia (Micro Macro, Kinko, Devoto Express) y gastronomía (sobre todo comida rápida de take away o pagar y sentarse en la mesa). Además, este año sumó casi 3.000 comercios independientes ya que usarlo «no requiere un pago de costo fijo». Al código QR, este año le añadieron el pago a través de un link que se envía por WhatsApp y al que se sumaron unos 8.000 comercios. El otro flujo de pagos es el no presencial como recarga de celulares.

En cuanto usuarios, Blanco aclaró que al inicio se sumaron «de a poco» pero este año el crecimiento fue exponencial. «Unos 150.000 uruguayos ya probaron la billetera», indicó.

Para Blanco, si bien en Uruguay los pagos online se aceleraron y aumentó el número de usuarios de Mercado Pago, este año, la pandemia no favoreció el crecimiento en el uso de la billetera porque tiene «una fuerte componente de pagos QR y al cerrar negocios que lo aplican bajó el uso».

Según datos de Paganza, hoy tiene más de 50.000 billeteras electrónicas habilitadas.

En cuanto a la forma de «fondear» la billetera, a diferencia de otros países donde admite inyección de dinero, en Uruguay su uso es asociada a una tarjeta de crédito, débito o prepaga, o dinero que llega por un pago a través de Mercado Pago. «Si utiliza su crédito en Mercado Pago para pagar a otra cuenta de la plataforma el costo es cero», destacó Blanco.

También en 2019 desembarcó BIGO, la billetera de Visa que permite pagos con tecnología sin contacto, asociando a un celular tarjetas de crédito, débito y prepagas de la firma.

Renuevan el escenario

El camino hacia una billetera electrónica, claro está, no es fácil y muchas veces implica cumplir pasos previos relacionados a los pagos electrónicos.

Es el caso de OCA, que desde hace varios años permite realizar pagos electrónicos. «Estamos en un proceso de adecuación y modernización que tiene como primer paso el lanzamiento de OCA Blue para poder manejar una cuenta de dinero electrónico y una tarjeta de débito, sumado a la tarjeta de crédito. Ahora que tenemos esto, vamos a comenzar a centralizar todo en una experiencia de billetera», apuntó Gustavo Degeronimi, gerente de transformación digital y marketing de OCA.

Cerca de un 60% de los clientes de OCA realizan pagos vía canales digitales como recarga de celulares, pago de taxis y estacionamiento tarifado.

Hoy, cerca de un 60% de sus clientes realizan pagos vía canales digitales como recarga de celulares, pago de taxis y estacionamiento tarifado. A ello se sumó el abono de facturas a través de la nueva cuenta OCA Blue. Según Degeronimi, la pandemia hizo que creciera 60% el número de usuarios registrados y aumentara el pago online del estado de cuenta.

El último jugador en incorporarse al mercado es Crédito de la Casa, que adquirió Paganza el año pasado. Precisamente, la empresa utilizará la tecnología de la startup para lanzar su billetera electrónica, adelantó el gerente Juan Piazze. «Estamos en una etapa piloto. Las billeteras son una opción de acercarle a los clientes no bancarizados una cuenta prepaga sin costos asociados. Podrán cobrar ahí sus créditos para luego pagar servicios. Comenzó a mediados de diciembre y ya tenemos unas 7.000 billeteras activas, el potencial es muy grande. El próximo paso es que el usuario pueda comprar con ella en los 15.000 comercios asociados a Crédito de la Casa en todo Uruguay», cerró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados